Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2003 12:00:00 AM

Después del amor

Fito Páez vuelve a Colombia para presentar su disco 'Naturaleza sangre'. El músico argentino habló con SEMANA sobre su nuevo trabajo, sobre cine y el rompimiento con su esposa, Cecilia Roth.

Para Fito Paez es imposible separar su vida de su música. Desde el inicio de su carrera sus trabajos han sido claramente autobiográficos. Por ejemplo, en 1987, después del asesinato de su tía abuela y de su abuela en Rosario, publicó Ciudad de pobres corazones, un disco en el que son latentes su rabia y su desencanto. Más tarde, en 1992, se enamoró de la actriz Cecilia Roth y compuso el ya clásico El amor después del amor. En 2000 nació su hijo Martín y esto lo impulsó a escribir Rey Sol. Así, todo parece indicar que cada una de sus canciones surge a partir de la vida misma.

Naturaleza sangre, el nuevo trabajo discográfico de Páez, no es la excepción. Las letras de sus canciones son cada vez más personales y reflejan muchas de las cosas que lo han afectado en los últimos tres años: su debut en el cine, la crisis social y política de su país, la creación de su propio sello y la ruptura con su esposa, Cecilia Roth. Todos estos eventos cambiaron la perspectiva del músico argentino sobre la vida y sobre su forma de hacer música.

Lo primero que habría que anotar sobre Naturaleza sangre es que Páez vuelve a un estilo más roquero, muy parecido al de discos como Del 63. El sonido es más puro y utiliza menos instrumentos, lo que le da más peso a la voz y a las letras. Esto se puede entender como un regreso a las raíces, como una búsqueda en los orígenes de su carrera. Pero para Páez esto es algo que se dio espontáneamente: "No me gusta pensar que volver a las raíces es algo moralmente bueno. No quiero que la gente diga: 'Qué bueno, Fito por fin volvió a sus raíces musicales'. Más que nada me parece que es un movimiento involuntario. Es algo que está sucediendo en mi música, no es una vuelta a algo esencial que antes no tenía. Siento como si hubiera salido de mi casa a dar un paseo que duró 20 años- y he regresado", le explicó a SEMANA desde su estudio en Buenos Aires

Este regreso implica también una reflexión más profunda. A diferencia de su trabajo anterior (Rey Sol, de 2001) las letras son cada vez más estructuradas y con una cierta pretensión poética. No en vano el disco está dedicado al poeta Juan Gelman. El mismo Páez admite que los textos de Gelman lo han influenciado mucho últimamente: "Lo que sí es claro en la poesía de Juan -y esto es algo que yo quise aprender- es cómo a partir de palabras sencillas se puede llegar al corazón de las cosas. Obviamente, no imité su poesía pero sí tomé como referencia esa precisión de sus textos. En ese sentido creo que su influencia más que formal es emocional. En el álbum yo estoy contando lo que quiero contar, estoy diciendo lo que quiero decir y en ese punto Juan figura como un norte". Otra de las novedades de Naturaleza sangre es que se trata del primer disco que Páez produce con su propio sello, Circo Beat, después de terminar su contrato con Warner. Esta nueva condición de productor le da más libertad creativa a Páez. Incluso se da el lujo de trabajar con dos grandes de la música argentina: Luis Alberto Spinetta y Charly García.

Pero esta nueva propuesta musical se ha visto empañada por su vida personal. En efecto, los medios han ignorado un poco el nuevo disco y se han centrado en su divorcio. Para muchos el álbum es una especie de despedida de Cecilia Roth (por ejemplo, en la canción Los restos de nuestro amor). El prefiere alejarse de estas interpretaciones aunque acepta que el rompimiento sí lo ha afectado: "Pienso que hay que desmitificar y desfarandulizar las cosas. La gente tiende a ver en un álbum la vida personal del músico y, aunque es evidente que mi vida aparece allí, no se puede oír el disco sólo en función de esto". También ha sido muy comentada su labor como director de cine. Los críticos han destruido su película (protagonizada por Roth y por el mexicano Gael García), pero él no le da mucha importancia y afirma que tiene otros proyectos.

Pero por ahora Páez está concentrado en la gira de promoción de su disco por América Latina. Y, sin duda, una de las presentaciones que más lo emociona es la de Colombia: "Junto con Cuba, es el país donde me siento mejor. Cuando yo fui a tocar por primera vez ya conocían mis discos aunque nadie los distribuía. Creo que esto no es sólo conmigo, creo que Colombia tiene una relación muy especial con todo el rock argentino. Siempre mantengo un especial respeto por esa relación".

Fito Páez se presentará el 7 de agosto en Medellín, el 9 en Cali y el 13 en Bogotá.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.