vida moderna

¿Tos seca o tos con flema? Lo que indica cada una y cómo aliviarlas

La tos prolongada puede generar problemas para dormir, dolores de cabeza y hasta costillas rotas.


Siempre será incómodo tener tos, ya que interrumpe de manera inesperada cualquier actividad diaria y en ocasiones puede llegar a avergonzar, esto debido a los desagradables sonidos que surgen del pecho. Sin embargo, es importante ser consientes de su significado y tratamiento.

La tos es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo humano para tratar de expulsar secreciones que están obstruyendo alguna vía del sistema respiratorio, así lo explica el portal especializado en salud, Tua Saúde.

“La tos es un mecanismo de defensa del organismo con la intención de eliminar las secreciones del sistema respiratorio, surgiendo principalmente cuando hay una inflamación en los bronquios, bronquiolos o pulmones, manifestándose principalmente debido a la infección por microorganismos”, señala.

En ocasiones se puede tornar muy fuerte. Una tos prolongada puede irritar los pulmones y causar aún más tos. Produce cansancio y puede generar problemas para dormir, mareos o desmayos, dolores de cabeza, incontinencia urinaria, vómitos y hasta costillas rotas.

Pulmones - coronavirus
La tos se puede clasificar en aguda, subaguda y crónica. - Foto: Getty Images

Tos seca

Hay que tener en cuenta que la tos también se puede caracterizar por el lapsus de tiempo en la que se presenta, por ejemplo, bajo ese concepto existen tres tipos de tos, la aguda (desaparece en menos de 3 semanas), la subaguda (su duración oscila entre 3 y 8 semanas) y la tos Crónica (persiste durante más de 8 semanas).

La tos seca se caracteriza principalmente por no estar acompañada de expectoración (flemas), según el portal de temas de salud, Normon, esta se origina por estímulos irritativos sobre la faringe, la laringe y las vías respiratorias altas, además plantea una serie de recomendaciones básicas para calmar la tos.

  • Mantener una humedad ambiental en casa alrededor del 40 % (por ejemplo, mediante el empleo de un humidificador)
  • Chupar caramelos o tomar miel. Al cubrir la mucosa de la faringe, pueden ayudar a aliviar la irritación de la garganta.
  • Evitar el humo del tabaco, ya que es un agente irritante.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y los aires acondicionados

En cuanto a su tratamiento, de no funcionar los tips mencionados anteriormente se puede recurrir a medicamentos que no requieren receta médica, como por ejemplo productos bucofaríngeos, cuyo componente principal es el ácido hialurónico, este ayudará con el desgaste que produce en la garganta este tipo de tos.

Por otro lado, también se puede recurrir a los jarabes de venta libre que inhiben el reflejo de la tos. En todos los casos es recomendable consultar al médico para que el profesional el que indique el tratamiento adecuado.

Médico, chequeo medico, examinar, medico paciente, salud.
En caso de presentar flemas de color amarillo, café o con sangre, se debe acudir inmediatamente al médico. - Foto: Getty Images

Tos con flema

También llamada tos productiva, es acompañada de la expectoración de secreciones. Esta se origina por estimulación de los receptores nerviosos de las vías respiratorias bajas. Según el portal Tua Súde, esta puede ser causada por otras enfermedades respiratorias

“Algunas enfermedades que pueden causar tos con flema son bronquitis, bronquiolitis y tuberculosis, por ejemplo, por lo que en caso de que la tos no mejore en 5 días se debe acudir con el neumólogo para que realice una evaluación de los síntomas y se inicie el tratamiento más adecuado”, señala el portal especializado.

En caso de que las flemas sean de color trasparente, es probable que con un tratamiento natural en casa se pueda erradicar esta condición. Se recomienda realizar nebulizaciones con el objetivo que disminuir el espesor del moco, esto ayudará a respirar mejor.

Otra de los consejos es expulsar las secreciones que aparecen la tos, evitar tragarlas, ya que al expulsar las flemas se avanza en el proceso de recuperación y se podrá evidenciar una mejoría en el menor tiempo.

“Además de beber por lo menos 2 litros de agua durante el día para diluir las secreciones y, de esta forma, facilitar su eliminación. Una opción para combatir la tos es tomar tés con propiedades expectorantes, como el té de malva con guaco y jarabe de cebolla, por ejemplo, los cuales facilitan la eliminación de la flema”, señala Tua Saúde.

Es importante señalar que en caso de presentar flemas de color amarillo, café o con sangre, se debe acudir inmediatamente al médico debido a que estos colores pueden significar en el pulmón hay presencia de microorganismos, lo cual se puede tratar con antibióticos.