vida moderna

Seis alimentos para comer antes de dormir

Los componentes de estos productos ayudan a relajar el cuerpo y a conciliar el sueño, dependiendo cada organismo.


Descansar bien durante la noche mantiene en óptimas condiciones el estado físico, emocional y mental del organismo. Según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), el dormir ayuda a pensar con más claridad, a tener mejores reflejos y a concentrarse mejor.

Por lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el ser humano duerma entre seis y ocho horas diarias. “La realidad es que cuando observamos a alguien que ha descansado bien, esa persona está operando a un nivel distinto que quienes intentan seguir con una o dos horas de sueño por noche”, explica Dr. Merrill Mitler, experto en sueño y neurocientífico del NIH.

Existe una variedad de cosas que pueden interrumpir el sueño, entre estas, la alimentación. Si se come un producto considerado pesado para el organismo, es posible que cause molestias a lo largo de la noche y no permita que el cuerpo descanse correctamente.

Por ello, el portal especializado Mejor con Salud listó una serie de alimentos que, dependiendo el organismo de cada persona, tienen una composición que favorece el sueño y permiten que el cuerpo amanezca regenerado.

1. Pavo: este producto contiene el aminoácido triptófano, el cual está asociado con un mejor sueño y es un precursor de la serotonina, según Kristen Kizer, dietista del Hospital Houston Methodist. Además, otras fuentes de triptófano son las semillas de calabaza y las claras de huevo.

2. Avena: “basta con cenar 35 gramos de avena por la noche para que tu presión arterial disminuya debido al aumento del óxido nítrico en la sangre. También unas cucharadas de avena ayudan a desinflamar músculos o articulaciones e, incluso, a disminuir el colesterol malo en la sangre”, explica el portal Granvita.

3. Pescado graso: el salmón, las sardinas o la caballa son una gran opción para la última comida del día. Ayudan a promover un buen descanso gracias a sus ácidos grasos de omega 3 y la vitamina D que intervienen en la regulación de serotonina.

4. Frutos secos: entre los destacados están las nueces, las cuales, tienen un contenido alto de triptófano, el cual es un aminoácido importante para la producción de serotonina y melatonina (fundamentales para equilibrar el sueño). Según Sanitas, en cada gramo de este fruto seco hay 3,5 nanogramos de melatonina.

5. Kiwi: además de ayudar a conciliar el sueño tiene múltiples beneficios para el organismo. De acuerdo con el estudio Beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo de kiwi, de un grupo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid, el consumo diario de esta fruta puede ser una estrategia para la prevención de enfermedades.

6. Arroz: “debido a su contenido de carbohidratos, resulta controversial a la hora de la cena. Mientras que algunos prefieren evitarlo por temor a ganar peso, otros manifiestan que es un alimento idóneo para comer bien antes de ir a dormir. Incluso, se cree que favorece el sueño reparador”, explica Mejor con Salud.

Por otro lado, para lograr un sueño reparador es importante tener en cuenta algunos trucos que pueden ayudar a lograrlo, más si las personas tienen inconvenientes para dormirse o sufren de insomnio.

  • Respetar los horarios de sueño: las personas adultas no necesitan pasar más de ocho horas en la cama. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, es importante.
  • Limitar las siestas durante el día: las siestas largas en el día pueden interferir en el sueño nocturno y por ello lo ideal es que no sean superiores a 30 minutos.
  • Guardar los aparatos electrónicos: apagar cualquier dispositivo que pueda recordar correos electrónicos que la persona necesita enviar o cosas que debe hacer.