Tendencias
Aún está sin asfalto el tramo de la autopista “Expresso Porto”, que une la región portuaria con la BR-364. Foto: Ramesh Thadani/Getty Images

medioambiente

Alarma por nueva carretera que afectaría parque protegido en Amazonia brasileña

Se trata de la construcción de unos 150 kilómetros que se convertirían en la extensión de la BR-364 y conectarían a Cruzeiro do Sul con la ciudad fronteriza peruana de Pucallpa. La vía atravesaría el parque nacional protegido Serra do Divisor.

El gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro sigue dando de qué hablar en materia de medioambiente. Activistas han expresado su preocupación por los planes de construir una carretera a lo largo de la frontera con Perú, una región que alberga al menos tres comunidades indígenas.

La vía planificada es una extensión de la BR-364, una carretera de más de 4.300 kilómetros que une a São Paulo con el estado amazónico de Acre, y conectaría la ciudad de Cruzeiro do Sul con la ciudad fronteriza peruana de Pucallpa.

Para los seguidores de este proyecto, la iniciativa impulsará la economía de esta remota región al crear un centro de transporte a través del cual los productos agrícolas se pueden enviar a los puertos del Pacífico en Perú y luego de allí transportarlos a China.

Le recomendamos: Nuevo récord de deforestación en la Amazonia brasileña en 12 años

Según Mara Rocha, una congresista de centro derecha de Acre, que apoya la idea, el mencionado proyecto no destruirá el bosque, traerá desarrollo sostenible a la región al fomentar las relaciones comerciales y culturales con Perú. Sin embargo, quienes no están de acuerdo temen que el desarrollo de esta iniciativa pueda tener graves consecuencias para el medio ambiente de ese país, que ya enfrenta la tasa de deforestación más alta en más de una década.

Según el diario The Gardian, que cita un informe publicado en el periódico Estado de São Paulo, se necesitaría talar un tramo de 130 kilímetros de bosque virgen para construir la carretera, que atravesaría el centro del parque nacional protegido Serra do Divisor.

Los expertos consideran al parque como una de las regiones con mayor biodiversidad del Amazonas, que alberga al menos 130 especies de mamíferos y más de 400 especies de aves. Lo grave más es que, según indica el informe, los legisladores brasileños están analizando alternativas para diluir las protecciones que tiene el lugar con la idea de acelerar la construcción de la carretera.

No se requiere esa ruta

Luís Puwe Puyanawa, un líder indígena local que se opone al proyecto, dijo que nadie en Acre necesita esta ruta transoceánica, pues ya existe una carretera que los une con Perú. "Lo que necesitamos es dejar el bosque en pie", argumentó.

Los incendios han sido una de las principales causas de la deforestación en la Amazonia brasileña. Foto: Greenpeace. 

Hay quienes opinan que se trata de un proyecto irresposable en momentos en que la Amazonia brasileña se sigue deforestando. De acuerdo con las cifras del gobierno, la destrucción de Amazonia aumentó el pasado mes de noviembre a un máximo de 12 años.

Le sugerimos: Deforestación en la Amazonia brasileña superó las 700.000 hectáreas a septiembre

Según los expertos, este incremento está relacionado con las políticas de Bolsonaro que ha permitido el ingreso de madereros ilegales, ganaderos y mineros que buscan sacar provecho. “Se sienten completamente a gusto”, dijo Carlos Rittl, ambientalista brasileño que trabaja en el Instituto de Sostenibilidad Avanzada. Estudios en Alemania. “Nos gobiernan personas cuyo lema para el medio ambiente es: destrucción”.

La extensión BR-364, que Bolsonaro ha respaldado públicamente como un medio para darle a Brasil una salida  al Pacífico, no es el único proyecto que preocupa a los ambientalistas y activistas climáticos.

Otro proyecto

La semana pasada, su administración dijo que comenzaría a repavimentar la BR-319, una carretera en decadencia de la época de la dictadura que cruza de norte a sur a través del Amazonas desde Manaos hasta Porto Velho. 

El ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes, calificó como una fecha histórica el día en que se anunció que se llevará a cabo este proyecto, que además calificó como un referente de gobernanza ambiental.

Sin embargo, dice The Gardian, que en un ensayo reciente, el profesor Philip Fearnside, ecologista del Instituto Nacional de Investigaciones Amazónicas de Brasil, dijo que revivir la BR-319, que ha sido abandonada desde finales de la década de 1980, le daría a los deforestadores acceso a aproximadamente la mitad de lo que queda de la Amazonia del país y es una de las decisiones más importantes que enfrenta Brasil ahora.