El té de jengibre ayuda en el proceso para bajar de peso, pero los expertos aconsejan mantener las rutinas de ejercicio y una dieta saludable. Foto: Gettyimages.
El té de jengibre ayuda en el proceso para bajar de peso, pero los expertos aconsejan mantener las rutinas de ejercicio y una dieta saludable. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

salud

Riñones: consecuencias de comer jengibre en exceso

Para aprovechar los beneficios de esta planta no se deben ingerir más de 4 gramos diarios.

El jengibre es una planta muy utilizada para el tratamiento de diferentes malestares y la preparación de diferentes infusiones (para la gripa, por ejemplo). Para aprovechar sus propiedades es importante consumirlo moderadamente.

La cantidad recomendada diaria de jengibre para un adulto son 4 gramos. El consumo en exceso de esta planta puede ser perjudicial para la salud. Según indica El Universo algunas de las contraindicaciones incluyen:

  • Náuseas.
  • Ardor estomacal y gases excesivos.
  • Arritmias del corazón.
  • Irritación bucal y de garganta.
  • Diarrea.

Otra de las consecuencias de consumir jengibre en exceso está relacionada con la salud renal. “Consumir con frecuencia esta planta está contraindicado para las personas con enfermedades del riñón, mujeres embarazadas o amamantando, o quienes van a someterse a una cirugía pronto”, explica El Universo.

Té de jengibre

Healthline, portal especializado en salud, explica los pasos para preparar el té de jengibre.

Ingredientes

  • Una raíz de jengibre.
  • Cuatro tazas de agua.

Procedimiento

  1. Lavar muy bien la raíz de jengibre que se va a preparar.
  2. Rallar el jengibre hasta obtener 1/2 cucharada.
  3. Poner a hervir el agua y cuando llegue a su punto de ebullición agregar el jengibre.
  4. Retirar del fuego y dejar reposar por 10 minutos.
  5. Colar el agua y retirar los trozos de jengibre.
  6. Servir y beber, ya sea caliente o frío según la preferencia.

Para regular el colesterol

De acuerdo con el portal culinario Gastrolab, el jengibre tiene componentes que ayudan a que el hígado no procese el colesterol malo y la manzana verde, beneficia la digestión y evita el incremento de estos niveles de grasa.

El sitio web explica cómo aprovechar las propiedades de ambos alimentos para preparar una bebida saludable.

Ingredientes:

  • 1 manzana.
  • 1 trozo de jengibre fresco.
  • 1 pera.
  • 1 pepino.
  • ½ rama de apio.
  • 1 vaso de agua.

Preparación:

  • Cortar en pedazos pequeños todos los ingredientes.
  • Llevar a la licuadora y procesar durante 2 a 3 minutos para obtener un resultado homogéneo.
  • Servir y consumir.
  • Se recomienda tomar esta bebida una vez a la semana, en un horario fijo.
  • Para disfrutar de esta bebida bastará con llevar todo los ingredientes a la licuadora, se procesan hasta que sea completamente líquido.

Riñones

De acuerdo con ClikiSalud, portal especializado en salud, los signos de una enfermedad renal o daño en los riñones pueden ser difíciles de identificar. No obstante, existen algunas señales que pueden presentarse al inicio, antes de que la afección sea más grave.

  • Falta de apetito.
  • Malestar general y fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Prurito, resequedad de la piel y picazón generalizada.
  • Náusea.
  • Pérdida de peso sin proponérselo.

Cuando la enfermedad está avanzada, los síntomas pueden ser:

  • Hipertensión.
  • Cambios en la cantidad y número de veces que se orina.
  • Cambios en la apariencia de la orina.
  • Sangre en la orina.
  • Hinchazón en piernas y tobillos.
  • Dolor en la zona de los riñones.
  • Dificultad para dormir.
  • Falta de concentración.
  • Dificultad para respirar.
  • Mal aliento y un sabor metálico en la boca.

Infección renal

Este es un tipo de infección de las vías urinarias, la cual suele iniciar en la uretra o en la vejiga, y luego sube hasta uno o ambos riñones. Es importante prestar atención a los síntomas de esta afección, debido a que requiere tratamiento médico inmediato. En caso de no recibir un diagnóstico oportuno, la infección puede provocar graves daños a los riñones y poner en riesgo la vida del paciente.

Síntomas

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolor en la espalda, el costado (flanco) o la ingle.
  • Dolor abdominal.
  • Necesidad de orinar a menudo.
  • Necesidad imperiosa y constante de orinar.
  • Sensación de ardor o dolor al orinar.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pus o sangre en la orina (hematuria).
  • Orina turbia o con olor desagradable