vida moderna

Bicarbonato de sodio: ¿cómo utilizarlo como exfoliante para la piel?

El cuidado de la piel ha sido considerado como una práctica relacionada con la estética y la vanidad, pero también tiene que ver con la salud.


La piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo, de ahí radica la importancia de su debido cuidado. Largas exposiciones al sol –rayos ultravioleta UV–, el consumo de tabaco, la contaminación, el envejecimiento y el estrés son algunos de los factores que pueden deteriorar la piel. En el mercado existen un sinfín de productos que ayudan con el propósito de su cuidado y cada día tanto las casas farmacéuticas como las empresas dedicadas a la cosmética se encargan de lanzar más para los consumidores.

Si bien el cuidado de la piel ha sido considerado por años como una práctica relacionada con la estética y la vanidad, también tiene que ver con la salud. A la par de los nuevos productos que circulan en el mercado, hay muchos más que están en la alacena de los hogares y que pueden ser aprovechados para aportarle nutrientes y vitaminas a la piel, uno de ellos es el bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es, sin duda, uno de los elementos más utilizados en el hogar. Para algunos es imprescindible a la hora de cocinar, mientras que otros tantos le han encontrado múltiples usos para hacer labores de aseo como lavar baños, desinfectar algunas zonas, brillar utensilios y ni qué hablar sobre las diferentes recetas que circulan para el cuidado de la piel, de los dientes e incluso de las canas.

La doctora en química de la University College of Dublin, Laura González Islas, explicó en diálogo con Vogue que el bicarbonato sirve como un exfoliante facial y corporal. Según la científica, se deben combinar entre dos y siete cucharadas de bicarbonato de sodio con agua y frotar la mezcla en el rostro, codos, rodillas o pies, con movimientos circulares, para luego retirar la mezcla con agua fría. Esto ayuda a eliminar las células muertas de la piel.

Si se mezclan tres cucharadas de bicarbonato con cuatro cucharadas de leche y se revuelven los dos componentes hasta que se genere una pasta, y luego se aplica en el rostro dejándola actuar durante dos minutos y se enjuaga con agua fría, esto ayudará a eliminar los molestos puntos negros de la piel.

Agrega que si se mezclan dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos limones y una cucharada de miel, se logra la preparación ideal para minimizar las manchas del rostro. Estos ingredientes contienen propiedades exfoliantes, antibacterianas y restauradoras. La mascarilla debe ser aplicada en las noches y se debe dejar actuar durante 15 minutos. Es importante tener precaución en su aplicación, pues el limón podría causar más manchas en la piel si entra en contacto con la luz.

El bicarbonato de sodio también es utilizado para blanquear las axilas con su aplicación tres veces por semana. Solo se debe mezclar bicarbonato de sodio con un poco de agua para obtener una pasta, la cual se debe untar sobre las axilas y dejarla actuar durante cinco minutos.

Bicarbonato de sodio para eliminar las canas

La receta para ocultar las canas con bicarbonato de sodio es muy sencilla, solo se necesita este elemento y un poco de agua. Se debe tomar media taza de cada uno de los ingredientes y verterla en un recipiente en el que la mezclará hasta obtener una pasta muy densa, luego proceder a aplicarla uniformemente sobre el cabello, reseña Tododisca.

Esta preparación debe dejarse sobre el cabello durante 10 minutos para que actúe y después de ese proceso lavar muy bien el cabello con champú, hasta que no quede rastro alguno de la mezcla. Es importante enjuagar muy bien el cabello y el cuero cabelludo y cerciorarse de haber retirado por completo la mezcla, pues de quedar restos de bicarbonato de sodio en el cuero cabelludo, podrían aparecer descamaciones y eccemas. El proceso debe ser repetido durante una semana para notar resultados con rapidez, explica el portal.