Tendencias
Giuseppe D’Anna y Milina Gatta
Giuseppe D’Anna y Milina Gatta - Foto: Captura de pantalla TikTok @milina_gatta

viral

Pareja que se lleva 57 años de diferencia se hace viral en TikTok

Los videos acumulan 7,5 millones de ‘likes’ en la plataforma.

Hay quienes dicen que para el amor no hay edad, pues lo único que importa es el sentimiento que existe entre la pareja. Sin embargo, no deja de haber casos en que las diferencias resultan bastante amplias, llamando la atención de terceros.

Las redes sociales y plataformas digitales se han encargado de viralizar todo tipo de historias alrededor del mundo. Precisamente, la relación entre Giuseppe D’Anna, de 19 años, y Milina Gatta, de 76, ha despertado la curiosidad de millones de internautas. Y es que la diferencia de edad entre ellos resulta impactante para muchos.

La pareja italiana ha logrado gran popularidad en la plataforma TikTok, en la que comparten detalles de su relación, entre los que destacan experiencias y viajes. De hecho, su video más visto hasta el momento, con 28,4 millones de reproducciones, muestra varias fotografías de Giuseppe D’Anna y Milina Gatta, además, detalla el lujoso anillo de diamantes que el joven le obsequió a la mujer, con la descripción “un diamante es para siempre”.

Con el usuario @milina_gatta en TikTok, los videos de la pareja acumulan millones de reproducciones e interacciones. Aunque varios usuarios comentan las publicaciones con críticas y suponen que se trata de una relación por interés, D’Anna y Gatta pasan por alto los apuntes destructivos y se mantienen firmes en su romance.

Así fue la lujosa boda de Kourtney Kardashian y Travis Barker

Kourtney Kardashian se casó por tercera vez, en esta ocasión con el baterista de la banda de rock Blink-182, Travis Baker. Su primera boda se realizó el 4 de abril en una capilla de Las Vegas tras la entrega de los Premios Grammy 2022 y la tercera ceremonia se realizó en una iglesia de Santa Bárbara, California, el 15 de mayo.

Una página de fanáticos de Kourtney Kardashian compartió en Instagram las fotografías del matrimonio de la pareja. Allí se puede ver que la Kardashian lució un vestido Dolce & Gabanna corto de encaje con un majestuoso velo que tenía un bordado de la imagen de la Virgen María.

Su madre no pasó desapercibida, deslumbró a los invitados con un vestido rosa y fue quien la acompañó por el pasillo, mientras Kourtney llevaba un pequeño ramo de rosas rojas y blancas en sus manos. En la cuenta también se mostró una fotografía en la que se veía a la Kardashian junto a la hija de Kourtney, Alabama. Esta imagen es una selfie de ellas dos en la que lucían radiantes y felices.

Finalmente, se dio a conocer un video del momento en el que llegó al altar para unir su vida junto a Travis, quien lucía un traje negro. La ceremonia se llevó a cabo en el complejo junto al mar de Domenico Dolce y Stefano Gabbana y la recepción se dio en un castillo completo llamado Castello Brown, en Portofino.

Fiesta preboda

Travis y Kourtney estuvieron en Italia junto a sus hijos el fin de semana en el que se casaron para ultimar todos los detalles de la boda. Fueron a cenar a un restaurante italiano y Kim se mostró sexy.

Lució un top corto de tiras de color rojo que dejaban al descubierto los hombros y el pecho. Combinó el diminuto top con una falda lápiz ceñida al cuerpo que abrazaba sus curvas características. Por su parte, Travis lució un abrigo totalmente negro con detalles en los bordes del traje.

Boda en las Vegas

En abril de este año, Kourtney y Travis se casaron por primera vez en Las Vegas, después de que la pareja asistiera a los premios Grammy. Dicha ceremonia 30 minutos y la pareja insistió en que oficiara un imitador de Elvis Presley. A pesar de que tenían un oficiante en la capilla, la boda no fue legal, ya que no tenían una licencia de matrimonio durante ese tiempo.

Ceremonia en el Tribunal

Esta ceremonia fue la segunda en la que Kourtney y Travis se casaron en California. Esta boda fue legal, porque la pareja intercambió votos en los escalones del juzgado, según TMZ.

Travis usó un esmoquin completamente negro, mientras que Kourtney eligió un vestido blanco hasta la rodilla con mangas largas blancas y un velo a juego. Los recién casados se fueron en un convertible Chevrolet negro que decía con amor: “RECIÉN CASADOS”.