vida moderna

¿Qué aceites naturales sirven para aumentar el tamaño del busto?

El sésamo, el hinojo y el germen de trigo tienen propiedades para mejorar la apariencia de los senos.


Para muchas mujeres tener un busto pequeño, al igual que la cantante colombiana Shakira, más allá de un complejo es motivo de orgullo y sinónimo de personalidad. En cambio, muchas otras si quisieran tener los pechos más grandes para verse más atractivas.

Aumentar el tamaño de los senos de forma natural sí es posible, y estos consejos están dirigidos a las mujeres que tienen baja autoestima por tenerlos pequeños. En la revista de salud UnComo explican que no es necesario recurrir a las costosas y riesgosas intervenciones quirúrgicas para conseguir este resultado.

Aseguran que en la naturaleza se encuentran ingredientes con propiedades que contribuyen a estimular las hormonas consiguiendo que los pechos crezcan de forma natural.

Los aceites naturales que funcionan mejor para aumentar el busto son los siguientes:

Semillas de sésamo o también conocidas como ajonjolí
Semillas de sésamo o también conocidas como ajonjolí - Foto: Getty Images

Aceite de sésamo: Un aceite con aportes esenciales para aumentar el busto es el que se prepara con las semillas de sésamo pues contienen numerosas nutrientes como proteínas, fósforo o hierro, entre muchas otras. Entre sus propiedades destacan que es un producto ideal para mejorar la circulación sanguínea y, esto, ayudará a conseguir aumentar el tamaño del pecho pues, con la realización de masajes diarios las propiedades pueden penetrar en la piel y se renuevan las células.

El aceite de sésamo suele usarse entre las mujeres que entran en la menopausia, ya que tiene propiedades regenerativas y estimulantes en la producción de estrógenos, la hormona femenina que se encarga de desarrollar los atributos femeninos más característicos (crecimiento del pecho, voz aguda, etcétera). Además, es un antioxidante natural, algo que también es beneficioso para los senos pues combate la muerte celular de la piel haciendo que esta se vea mucho más firme y erguida y, por tanto, más voluminosa.

Hinojo
El hinojo puede consumirse, pero sin excesos. - Foto: Geography Photos/Universal Image

Aceite de hinojo: Otro de los mejores métodos para aumentar los senos con aceites naturales es el aceite de hinojo y, de hecho, es uno de los componentes más usados en las cremas que están pensadas para este objetivo. El hinojo consigue aportarle firmeza a los pechos, debido a que mejora la elasticidad de la piel, y además es rico en flavonoides, un componente que actúa en la producción de los estrógenos consiguiendo que se aumente su producción y, por tanto, permitiendo un aumento visible del tamaño del pecho.

Las semillas de hinojo se recomiendan a las madres que están en periodo de lactancia pues contribuye a formar la leche materna y, por este motivo, también se considera que tienen propiedades para promover el crecimiento de la mama y mejorar el tejido uterino. Así pues, realizar masajes con este aceite es una gran idea para conseguir aumentar el busto.

Trigo germinado, Getty Images
Trigo germinado, Getty Images - Foto: Getty Images/iStockphoto

Aceite de germen de trigo: Entre las propiedades del germen de trigo destaca la capacidad para mejorar la circulación de la sangre, algo que permite que los nutrientes y el oxígeno transportado por las células lleguen perfectamente a la zona del busto y, por tanto, pueden desarrollarse y crecer un poco más.

Además, este aceite es rico también en vitamina E que consigue hidratar en profundidad y mantener los senos erguidos, sin flacidez, por lo que es ideal para prevenir la caída de los pechos. También previene el envejecimiento prematuro pues esta vitamina combate los radicales libres, los principales agentes que envejecen la piel.

Expertos en estética corporal y nutricionistas también recomiendan a las mujeres que desean tener el busto más grande consumir semillas de calabaza, semillas de girasol, semillas de lino o semillas de anís.

Otro de los mejores alimentos para el crecimiento de los senos son las nueces: almendras, maní, pistachos: todas estas son excelentes fuentes de proteínas y grasas buenas para el organismo. Los especialistas creen que las propiedades antiinflamatorias de las nueces pueden tener un potencial para combatir tumores.