vida moderna

¿Veganismo y vegetarianismo? Estas son las diferencias

Muchas personas que desconocen estos regímenes tienden a confundirlos creyendo que son lo mismo, pero en realidad tienen grandes y marcadas diferencias.


En las últimas décadas han cogido fuerza bastantes prácticas “saludables” que modifican en su totalidad muchos hábitos que se realizaron por cientos de años a través del tiempo sin cuestionamientos.

Algunas de esas nuevas acciones que se incluyeron en la cotidianidad de quienes decidieron aceptar el reto, incluye cambiar la dieta que contenía la ingesta de proteína animal por un nuevo consumo en el que no se incluye la carne. Los demás alimentos siguen siendo consumidos. A esta práctica se le conoce como vegetarianismo.

Por otro lado, debido a la gran cantidad de información con la que se cuenta hoy en día y que está al alcance de todas las personas, cientos de ellas optaron por dejar de consumir todo tipo de alimentos que sean de origen animal, es decir, no solamente carnes, sino además, quesos, huevos, leche, entre otros; incluso, no compran objetos que tengan cuero, seda o pieles. Esto es llamado veganismo.

En ese sentido, hay que entender desde dónde vienen realmente dichas prácticas; para esto, ProVeg brinda una respuesta clara que data de hace varios años en la historia, el vegetarianismo siempre ha tenido una función, ya sea por razones religiosas, políticas o sociales. El concepto de vegetarianismo y veganismo se remonta al menos 6.000 años atrás, con los primeros registros de las culturas hindúes.

Selección de alimentos veganos ricos en fibra para cocinar
Selección de alimentos veganos ricos en fibra. Verduras frutas semillas frijoles ingredientes para cocinar. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Incluso, en Europa, según afirma el portal, hace 2.500 años algunas escuelas griegas de filosofía ya rechazaron el consumo de carne, huevos y leche por razones éticas al tiempo que afirmaban que una alimentación exclusivamente vegetal es más saludable.

Sin embargo, el término vegano no apareció sino hasta el año 1944 y está basada en el prefijo y el sufijo de la palabra vegetariano (veg-etari-ano), lo cual refleja la idea de que el veganismo surge a partir del vegetarianismo y lo lleva a una conclusión lógica.

Según Medical News Today, el vegetarianismo es generalmente menos estricto que el veganismo, por lo que hay muchas variantes bien conocidas de la dieta vegetariana que se denominan e incluyen:

  • Ovo-lacto-vegetariana. Las personas que siguen esta dieta evitan todo tipo de carne y pescado, pero consumen productos lácteos y huevos.
  • Lacto vegetariana. Las personas que siguen esta dieta no comen carne, pescado ni huevos, pero sí consumen productos lácteos.
  • Ovo-vegetariana. Las personas que siguen esta dieta no comen carne, pescado ni productos lácteos, pero sí consumen huevos.
  • Pescatariana. Aquellos que siguen esta dieta evitan todas las carnes menos pescado y otros tipos de mariscos. Sin embargo, esto no cumple con la definición tradicional de vegetarianismo, y muchas personas se refieren a la dieta pescatariana (o pescetariana) como semivegetariana o flexitariana.

Vale destacar que ambas conductas alimenticias son calificados como ‘régimen’, lo que significa que se debe ser muy exigente a la hora de alimentarse, dado el trasfondo (como la oposición a el maltrato animal, entre otros) que se gesta detrás de cada término.

Por su parte, la Sociedad Vegana define el veganismo como “una forma de vida, que busca excluir, en la medida de lo posible y viable, todas las formas de explotación y crueldad a los animales para obtener alimentos, ropa o cualquier otro propósito”.

ProVeg añade que para muchos de sus practicantes, el veganismo no solamente es cuestión de alimentación, sino que trasciende todos los aspectos de la vida. Un estilo de vida vegano incluye, por ejemplo, evitar la ropa que contenga productos de origen animal como el cuero, la lana o la piel, y cosméticos con productos de origen animal como miel o lanolina o que hayan sido probados en animales.

Por fortuna, la variedad de ropa vegana y cosméticos sin productos animales también está aumentando en el mercado y cada vez hay mayor disponibilidad. Ellos también procuran evitar cualquier forma de explotación o crueldad animal para divertirse como las visitas a los zoológicos o los circos.

Así las cosas, una persona que practique el vegetarianismo consume una mezcla diversa de frutas, verduras, cereales, grasas saludables y proteínas. Para reemplazar la proteína proporcionada por la carne en tu dieta, incluye una variedad de alimentos vegetales ricos en proteínas como nueces, semillas, legumbres, tempeh, tofu y seitán, afirma Health Line.