Home

Cultura

Artículo

En 2018, año del último informe disponible, se vendieron 47,1 millones de ejemplares y se registraron 21.750 nuevos títulos editados. La venta de libros ese año en el país alcanzó la cifra de $763.000 millones, 2,5% más con respecto a 2017. - Foto: Cámara Colombiana del Libro (CCL)

entrevista

Colombia Lee: una vitrina para navegar por la oferta de libros y librerías del país

El pasado 23 de abril, Día del libro, el Ministerio de Cultura y la Cámara Colombiana del Libro lanzaron una plataforma digital para impulsar la reactivación del sector editorial. El proyecto se llama Colombia Lee. SEMANA habló con Enrique González Villa, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro.

¿Qué es y por qué se creó Colombia Lee?

Catálogo de la Oferta Editorial, Colombia Lee, es la plataforma digital para impulsar la reactivación del sector editorial, que reúne información de más de 200 mil títulos de 634 editoriales y distribuidoras de producción local y buena parte de las obras importadas que están disponibles en el país.

Colombia Lee facilitará la cadena de comercialización de libros en el país y constituye una apuesta por la modernización de la gestión operativa y comercial de las editoriales, a través de la consolidación de toda la información de las obras discriminada por título, autor, editor, tamaño, precio, peso, formato, entre otras características, que los editores, distribuidores, libreros y lectores podrán consultar en el portal web.

Esta primera función que tiene la plataforma, de permitir la consulta detallada de las obras en un mismo lugar, marca el inicio de la modernización de la cadena de comercialización del libro en el país, ya que se tiene previsto continuar con el desarrollo de otras herramientas como la georeferenciación de los puntos de venta, hacer negocios desde el catálogo y ayudar a los actores de la cadena con inteligencia de mercado por este canal.

¿Es una herramienta para quienes están en el sector editorial, o podría beneficiarse también el público en general?

Colombia Lee, pone a disposición de los editores, distribuidores, libreros y lectores la información de los libros disponibles en el país.

El proyecto de modernización, que iniciamos en 2018, pone a tono a todos los actores empresariales del sector editorial colombiano con las nuevas tendencias globales en la circulación de información sobre la oferta editorial y la comercialización de libros y pone a disposición de los lectores una herramienta clave para fortalecer el acceso al libro.

La plataforma es como una enorme base de datos del mundo editorial colombiano. ¿Qué tan difícil fue conseguir la información?

El proceso de creación de Colombia Lee lo inició la Cámara Colombiana del Libro a mediados de 2018, pero registró un impulso en su ejecución en 2020, gracias al respaldo que le dio el Ministerio de Cultura. Con el apoyo de la cartera se consolidó en el portal web toda la información de la producción editorial del país.

Durante el camino de creación de esta iniciativa, se desarrolló un lenguaje común llamado el SINLIC, un sistema de información unificado sobre fichas de libros, ventas, devoluciones, cambios de precios y otros datos relevantes para todos los actores de la cadena comercial del libro, lo cual permite ahorrar tiempo y dinero.

¿Cómo ayudará Colombia Lee a la visibilización internacional del trabajo de escritores y editoriales nacionales?

Colombia Lee es una herramienta para todos los actores de la cadena del libro, ya que, al contener toda la oferta editorial disponible en el país, es una vitrina para los editores, distribuidores y agentes de todas las latitudes, quienes podrán encontrar en el Catálogo, los catálogos “vivos” de las editoriales en Colombia.

¿Cómo podrían sacarle particular provecho las editoriales y las librerías independientes?

Colombia Lee fue diseñado para ser un apoyo en la comercialización de libros para todos los actores de la cadena, es decir, editores, distribuidores y libreros, sin importar su tamaño, hacen parte de él, de tal forma que, al mejorar las comunicaciones entre ellos, también se mejorará la comunicación con los lectores.

Con la pandemia, ¿qué eslabón del sector editorial se ha visto más afectado?

Sin lugar a duda las librerías, son el eslabón más débil de la cadena. En el mes de febrero realizamos una micro encuesta entre las empresas del sector, tratando de identificar la evolución de dos variables principales: las ventas y el empleo. Más de cien empresas, editoriales, distribuidoras y librerías, que cubren todo el espectro de tamaño y de subsector de mercado, aportaron sus datos. Los resultados preliminares muestran una caída de 13,2% en las ventas totales; de 24,8% en las exportaciones; de 18,2% en las importaciones; y de 9,6% en el empleo generado por el sector. El cierre de los establecimientos comerciales durante buena parte del año, la suspensión de actividades presenciales en el sistema educativo, el teletrabajo, las dificultades en las compras públicas y en la realización de las ferias del libro fueron elementos centrales en la caída de la demanda del sector.

El canal de distribuidoras y librerías fue uno de los más afectados por la crisis. Si bien no podemos hablar de un fenómeno masivo de cese de operaciones de librerías, es indudable que las cuarentenas impactaron especialmente a este subsector. En la encuesta que acabamos de realizar se reporta una caída de -28,2% en distribuidoras y de -28,4% en librerías. En este canal, de nuevo, el impacto fue menor en las empresas que habían desarrollado capacidades tecnológicas en el campo de la comercialización electrónica.

¿Qué proyectos vienen a futuro para seguir fortaleciendo esta industria?

Actualmente, Colombia Lee, es una gran vitrina para todo aquel que quiera navegar por la oferta de libros y de librerías del país. Las siguientes etapas incluyen funciones como la georeferenciación de los puntos de venta, hacer ventas desde el catálogo y ayudar a los actores de la cadena con inteligencia de mercado. Este es un proyecto de largo aliento, en el que la Cámara Colombiana del Libro, de la mano de los aliados estratégicos, seguirá trabajando.

Por supuesto la FILBo que se va a realizará de manera física y virtual del 6 al 22 de agosto, así como las ferias regionales del libro, el Festival de Libros para Niños y Jóvenes en el mes de octubre y Noviembre Independiente.

Continuamos aunando esfuerzos con aliados públicos y privados para seguir llevando el libro y la lectura a las distintas regiones del país.

Le recomendamos: