Sobre Rodolfo Llinás

Por: Patricia Llinás Riascos

Agradecemos a la revista SEMANA (#1.051) por su artículo sobre el doctor Llinás Riascos. Sin embargo, desearíamos aclarar ciertas inexactitudes tanto de su vida como de su carrera científica.


Agradecemos a la revista SEMANA (#1.051) por su artículo sobre el doctor Llinás Riascos. Sin embargo, desearíamos aclarar ciertas inexactitudes tanto de su vida como de su carrera científica. En primer lugar, el telescopio que tiene en su casa de verano no le fue obsequiado por sus "colegas de la Nasa", sino que él mismo lo diseñó y lo mandó construir. Igualmente, desearíamos aclarar que el doctor Llinás no trabaja con o para la Nasa, puesto que él solamente llevó a cabo un proyecto concreto que les propuso para el estudio del cerebro en estado de ingravidez, y que una vez concluido se desligó de dicha institución. Finalmente, deseamos sugerir que siempre relacionar su nombre con un posible premio Nobel es un asunto absolutamente irrelevante y especulativo, que más que 'adornar' su carrera desconoce su intenso y mundialmente reconocido trabajo científico en el campo de la neurofisiología, y que además va en contra de la objetividad que ha caracterizado siempre a su revista.