vida moderna

Usar el celular en el baño: por estas razones se debería evitar

Un estudio asegura que nueve de cada 10 teléfonos tienen un microbio causante de alguna enfermedad, y el 16% de ellos contiene materia fecal.


El uso del celular se ha convertido en una necesidad para muchas personas en todo el mundo para, por ejemplo, informarse de las noticias o para estar en constante contacto con la familia y amigos. Sin embargo, este hábito ha llevado a que las personas desarrollen una dependencia a la tecnología, a tal punto de usar los dispositivos móviles en rutinas cotidianas, como ir al baño.

Lo que muchas personas no saben es que esta práctica puede ser nociva y llegar afectar la salud, debido a los gérmenes que hay alrededor del baño y que se pueden impregnar en la pantalla del dispositivo. Según Gerba, profesor de microbiología, y Kelly Reynolds, profesora de salud ambiental —ambos de la Universidad de Arizona, los baños están cubiertos de gérmenes, patógenos y bacterias entéricas del tracto intestinal, que provienen principalmente de la materia fecal.

Por ello, es importante prestar atención a las superficies en las cuales se deja el celular mientras se está en el baño. Por ejemplo, cuando se hala la perilla del inodoro, pequeñas partículas de agua que contienen orina y heces, pueden llegar a salpicar el escusado y otros muebles donde con frecuencia se apoya el celular. Así mismo, los gérmenes que se impregnan al celular puede transmitir salmonella, E.coli, estreptococo, hepatitis, gastroenteritis, norovirus y otras enfermedades diarreicas.

Varios estudios de la Universidad de Arizona aseguran que nueve de cada 10 teléfonos tienen un microbio causante de alguna enfermedad, y el 16 % de ellos contiene materia fecal.

Ronald Cutler, microbiólogo de la Universidad Queen Mary de Londres, también señala que los teléfonos se calientan un poco, dándole a las bacterias un ambiente cálido y agradable. De esta manera, si la gente come cosas dulces y después manipula el teléfono, está dándole un mejor hogar a las bacterias.

Ahora bien, Mayo Clinic asegura que una de las causas de las hemorroides es permanecer sentado por largos periodos de tiempo en el baño. Lo que quiere decir que no es recomendable entrar el móvil al baño, pues esto podía ocasionar que las hemorroides empeoren y aparezcan síntomas como dolor, picazón, inflamación o sangrado.

Baño
Un estudio asegura que nueve de cada 10 teléfonos tienen un microbio causante de alguna enfermedad, y el 16% de ellos contiene materia fecal. - Foto: Getty Images

Además, otro riesgo de ingresar el celular al baño es que se pueden sufrir choques eléctricos si el teléfono se mantiene enchufado para cargarlo. Esto le sucedió a una joven en Texas, quien cargaba su celular mientras estaba en la regadera y murió electrocutada.

Pero más allá de los peligros de esta práctica, utilizar el móvil en un baño o sentados en el retrete también supone una pérdida de tiempo. Una encuesta que se realizó en Estados Unidos a 2.000 personas, destacó que un 25 % de los hombres prefieren estar sentados en el baño para usar el móvil. Además, el 59 % de hombres y mujeres admitieron que chatean, el 45 % envía correos y casi el 33 % cogen el teléfono si reciben llamadas. La respuesta más repetida (80 %) es que la gente utiliza el móvil en el baño porque no tiene nada mejor que hacer.

Para contrarrestar dicha problemática es necesario tomar las medidas adecuadas para cuidar de la salud. No obstante, no todos están dispuestos a dejar su móvil, así sea para ir al baño, pero la solución a esta proliferación de bacterias es tener un correcto y adecuado lavado de manos, limpiar el celular con agua y alcohol, bajar la tapa del inodoro para evitar que los microbios se dispersen y, por último, asear el baño de una manera en que se disminuyan los patógenos.