Parásitos
Los parásitos en el organismo pueden generar malestar e irritabilidad. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Remedios naturales para eliminar parásitos y lombrices: así se preparan

Para mantener un cuerpo saludable, los médicos recomiendan tomar un purgante cada seis meses.

Actualmente, expertos en medicina naturista recomienda remedios caseros preparados con plantas medicinales para combatir a los parásitos y lombrices intestinales.

Para mantener un cuerpo saludable, los médicos recomiendan tomar un purgante cada seis meses, es decir dos veces al año, esto con el fin de mantener el intestino limpio; para ello no es solo efectivo la receta clínica, puesto que existen hierbas y tés que naturalmente sirven como desparasitante.

Para el caso de las mujeres embarazadas, mujeres lactantes o niños, lo ideal es seguir las recomendaciones de su médico de cabecera, pues podría tener efectos adversos. Los niños tienen mayor riesgo de infectarse, pues además del consumo de aguda contaminada, por ejemplo, pueden obtenerlos solo con tocar una superficie infectada y llevarse los dedos a la boca.

De acuerdo con los expertos, la mayoría de las infecciones parasitarias desaparecen solas o son fáciles de tratar. Sin embargo, en las personas con sistemas inmunitarios débiles, una infección parasitaria puede causar complicaciones graves. El sistema inmune puede estar debilitado por enfermedades como VIH o el sida, por un cáncer o por otras afecciones. Al igual que los bebés, los ancianos son más propensos a infectarse.

Remedios naturales

Té de cúrcuma

Un buen remedio casero para tratar los parásitos intestinales es el té de cúrcuma (cúrcuma longa), la raíz de esta posee principios activos que funcionan como inhibidores para el crecimiento de algunos patógenos como helmintos y protozoarios. Además, también contiene antioxidantes y posee propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes

  • 150 mL de agua;
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.

Preparación

Solo se necesita hervir el agua y añadir una cucharadita de cúrcuma, dejar reposar durante 10 o 15 minutos. Por último, beber hasta 3 tazas al día entre las comidas.

Leche con menta piperita

Expertos han manifestado que tomar en ayunas leche con hojas de menta piperita, funciona para eliminar los parásitos intestinales, debido a las propiedades medicinales que posee la planta y las acciones antihelmíntica.

Ingredientes

  • 4 tallos y 10 hojas verdes de menta piperita;
  • 100 ml de leche descremada;
  • 1 cucharada de miel.

Preparación

Poner la leche y la menta piperita en una olla a hervir. Después dejar que la mezcla se enfría para luego añadir la miel.

Lo ideal es que la leche se tome tibia 1 hora antes del desayuno y volver a repetirlo 7 días después, totalizando 2 dosis.

Aceite de oliva con ajo

El ajo por sus propiedades medicinales tiene muchos usos, en este caso es ideal para la eliminación de lombrices, incluso puede ser consumido crudo, sin embargo, como esto no es del agrado de muchos, existe una receta para el consumo diario que lo convierte en un aceite aromatizado sin perder sus propiedades antihelmínticas.

Ingredientes

  • 500 ml de aceite de oliva;
  • 1 rama de romero;
  • 3 dientes de ajo sin cáscara.
  • Recipiente vacío de 700 ml.

Modo de preparación

Poner en el recipiente vacío los dientes de ajo pelados y suavemente machacados. Luego añadir el aceite de oliva y la rama de romero.

Posteriormente, cierre el recipiente y manténgalo reposando durante 10 días en un lugar seco y libre de humedad. Esta mezcla puede ser utilizada al momento de preparar los alimentos y aderezar las ensaladas o sopas.

Otros alimentos que ayudan a eliminar parásitos

Otras opciones naturales y caseras que ayudarían a eliminar los parásitos intestinales son, por ejemplo, el té de ruda con semillas de papaya. Tua Sáude indica que la ruda es un potente antihelmíntico.

Para preparar este remedio se necesita media cucharada de las semillas de la papaya, una cucharada de hojas secas de ruda y una taza de agua. Se ponen los ingredientes en una olla y se dejan hervir. Después se cuela la bebida y se ingiere tibia, durante el día.