salud

Bicarbonato de sodio: ¿cómo utilizarlo para reducir el acné del rostro?

Este compuesto sirve como exfoliante para la piel.


En el mercado existe un sinfín de productos que ayudan a cuidar la piel y cada día tanto las casas farmacéuticas como las empresas dedicadas a la cosmética se encargan de lanzar más para los consumidores. Sin embargo, en la actualidad muchas personas se han volcado hacia el uso de productos naturales para cuidar la piel.

El bicarbonato de sodio tiene un sinnúmero de usos, entre ellos, ayudar a tener una piel limpia y saludable. No hay que olvidar que este es el órgano más grande que tiene el cuerpo humano y de ahí la importancia de su cuidado. Largas exposiciones al sol –rayos ultravioleta UV–, el consumo de tabaco, la contaminación, el envejecimiento y el estrés son algunos de los factores que pueden deteriorar este órgano.

La doctora en química de la University College of Dublin Laura González Islas explicó en diálogo con Vogue que el bicarbonato sirve como un exfoliante facial y corporal. Según la científica, se deben combinar entre dos y siete cucharadas de bicarbonato de sodio con agua y frotar la mezcla en el rostro, codos, rodillas o pies, con movimientos circulares, para luego retirar la mezcla con agua fría. Esto ayuda a eliminar las células muertas de la piel.

Bicarbonato de sodio: ¿cómo utilizarlo como exfoliante para la piel?
Bicarbonato de sodio: ¿cómo utilizarlo como exfoliante para la piel? - Foto: Montaje Semana con imágenes de Getty Images

Otro de los usos más prominentes que tiene este compuesto es que ayuda a reducir el acné, un problema bastante común que padecen gran parte de los adolescentes y algunas personas en la edad adulta.

El bicarbonato de sodio ayuda a mantener el equilibrio del pH de la piel, ayudando de este modo a quienes padecen de acné, pues al hacer uso de este elemento se reduce la proliferación de las bacterias que intervienen en el proceso de agravamiento del problema, reseña Tododisca.

Mayo Clinic define el acné como un trastorno de la piel que ocurre “cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Causa puntos blancos, puntos negros o granos. El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades. Hay tratamientos eficaces para el acné, pero el acné puede ser persistente. Los granos y erupciones cicatrizan lentamente, y cuando uno empieza a desaparecer, otros parecen aflorar”.

Para preparar la mascarilla, solo necesita mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio rasas con cuatro cucharadas de agua, revolver bien y aplicar en la zona afectada. Deje actuar por cinco minutos y retire con abundante agua, cerciorándose de que no quede rastro de la preparación. Luego de haber lavado muy bien el rostro, aplique una crema hidratante que sea acorde a su tipo de piel. Es prudente que previo a la aplicación pruebe una media hora antes en el antebrazo esta mezcla, para saber cómo reacciona este remedio en su piel.

Si bien se trata de un remedio casero, es importante tener en cuenta que el acné es un padecimiento que no es fácil de combatir y que siempre la mejor decisión es consultar al médico antes de definir el tratamiento a seguir para erradicarlo.

Hay algunos médicos que no se fían de esta receta debido al alto nivel de alcalinidad que tiene el bicarbonato de sodio, que puede hacer que la piel pierda parte de sus propiedades como en el caso de los aceites naturales, produciendo resequedad o irritación.

Esta solución con bicarbonato de sodio para reducir el acné no es la única que debe ser tenida en cuenta, pues este padecimiento comprende varios factores, por eso la importancia de consultar a un dermatólogo con anterioridad para saber si sí es prudente hacer uso de este compuesto para la piel.

El bicarbonato de sodio ha sido catalogado como seguro para los fines cosméticos, así lo indicó la Revisión de Ingredientes Cosméticos (CIR), un grupo independiente de expertos conformado por investigadores académicos y científicos de la industria cosmética. Destacan que el uso de este compuesto es seguro de la forma como está siendo empleado en la actualidad. Años atrás, en el 2005, y como parte de la reevaluación programada de los ingredientes, el panel de expertos del CIR consideró los nuevos datos disponibles sobre bicarbonato de sodio y reafirmó la conclusión sobre su seguridad.