vida moderna

¿Qué vitamina sirve para protegerse contra la obesidad?

El atún y el pollo aportan nutrientes en el proceso para bajar de peso.


Bajar de peso es un proceso que los expertos aconsejan realizar con una dieta saludable, con menos calorías de lo que antes se consumía y haciendo ejercicio de forma regular, además, hay nutrientes que son importantes para quemar esos kilos de más.

Las vitaminas son un grupo de sustancias imprescindibles para el funcionamiento celular y aportan beneficios para el organismo, por ejemplo, la vitaminas B3 interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, macronutrientes que son importantes cuando se quiere llevar una dieta equilibrada.

Según un estudio coordinado por el Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (CERCA) y del Ciber de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem), se encontró que “la nicotinamida, una forma de vitamina B3 o niacina, actúa como quemagrasas y protege de la obesidad”, así lo citan en el portal Mundo deportivo.

El Instituto Nacional del Cáncer señala que la la niacina se encuentra en muchos productos vegetales y animales, y en complementos alimentarios. Además, este nutriente es soluble en agua y se debe tomar todos los días, también sirve para tratar la diabetes y algunas afecciones de la piel, y un estudio evalúa si se puede usar como tratamiento de algunos tipos de cáncer.

En Mundo deportivo explican que “la nicotinamida actúa como precursor natural de la molécula adenina nicotinamida dinucleótido (NAD+)”, la cual es muy importante para el metabolismo energético de las células, por esta razón, unos niveles bajos de ella generan la acumulación de grasa.

La investigación publicada en la revista Molecular Nutrition and Food Research, señala que el efecto se ha comprobado en ratones, pero destacan que la niacina se puede utilizar como suplemento alimenticio para prevenir la obesidad.

La nicotinamida aumenta la grasa parda, y esta sirve para consumir glucosa y triglicéridos, por esta razón se considera que es un buen quemagrasa.

Esta vitamina que ayuda a quemar grasa gana importancia pues la obesidad es una de las afectaciones más complejas del siglo XXI, ya que a partir de ella se puede aumenta el riesgo de sufrir otras enfermedades que generan una gran carga para los servicios de salud pública.

Según Josep Julve, el investigador del Ciberdem que ha coordinado el estudio, la vitamina B3 podría representar una “estrategia terapéutica efectiva” contra la obesidad, en palabras que recoge el portal Saber vivir.

La investigación del Ciberdem parte desde la idea que la obesidad es una enfermedad de tejido adiposo y la nicotinamida actúa en este tejido como quemagrasas “induciendo la formación de tejido adiposo marrón”, destacan en el mencionado portal.

Cabe aclarar que la grasa parda o marrón es conocida como la grasa buena porque acelera el gasto energético.

Otra explicación de los expertos es que la obesidad es una condición inflamatoria crónica, por eso la efectividad de la nicotinamida, pues esta aumenta dos sustancias con acción antiinflamatoria, como son la adiponectina y la interleucina 10.

Estas dos sustancias pueden generar el efecto de la desinflamación que se observó en el tejido adiposo de ratones tratados, así lo explican en Saber vivir, “por tanto, la nicotinamida podría tener una acción antiinflamatoria, pero aún hay más”.

Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), aconsejan el consumo de alimentos como los cacahuetes, atún, pollo, bacalo, salmón y cordero por su alto contenido de vitamina B3 o niacina.

Según Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la ingesta de niacinamida parece mejorar la flexibilidad de las articulaciones y que ayuda a reducir el dolor y la hinchazón en pacientes que sufren de osteoartritis.