Tendencias
Cuidado de la piel con tomate
El consumo de tomate trae grandes propiedades para la salud. La piel y el corazón son algunos de los beneficiados. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Tomate: estas son las enfermedades que previene su consumo

El consumo de este ingrediente no reemplaza el tratamiento médico de ninguna enfermedad.

El tomate es una de las hortalizas más importantes para el consumo humano gracias a sus valores nutritivos. Además, genera cuantiosos ingresos y empleos en todo el mundo. De hecho, es la hortaliza que ocupa la mayor superficie sembrada en todo el globo.

Según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México, el tomate es un producto que se encuentra frecuentemente disponible, “su fruto se consume tanto fresco como procesado y es una fuente rica en vitaminas A, C y E, las cuales se consideran antioxidantes”.

Además, entre los componentes principales del tomate se encuentra el agua y su nutriente mayoritario son los hidratos de carbono. Así mismo, posee luteína y zeaxantina, dos carotenoides que se encuentran presentes en la retina, la mácula y el cristalino del ojo.

Estos componentes, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, se asocian con la prevención de padecer cataratas y degeneración macular relacionada con el envejecimiento. Por ello, se aconseja el consumo de tomate para cuidar la vista.

Así mismo, el portal especializado Cuerpo Mente listó una serie de beneficios que trae el tomate para la salud:

1. Efecto anticáncer: esta es una hortaliza que se caracteriza por contener elementos, como el licopeno, un compuesto que ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, como el de próstata.

2. Para estómagos sensibles: el consumo regular de tomates ayuda a evitar tanto el estreñimiento como la diarrea. Gracias a su contenido en fibra, se estimula el movimiento peristáltico de los músculos digestivos y también la liberación de los jugos gástricos.

3. Bueno para los huesos: un estudio realizado en Canadá demostró que el tomate rojo contribuye al buen estado de los huesos, sobre todo en las mujeres después de su etapa de menopausia.

4. Ayuda al corazón: un estudio de la Universidad de Cambridge, citado por Cuerpo Mente, demostró que al consumir una pasta equivalente a dos tomates y medio, se efectúan cambios positivos en el corazón al ampliar la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

Cabe resaltar que existen varios tipos de tomates, pero los más conocidos son tomate chonto, tomate cherry, tomate pera, tomate milano, tomate verde, entre otros. Además, la mejor forma de consumirlo es crudo, ya que conserva las propiedades que tiene y combina perfectamente con cualquier plato.

El contenido nutricional por cada 100 gramos de tomate son: 820 mg de carotenos, 24 mg de vitamina C, 18 kcal, 94 gramos de agua, 3,5 gramos de carbohidratos, 1,8 gramos de fibra, 1 mg de proteína y 0,2 mg de grasas.

Esos compuestos logran que el tomate también ayude a:

  • Para una piel más sana: tanto el consumo como la aplicación externa de tomate puede ser beneficiosa para la salud de la piel. Una investigación publicada en Scientific Reports señala que el licopeno contenido en los tomates ayuda a proteger la piel contra los rayos ultravioleta.
  • Es ideal para incluir en las dietas de pérdida de peso: en este punto hay que tener en cuenta que el éxito de las dietas es tener un déficit calórico, que es cuando las personas consumen menos calorías que las que gastan en el día a día. También hay que complementarlo con actividad física.