entrevista

“Nuestro gran capital es la gente”: William Vélez Sierra

Así lo reconoce con orgullo el empresario antioqueño, un visionario que construyó un gran grupo empresarial que arrancó con dos personas y una bicicleta y hoy genera 14.000 empleos en Colombia y unos 5.000 en el exterior.


En 25 años, William Vélez Sierra no se ha tomado unas vacaciones. Sus días transcurren entre aeropuertos, juntas y llamadas telefónicas que contesta sin dejar de caminar de un lado a otro por su oficina. Más de la mitad de la semana ya está en pie a las 4:00 de la mañana. Los fines de semana viaja a su tierra, Antioquia, y cuando necesita descansar, cambia de trabajo, y se va a sus fincas a supervisar un cultivo de plátano y un hato ganadero.

“Ser empresario no es fácil”, reconoce este ingeniero de la Universidad Bolivariana que nació en San Pedro de los Milagros y por un golpe de suerte, o más bien un mandato divino, terminó antes de finalizar su carrera como jefe de obra de Eléctricas de Manizales, compañía que años más tarde adquirió.

El Grupo Ethuss se convirtió en su vida. Con esfuerzo ha logrado crecer no solo en el territorio nacional, sino en países como México, Guatemala, Honduras, Panamá, Ecuador, Perú y Chile. De hecho, cuenta, este año por lo menos el 40 por ciento de las ventas provendrán del exterior. Sacrificio, dedicación y pensar en que jamás será derrotado a pesar de las adversidades, además de no descapitalizar las empresas, ha sido su fórmula del éxito.

Y aunque el corazón de las compañías del grupo es la ingeniería (es responsable de la construcción del 70 por ciento de las líneas de transmisiones de alta tensión en Colombia y de impresionantes obras como: hidroeléctricas, termoeléctricas, edificios, puentes, carreteras, plantas industriales y refinerías, entre otros) con el tiempo, y para satisfacer las necesidades de los clientes, ha incursionado en otros sectores como el de los servicios públicos.

SEMANA: ¿Cómo llega al negocio del aseo?

WILLIAM VÉLEZ SIERRA: Fue por unos amigos que tenían una operación de servicios públicos de aseo y nosotros compramos una participación y comenzamos a crecer. Luego fundamos Interaseo, nuestra empresa operadora, el primer servicio que prestamos fue con el relleno sanitario de Medellín, de ahí en adelante comenzamos a licitar ya con experiencia.

SEMANA: Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero usted lo ha sido...

W.V.S.: Nosotros hemos sido unos contratistas importantes y, hay que decirlo, hemos trabajado con mucha calidad y cumplimiento. Hemos desarrollado más de 10,500 obras a satisfacción en Colombia, contribuido significativamente con el desarrollo de la infraestructura, construido en las zonas rurales más apartadas vías de acceso y torres de energía, y con esto hemos llevado prosperidad; pero, sobre todo, nos hemos comprometido con el desarrollo de nuestros colaboradores, el de las comunidades con las que tenemos contacto y con el medio ambiente.

SEMANA: A lo largo de tantos años como empresario y de haber hecho aportes significativos a la infraestructura de este país, ¿qué es lo que más lo llena de orgullo?

W.V.S.: Tener un grupo empresarial que cumple con todos los estándares requeridos para la ejecución de grandes obras y que es respetado a nivel nacional e internacional. Me llena de inmensa satisfacción todos los proyectos que le mejoran la calidad de vida a las personas, como el del Chocó, que le permitió a la comunidad disfrutar de 24 horas de energía sin cortes. También me llena de alegría saber que estamos contribuyendo con la calidad de vida de todos los colaboradores que trabajan con nosotros, ya que ellos son nuestro mayor capital.

SEMANA: ¿Qué siente que le ha faltado hacer en su vida?

W.V.S.: Disfrutar más la vida, tener más tiempo con las personas que quiero, sobre todo con mis hijas y mis nietos. Quisiera tener un poco más de tiempo para vivir, pero uno no debe lamentarse de lo que no ha hecho, ¿cierto? (risas).

SEMANA: ¿En algún momento quien tomará las riendas del grupo?

W.V.S.: El Grupo Ethuss tiene una estructura sólida, en donde se ejecutan las políticas de gobierno corporativo, que permiten que un Grupo de esta magnitud, no dependa de las personas, sino de la institucionalidad y órganos de administración establecidos; los cuales serán los encargados de determinar las personas que tomaran las riendas de la organización.

SEMANA: ¿Qué crisis recuerda que lo haya marcado en su vida empresarial?

W.V.S.: Entre los años 90 y 2002. En esa época, las empresas que sobrevivimos no fuimos muchas. Nos volvimos pesimistas y cuando uno se levanta pesimista, no produce y no es capaz de proyectarse. Hay que ser optimista, pero no iluso.

Como toda crisis pasó, y el Grupo Ethuss salió fortalecido. El espíritu inquebrantable e incansable de Vélez Sierra ha garantizado un promisorio presente y futuro. “Estas empresas sobreviven porque uno cuida el patrimonio de su gente, sus obras y su capital. Uno como empresario, de corazón, queda con muchas satisfacciones, aunque con mala calidad de vida (risas). Las grandes empresas del país son familiares, se hacen con esfuerzo y para sostenerlas hay que trabajar todos los días, porque no marchan solas”.