ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/14/2018 9:46:00 PM

Cartas

Cartas edición 1876 Cartas

Viva ‘Semana Rural’
Como una habitante de una gran urbe como Bogotá, siento una profunda alegría cuando en SEMANA aparece la página dedicada al proyecto periodístico de Semana Rural. Me quito el sombrero ante semejante iniciativa que está logrando que los citadinos conozcamos lo que sucede en las regiones (por cierto, invito a los lectores a visitar su página web; es muy buena). Si bien las noticias de esta edición no fueron muy positivas, pues el artículo habla de que en las regiones ganaron los mismos con las mismas, quiero felicitarlos de corazón por este proyecto.
Andrea Martínez
Bogotá
La lógica del ELN
Con los hechos realizados por el ELN y que relata el artículo ‘El nuevo enemigo’ (SEMANA n.º 1868), los colombianos cada vez nos convencemos de que esta guerrilla en realidad no quiere la paz. La revista se pregunta ¿qué busca con estos actos terroristas el ELN? Y responde: “Quizás la única respuesta razonable sea fortalecer su posición frente a las conversaciones con el gobierno”. Conclusión con la que no estoy de acuerdo. Si se repasa la historia del ELN, uno comprende que ellos, a diferencia de las Farc, son mucho más ideologizados. Como un culto de fanáticos religiosos, creen en el sacrificio y en la lucha hasta las últimas consecuencias, sin importar los costos que al final serán el precio a pagar por la revolución. En su estrechez ideológica, todavía creen representar a los sectores populares del país y alcanzar para ellos grandes transformaciones del Estado, cosa que ni siquiera lograron las Farc. Además, la ola de atentados no tiene que ver con fortalecer su posición, simplemente es parte de una lógica caduca del marxismo-leninismo de incrementar las contradicciones internas de una sociedad para acelerar la revolución. Una estrategia que no tiene ni la más mínima posibilidad de éxito.
Carlos Augusto Rodríguez
Cali
La empresa antes que la salud
La nota publicada en la revista bajo el título ‘Cerro Matoso, a responder por la salud’ (SEMANA n.º 1873) dista mucho del criterio y las consideraciones hechas por la Corte Constitucional frente al tema. El máximo tribunal estudió por años la situación de los trabajadores y pobladores afectados, y se apoyó en conceptos científicos e imparciales de Medicina Legal para concluir que los daños irreversibles a la salud de la gente fueron ocasionados por la compañía minera y que tales afectaciones eran perfectamente prevenibles. Pero la firma prefirió exponer a la gente al daño a cambio de ahorrarse algo de dinero. Así mismo, la revista pone por encima de la salud de los damnificados los intereses de la empresa. Por fortuna, quien imparte justicia en Colombia no son los medios ni mucho menos las mineras.
Darío Sarago
Bucaramanga
A dónde van a parar
SEMANA n.º 1873 nos trae dos interesantes artículos sobre narcos: ‘El hombre de los 20 millones de dólares’ y ‘El dinero perdido de los narcos’. En los dos casos hay gestión destacada del general Jorge Luis Vargas, director de la Dijín. 
En el primer caso, un señor Ricardo Cuenca pasaba como un exitoso empresario en el Eje Cafetero y norte del valle. Pero en varias partes del país tenía más de 50 propiedades por más de 50.000 millones de pesos. El martes anterior al Martes Santo, agentes de la Sijín lo arrestaron. Ahora se sabe que tenía el alias de Pinky, y fue el hombre de confianza de Jaír Sánchez (alias Mueblefino) del cartel del Norte del Valle. Este y otros cayeron en Estados Unidos, y colaborando con la Justicia denunciaron a Pinky. 
En el segundo caso, la Policía de Holanda arrestó un holandés que introducía droga a ese país y a Escocia. Comunicaron que era casado con una caleña y que actuaba con otros 5 colombianos que escaparon. El holandés y su esposa tenían 350 bienes en 6 departamentos valorados en 14.000 millones de pesos, ya en manos de la Justicia. El año pasado, la DEA descubrió en Cincinnati, Ohio, 320.000 dólares camuflados en maquinaria que venía para Bogotá. Entre los narcos estaba Severo Escobar, sobrino de Pablo.
La pregunta es a dónde van a parar estos dineros y bienes de la mafia. Es de ingrata recordación la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) que tenía puertas giratorias con congresistas y magistrados, que mandaban por fincas para administrar, y si estas producían en manos de la mafia, ahora tenían que ser subsidiadas por la DNE. ¡Ah! Y la mayoría de estos bienes ahora están desaparecidos. ¿Y cómo va la entidad que reemplazó a la DNE? Que por favor nos informen los entes de control.
Fidel José Vanegas Cantor
Bogotá

Ni chicha ni limoná
En la semana de la pasión de Cristo y de reflexión para muchos, luego de leer su artículo de portada de la edición n.º 1874, me tomé el tiempo para pensar un poco en el tema político actual del país.
Puedo decir que Iván Duque es un excelente prospecto para el camino a la Presidencia de la República, pero no ahora, no en esta candidatura. El país necesita una persona con experiencia, él y su coach lo saben. Les incumbe –considero– utilizar la razón, contrario a pretender tener un “corazón grande”.
Humberto debería seguir siendo, como hasta ahora, un excelente caballero y profesional De la Calle.
El ciudadano liberal, el de a pie, es serio y no votará por Sergio ni aunque este le invite a una taza de café con los mismos reyes de España en Medellín. Entre muchas otras razones, porque se muestra como alguien a quien al parecer no le gusta la política y mucho menos los políticos; y con su discurso de hombre académico intenta hacer entrever la falsa idea de no querer ser un tipo contaminado.
Germán reúne aptitudes, necesarias frente a la coyuntura actual del país. Es urgente un mejor liderazgo.
Lina Galeano
Medellín

Menos encuestas y más debates
Sobre los candidatos a la Presidencia y sus fórmulas vicepresidenciales, el ciudadano común y corriente desea más debates y menos encuestas. (SEMANA n.º 1874)
En lugar de dedicar tanto tiempo a la revelación de datos por las ínfimas encuestas que distraen al electorado y que por su tamaño son muy fáciles de manipular, al ciudadano corriente lo que más le interesa son las soluciones a los problemas sociales y económicos; son el pan de cada día en los hogares y en la existencia de los más de 50 millones de habitantes, ya que ahora habrá que incluir en el censo poblacional al millón de venezolanos que están en territorio de Colombia.
Las numerosas encuestas reveladas hasta ahora distraen al electorado, y, según la ficha técnica, se han hecho con base en los datos captados en l.200 hogares de todo el país; entonces, frente a más de 36 millones de personas aptas para votar, se puede afirmar que la manipulación es posible ante el ínfimo número de participantes.
En resumen, con motivo de la votación presidencial del día domingo 27 de mayo del presente año, que los candidatos se ocupen de dar a conocer sus propuestas en materia social y económica; iniciativas que coadyuven a sacar a Colombia como el país de las marcas del más inmoral, con los mayores índices de desigualdades económicas y sociales y con un impuesto al valor agregado (IVA) que afecta los ingresos de todos. 
Jorge Giraldo Acevedo
Iquira, Huila

TEMAS RELACIONADOSflecha opinion

EDICIÓN 1997

PORTADA

Terremoto político: el proceso contra Álvaro Uribe sacude al país

¿Qué sigue para Álvaro Uribe, para el Gobierno y para el país después de la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia? Esa decisión marca un antes y un después en la historia de Colombia.

05

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1997

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall