Tendencias
Recomendación saludable
El jugo de remolacha es uno de los que puede ayudar a mejorar las condiciones de la circulación. - Foto: Getty Images

salud

Circulación sanguínea: cinco jugos naturales que ayudan a mejorarla

La circulación se puede mejorar dejando de fumar, reduciendo la ingesta de grasas saturadas y realizando actividad física de manera regular.

La circulación es el proceso a través del cual el corazón bombea la sangre de una persona alrededor del organismo. Tener una buena circulación es vital para la salud, pues a medida que la sangre se mueve por el cuerpo, distribuye oxígeno y nutrientes a las células, a la vez que elimina los desechos, precisa el medio especializado en salud Medical News Today.

Cuidar la salud general es clave si se quiere tener una buena circulación y algunas formas de hacerlo es, por ejemplo, dejando de consumir productos que contengan tabaco, reduciendo la ingesta de grasas saturadas y realizando actividad física de manera regular.

La mala circulación se puede presentar por un proceso natural de envejecimiento del cuerpo, pero también puede ocurrir por afecciones como la enfermedad arterial periférica, diabetes, obesidad o tabaquismo, pudiendo tener como principales síntomas hinchazón de las piernas; manos y pies fríos, y calambres, según información del portal de bienestar y salud Tua Saúde.

La alimentación es clave en el objetivo de mejorar la circulación sanguínea y en ella se puede incluir la ingesta de algunos jugos que gracias a sus propiedades pueden aportar para lograrlo. De acuerdo con Tua Saúde, son ideales aquellos que contienen importantes cantidades de vitamina C, pues ésta actúa a nivel de los vasos sanguíneos y ayuda a prevenir el endurecimiento de las arterias. Estas son algunas opciones.

sangre
Cuando existe una mala circulación sanguínea se pueden presentar síntomas como piel reseca y hormigueo. - Foto: Getty Images

Jugo de naranja con perejil

Esta fruta es rica en vitamina C y el perejil además de contener esta vitamina, se ha determinado que es rico en minerales como el hierro y zinc, los cuales son esenciales para purificar la sangre y fortalecer los glóbulos rojos.

Para elaborar esta bebida se requiere de tres naranjas; una mandarina; un pepino con cáscara y una cucharada de perejil. Se licúan los ingredientes, no se debe colar y lo ideal es que se tome, como mínimo, tres veces por semana, para que cumpla con el propósito.

Jugo de remolacha

Este es un alimento rico en proteínas, fibra y folatos que ayudan a reforzar el sistema circulatorio, pero es su alto contenido de potasio lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea. “La acción diurética de este mineral ayuda a eliminar el exceso de líquido que se acumula en los miembros inferiores y que empeora y ralentiza la circulación”, precisa el portal Mejor con Salud.

Para preparar la bebida se necesitan tres remolachas medianas y medio vaso de agua. Se lava y corta la remolacha y se procesa con el agua en la licuadora y estará listo para consumir. Se puede beber dos veces al día.

Piña con jengibre

Esta fruta es rica en vitamina C, que ayuda a cuidar las paredes de los vasos sanguíneos y gracias a su función en la formación de colágeno, es imprescindible en la reconstrucción de venas, mientras que el jengibre tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que repercuten positivamente en la fluidez de la sangre.

Para preparar esta bebida se pueden usar cinco rodajas de piña; un centímetro de raíz de jengibre y un vaso de agua. Se mezclan todos los ingredientes en la licuadora y luego se bebe. Tua Saúde recomienda tomar este jugo después de la cena.

Fresa y pomelo

Las dos frutas son ricas en vitamina C. Se pueden utilizar 10 fresas maduras, medio vaso de agua, dos cucharadas de miel y el jugo de dos pomelos. Se extrae el jugo de los pomelos y se mezcla en la licuadora junto con las fresas, la miel y el agua, hasta obtener una bebida homogénea. La idea es consumirlo de manera inmediata y al menos tres veces a la semana, según Mejor con Salud.

Pepino y apio

Esta es una bebida que ofrece beneficios diuréticos, ideales para ayudar a combatir la retención de líquidos y la inflamación derivada de este mismo padecimiento. Puede ser muy favorable para las personas que padecen de hipertensión arterial, asegura el mencionado portal.

Se requiere de tres a cuatro pepinos, dos tallos de apio y un vaso de agua. Se lavan adecuadamente los vegetales, se trocean los pepinos y se licúan todos los ingredientes, y esta mezcla se consume sin colar. Se puede ingerir dos veces al día.