vida moderna

Tomillo: estas son las personas para las que no es recomendado su consumo

Pese a sus diversos beneficios, su ingesta no es aconsejada en ciertos casos.


En la lista del mercado de muchos hogares colombianos no se quedan por fuera las plantas aromáticas, reconocidas por sus múltiples beneficios para la salud, pero además por ser ingredientes exquisitos para complementar las comidas o elaborar una bebida.

Los usos y preparaciones a base de estas hierbas son varias, van desde infusiones y tés, hasta cremas, lociones, aceites y una cantidad de presentaciones que se pueden emplear tanto para el consumo interno, como para aplicarlo vía tópica. El tomillo, precisamente, es una de esas plantas que se han hecho un lugar en las cocinas, ya que se puede emplear con fines gastronómicos, pero también para favorecer la salud en general.

Según reseña la guía de alimentos del portal Cuerpo Mente, uno de los beneficios de esta planta, que se cree originaria del mediterráneo, es que es idónea para tratar enfermedades intestinales y respiratorias, o por lo menos estos eran algunos de sus usos más famosos en la antigüedad.

Igualmente, se considera que gracias a su aceite esencial, que contiene generalmente timol y carvacrol, el tomillo posee una acción antiséptica, antiinflamatoria, antifúngica, antiparasitaria, expectorante y tónica, indican desde el referido medio.

El tomillo se ha utilizado para para sazonar, como insecticida y para elaborar perfumes. Foto: Getty images.
Según reseña la guía de alimentos del portal Cuerpo Mente, uno de los beneficios de esta planta, que se cree originaria del mediterráneo, es que es idónea para tratar enfermedades intestinales y respiratorias, o por lo menos estos eran algunos de sus usos más famosos en la antigüedad. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Es por esta razón que se recomienda la ingesta de remedios o preparaciones con tomillo para mejorar diversas afecciones, tales como la gripe, el resfriado, el catarro, así como las alergias. Asimismo, se le confieren propiedades para favorecer la buena digestión, al tiempo que reduce los síntomas asociados a malestares como la gastroenteritis y el síndrome de colon irritable, precisan desde Cuerpo Mente.

Por el lado de los dolores, el tomillo se puede emplear para aliviar el dolor producido por enfermedades reumáticas o en caso de lesiones, esto sobre todo aplicándolo externamente, a modo de masaje por ejemplo. También se suele utilizar en la curación de heridas y quemaduras, vía tópica.

Sin embargo, sus beneficios no son del goce de todos y, por el contrario, su ingesta puede producir ciertas molestias en algunas personas, debido a la composición nutricional del tomillo.

Según el sitio de información médica Nutrición y Farmacia, existen un par de contraindicaciones asociadas al consumo de tomillo en sus diferentes preparaciones. Pero antes es debido mencionar que no por ello se trata de una planta con varios nutrientes, indica el portal, entre ellos fibra, calcio, sodio, potasio, magnesio y fósforo.

Frente a las precauciones que se debe tener con el consumo de esta planta y los remedios a base de ella, el referido blog advierte que no se debe ingerir en altas cantidades ni durante periodos muy extensos, porque puede derivar en distintos malestares.

Se desaconseja, además, incluir demasiadas dosis de esta hierba aromática en las preparaciones en los primeros meses de embarazo, ya que puede estimular la contracción del útero y poner en riesgo la vida del bebé ante un posible aborto. Otra contraindicación, según añaden los expertos de Nutrición y Farmacia, es evitar su ingesta en caso de ser lactante, ya que algunos de los compuestos contenidos en el tomillo pueden reducir la producción de leche.

Por otra parte, el portal de información académica El Selvier referencia un artículo en el que se especifica que el consumo de tomillo en “altas dosis, en tratamientos crónicos o en individuos especialmente sensibles” es posible que desarrolle algún tipo de alergia dermatológica.

De igual forma, es necesario aclarar que su consumo debe hacerse teniendo en cuenta las recomendaciones médicas entregadas por los profesionales de la salud. En ese sentido, se aconseja consultar con el doctor de cabecera antes de modificar el tratamiento de alguna afección en particular, puesto que de ninguna manera este texto reemplaza las indicaciones de los expertos.