Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/1995 12:00:00 AM

LA CIUDAD DE LAS MUJERES

'Femina Ludens', el último montaje de La Candelaria, le da la palabra a sus actrices

LA CIUDAD DE LAS MUJERES, Sección Cultura, edición 690, Aug 21 1995 LA CIUDAD DE LAS MUJERES
DIFERENCIA DE sensibilidades, de oportunidades sociales, de constitución fisiológica y muchos otros argumentos intenta explicar esa brecha nunca superada entre los sexos. La visión de la mujer se ejerce desde otro rincón del mundo, y el arte más de una vez ha caído en la tentación de dar cuenta de ello. Ahora le tocó al grupo La Candelaria, que en Fémina Ludens, escrita y dirigida por Nora Ayala, le da la palabra a sus mujeres.
Esta propuesta quiebra la estructura esperada de una pieza clásica. No se encuentra allí el conflicto central, ni el desarrollo de personajes ni el diálogo dramático, ni dependen de estos elementos el ritmo y la fluidez de la puesta en escena, como en los trabajos anteriores de La Candelaria.
Todo esto se reemplaza por escenas más allá del realismo en las que la música, la coreografía y el trabajo corporal suplen los textos, y donde los esbozos toman el lugar del personaje cerrado. A través de sucesivos sketchs surgen prototipos como el del ama de casa, la coqueta o la madre, quienes se encuentran y desencuentran en un particular ramillete de símbolos que van desde la escoba agresiva al colorete triste. Este espacio escénico, creado con base en movimientos precisos, se puebla de vez en cuando con monólogos obsesivos que nunca se transmutan en diálogos y que dan cuenta de la soledad de la mujer, de sus espejos ciegos, de sus fetos sin mañana y de sus muertos. En esta sinfonía de murmullos y ecos sin futuro, el grupo logra a veces arrancar riquìsimos momentos de vida, pero otras se desperdicia en intentos abstractos del lenguaje, o de nostalgias de denuncia social. Y es este contraste, entre elementos nacidos de su más pura tradición y experimentaciones del lenguaje a medio camino, donde se puede hacer el balance de Femina Ludens, una obra que innova, que logra escenas vibrantes pero que muchas veces se pierde en búsquedas formales, mucho más acordes con modelos escénicos internacionales en boga que con los interesantes hallazgos que este grupo ha acumulado a lo largo de su historia.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Las risas que provocó el discurso de Trump en la ONU

    Las risas que provocó el discurso de Trump en la ONU

    close
  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.