Tendencias
Vacuna coronavirus
Vacuna de Astrazeneca: segunda dosis no aumenta riesgo de trombos, según reveló un nuevo estudio de ‘The Lancet’ - Foto: Agencia AP

vacunación

Vacuna de AstraZeneca: segunda dosis no aumenta riesgo de trombos, según reveló un nuevo estudio de The Lancet

La revista asegura que se identificaron 13 casos de trombos después de la segunda dosis, que se produjeron entre 1 y 13 días después de la vacunación, aunque “no se observaron casos fuera del tiempo de 14 días”.

En el primer semestre del año cuando aún no se conocían muchos detalles y efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus disponibles, la desarrollada por el laboratorio de AstraZeneca fue una de las más afectadas por la presencia de extraños casos de trombosis en personas que se inyectaban dicho biológico.

Esto llevó a que incluso varios países del mundo suspendieran la vacunación con AstraZeneca y en algunos casos las personas que habían recibido una primera dosis del biológico se inyectaran con otro para completar su esquema de vacunación.

AstraZeneca. (AP Foto/Alessandra Tarantino)
Esto llevó a que incluso varios países del mundo suspendieran la vacunación con AstraZeneca y en algunos casos las personas que habían recibido una primera dosis del biológico se inyectaran con otro para completar su esquema de vacunación. - Foto: AP

Para tranquilidad de muchos, en las últimas horas salió un nuevo estudio de la reconocida revista científica The Lancet, en el que revela que los vacunados contra el coronavirus con la segunda dosis de Vaxzevria, el preparado de AstraZeneca, no tienen más riesgo de padecer trombos raros que aquellas personas que no han sido inmunizadas.

Los expertos constataron que la incidencia estimada de trombocitopenia inmune trombótica inducida por vacunación (VITT) en personas que recibieron el segundo pinchazo de la vacuna de AstraZeneca es de 2,3 por cada millón de vacunados, similar a la observada en las poblaciones no vacunadas.

Después de la primera dosis, la incidencia estimada se situó en 8,1 por cada millón de vacunados, destacó el estudio.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de AstraZeneca, Mene Pangalos, reiteró en un comunicado que Vaxzevria “es efectiva contra todos los niveles de gravedad de la covid-19”, al tiempo que “desempeña un papel clave en la lucha contra la pandemia”.

A menos que se detecte un VITT después de la primera dosis, estos resultados apoyan la administración de la segunda dosis de Vaxzevria en los tiempos previstos, de cara a ofrecer protección contra la covid-19, incluidas las variantes más preocupantes”, sostuvo el directivo.

En el estudio, la revista asegura que se identificaron 13 casos de trombos después de la segunda dosis de AstraZeneca, que se produjeron entre 1 y 13 días después de la vacunación, aunque “no se observaron casos fuera de la ventana de 14 días”, indica el estudio.

De los 13 casos identificados, ocho personas presentaron embolia pulmonar, que coexistieron con trombosis del seno venoso cerebral en dos individuos; un paciente con trombosis venosa profunda; uno con accidente cerebrovascular trombótico; y dos con embolias no especificadas. Asimismo, la revista indica que las personas que presentaron estos efectos tenían entre 45 y 85 años.

Los expertos advierten que no ha habido tiempo suficiente aún para informar sobre el impacto de Vaxzevria después de la segunda dosis, aunque “otros estudios han demostrado” que la tasa de incidencia de “casos de raros de coagulación en la sangre” es “menor” tras el segundo pinchazo.

Esto porque, según datos semanales del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades y el Departamento de Energía Empresarial y Estrategia Industrial del Reino Unido, al 25 de abril de 2021, se estimaba que aproximadamente 5,62 millones de personas habían recibido la segunda dosis de AstraZeneca en la Unión Europea en el Reino Unido (93,5% administrado en el Reino Unido). “Con base en este nivel de exposición, la tasa estimada de VITT dentro de los 14 días de la segunda dosis fue de 2, 3 por millón de vacunados”.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que los inusuales coágulos de sangre "deben incluirse como efectos secundarios muy raros" de la vacuna AstraZeneca. BBC - GETTY
Se conoció que un grupo de expertos independientes y también científicos de la Universidad de Oxford, que ayudó con el desarrollo de la vacuna de AstraZeneca, trabajan en investigaciones que modificarían las fórmulas de las vacunas para evitar que estos casos continúen, según reveló The Wall Street Journal. - Foto: BBC - GETTY

Asimismo, confirmaron que, independientemente de la vacuna utilizada, “el aumento de la incidencia de trombos entre las personas infectadas” con COVID-19 “fue mucho mayor que entre las vacunadas”.

AstraZeneca modificaría su vacuna

Se conoció que un grupo de expertos independientes y también científicos de la Universidad de Oxford, que ayudó con el desarrollo de la vacuna de AstraZeneca, trabajan en investigaciones que modificarían las fórmulas de las vacunas para evitar que estos casos continúen, según reveló The Wall Street Journal.

Ambas farmacéuticas señalaron que están de acuerdo con este tipo de estudios que permitirán comprender en qué tipo de eventos se presenta la trombosis y cómo se pueden evitar estas situaciones.

Sin embargo, una modificación de este tipo podría incidir en el tipo de aprobaciones que las autoridades regulatorias de los países han brindado a las vacunas así como en sus derechos de propiedad.

Los estudios además están siendo bien vistos por otro tipo de autoridades, aun cuando los casos de trombosis para la vacuna de AstraZeneca son de 1 a 2 por cada 100.000 personas inoculadas o de 0,3 % por cada 100.000 vacunados con la vacuna de Janssen de J&J, lo que significa que otro tipo de medicamentos podrían causar más de estos casos que las mismas vacunas.