Parásitos
Los parásitos intestinales son más frecuentes en niños que en adultos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

La hierba que ayuda a eliminar parásitos intestinales y gases

Tiene propiedades antiinflamatorias, antifúngicas y antiparasitarias.

Los parásitos son microorganismos que viven dentro de los seres vivos para alimentarse de estos. En el caso de los intestinales, tienen la capacidad de reproducirse, ocasionando malestar e infección en quien los padece, afectando principalmente a los niños.

Estos microorganismos se pueden encontrar en algunos alimentos, en el agua contaminada o pueden reproducirse por la picadura de un insecto. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, explican que existen tres tipos importantes de parásitos, los cuales pueden causar enfermedades. Estos son: protozoos, helmintos y ectoparásitos.

Los niños tienen mayor riesgo de infectarse, pues además del consumo de aguda contaminada, por ejemplo, pueden obtenerlos solo con tocar una superficie infectada y llevarse los dedos a la boca.

De acuerdo con los expertos, la mayoría de las infecciones parasitarias desaparecen solas o son fáciles de tratar. Sin embargo, en las personas con sistemas inmunitarios débiles, una infección parasitaria puede causar complicaciones graves. El sistema inmune puede estar debilitado por enfermedades como VIH o el sida, por un cáncer o por otras afecciones. Al igual que los bebés, los ancianos son más propensos a infectarse.

La cúrcuma tiene efectos antioxidantes
La cúrcuma tiene efectos antioxidantes. - Foto: Getty Images

En casos leves, recurrir a la ingesta de remedios caseros puede ser la solución y las plantas resultan útiles para el logro de este objetivo. Una de ellas es la cúrcuma, considerada como una raíz medicinal debido a las diversas propiedades favorables que le ofrece al organismo.

A esta especia se le atribuyen propiedades antioxidantes, antifúngicas, antiinflamatorias y también antiparasitarias. El portal de bienestar y salud Túa Saúde indica que debido a que esta raíz posee como principio activo la curcumina, tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de algunos patógenos, incluyendo helmintos y protozoarios.

De igual forma, sus propiedades ayudan a una digestión saludable, evitando la acumulación de gases. Se utiliza en la medicina ayurvédica como agente curativo digestivo.

“La medicina occidental actual ha comenzado a estudiar cómo la cúrcuma puede ayudar a reducir la inflamación y a mejorar la permeabilidad intestinal, dos medidas de la eficiencia digestiva. Incluso se estudia actualmente la cúrcuma como tratamiento para el síndrome del intestino irritable”, precisa el portal Medical News Today.

Para aprovechar sus beneficios como remedio para combatir los parásitos y mejorar el proceso digestivo, solo se tiene que preparar una infusión. Se pone una taza de agua a hervir y al llegar a ebullición se agrega una cucharadita de cúrcuma en polvo, se deja reposar tapada unos minutos y estará lista para tomarla.

Parásitos intestinales
Los parásitos intestinales pueden generar síntomas como diarrea, estreñimiento y cambio de color en las heces. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Otros remedios

Otras opciones naturales y caseras que ayudarían a eliminar los parásitos intestinales son, por ejemplo, el té de ruda con semillas de papaya. Tua Sáude indica que la ruda es un potente antihelmíntico.

Para preparar este remedio se necesita media cucharada de las semillas de la papaya, una cucharada de hojas secas de ruda y una taza de agua. Se ponen los ingredientes en una olla y se dejan hervir. Después se cuela la bebida y se ingiere tibia, durante el día.

Una alternativa más es el ajo con aceite de oliva. El primero es óptimo para la eliminación de los gusanos intestinales y puede ser consumido crudo, pero también es viable mezclarlo con otros ingredientes naturales.

Se requiere de 500 mililitros de aceite de oliva, una rama de romero y tres dientes de ajo sin cáscara. En una botella de aproximadamente 700 mililitros se coloca el ajo pelado y suavemente machacado y luego se añade el aceite y la rama de romero. Se tapa y se mantiene guardado en un lugar seco y libre de humedad durante al menos 10 días. Este producto se puede usar para cocinar los alimentos y aderezar las ensaladas o sopas.