Tendencias
El jengibre tiene propiedades medicinales, entre ellas perder peso y bajar los niveles de azúcar en la sangre. Foto: GettyImages.
El jengibre es una especia que puede usarse de diferentes formas. - Foto: Foto GettyImages.

vida moderna

Remedio natural con jengibre para limpiar los pulmones: así se prepara

Las enfermedades respiratorias constituyen cinco de las 30 causas más comunes de muerte.

Los pulmones son el órgano más vulnerable a la infección y a las lesiones del ambiente externo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, explicó que las infecciones y lesiones se dan por la exposición constante a partículas, productos químicos y organismos infecciosos en el aire.

Adicional, la entidad señaló que las enfermedades respiratorias constituyen cinco de las 30 causas más comunes de muerte. Por tal razón, es importante proteger los pulmones con una buena nutrición y también hacerles una limpieza para eliminar las toxinas.

El portal E-consejos reveló que el jengibre es una alimento que sirve para limpiar los pulmones por sus propiedades antisépticas, antivirales y antibacterianas.

En consecuencia, para obtener los beneficios, se debe hervir un litro de agua y agregar dos cebollas picadas y 3 cm de raíz de jengibre; pasados unos minutos, cuando vuelva a hervir el agua, se le agregan dos cucharadas de cúrcuma y 50 gr de miel. Después, se deja reposar, se cuela y se consumen dos cucharaditas al día, una en ayunas y otra antes de ir a la cama.

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, otras formas de cuidar los pulmones incluyen:

No fumar: Fumar es la principal causa de muerte por cáncer de pulmón. Además, fumar causa enfermedades pulmonares, como enfisema y bronquitis crónica. Fumar también empeora el asma. Además, los fumadores son más propensos a las infecciones respiratorias, como los resfriados, la gripe y la bronquitis.

Hacer ejercicio: La recomendación es hacer al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación de actividad moderada e intensa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues esto aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo entero.

Llevar una dieta sana: Entre los alimentos que recomiendan los expertos para proteger los pulmones están los ácidos grasos omega 3, ya que son componentes importantes de las membranas que rodean cada célula en el organismo.

Estos ácidos se encuentran en pescado y otros mariscos (especialmente pescados grasos de agua fría, como salmón, caballa, atún, arenques, y sardinas); nueces y semillas (como semillas de linaza, de chía y nueces negras); aceites de plantas (como aceite de la linaza, aceite de soja —soya— y aceite de canola); alimentos fortificados (como ciertas marcas de huevos, yogur, jugos, leche, bebidas de soja —soya— y fórmula infantil), de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (NIH, por su sigla en inglés).

Realizar terapias de respiración: La primera recomendación es practicar la terapia de vapor, que consiste en inhalar vapor de agua, que ayuda a abrir las vías respiratorias y a que los pulmones drenen la mucosidad.

Un segundo truco que se puede practicar para limpiar los pulmones es toser controladamente y para hacerlo, lo primero que se debe hacer es sentarse en una silla con los hombros relajados, manteniendo los pies completamente apoyados sobre el piso. Luego, se deben cruzar los brazos sobre el estómago, inhalar lentamente por la nariz y exhalar mientras se inclina el cuerpo hacia adelante, presionando los brazos contra el estómago.

En ese punto, se debe toser dos o tres veces al exhalar, manteniendo la boca ligeramente abierta y luego inhalar de manera lenta por la nariz.