deportes

Inglaterra da un paso más para abolir los cabezazos en el fútbol; lo ven muy peligroso

Iniciarán desde el fútbol formativo, pero el proyecto podría acabar dando pasos al profesionalismo.


El siglo XXI ha traído grandes cambios para el fútbol con el ingreso de la tecnología y reglas que han terminado por revolucionar el deporte. El VAR marcó un camino que en la Fifa quieren seguir con cambios para el fuera de lugar, aunque en otras latitudes del planeta, como en Inglaterra, se la juegan por decisiones más contundentes desde la formación de los jugadores.

Hace un mes se dio a conocer por parte de la Federación Inglesa (FA) el proyecto que busca prohibir los cabezazos en las categorías sub-12 e inferiores, poniendo como prioridad la integridad física de los niños y niñas en su iniciación como deportistas. “La FA recibió la aprobación de la Junta de la Asociación Internacional de Fútbol [IFAB] para introducir una nueva prueba para eliminar los cabezazos deliberados en los partidos de fútbol en el nivel U12 e inferior en Inglaterra desde el comienzo de la temporada 2022-23″, indica el comunicado emitido el pasado 18 de julio.

Aunque esta decisión está lejos de llegar al fútbol profesional, donde los cabezazos son tan comunes como un tiro de esquina o un tiro libre, el proyecto planea incluir a otras categorías dependiendo los resultados obtenidos al final de la presente temporada. “Este paso hará que las coincidencias en estos grupos de edad estén en línea con nuestra guía actual de cabeceo para entrenamiento, que ya recomienda que se elimine o restrinja el cabeceo en este nivel”, añade el comunicado de la FA.

Esta preocupación por los cabezazos en el fútbol no es nueva en Inglaterra, pues, desde la temporada 2021/22, se entregó una guía a los equipos profesionales y amateur con el objetivo de enfocar alguna de sus sesiones de entrenamiento en el manejo de la fuerza para disparos de cabeza en zona defensiva u ofensiva.

“Esta recomendación se proporciona para proteger el bienestar de los jugadores y se revisará periódicamente a medida que se realicen más investigaciones para comprender mejor el impacto de los cabezazos en el fútbol”, argumentó la Federación Inglesa.

La idea inicial de la FA es que durante las sesiones de entrenamiento no se deje el cabezazo como un supuesto de cada jugador, sino que se tenga en cuenta al manejo de las fuerzas en el cuello y el torso, además de las consecuencias que podría traer para los jugadores que están más expuestos al golpeo con esta parte del cuerpo, en el que salen a relucir los defensores y volantes de primera línea como grandes afectados.

Tottenham's Harry Kane, second right, scores his side's third goal during the English Premier League soccer match between Manchester City and Tottenham Hotspur, at the Etihad stadium in Manchester, England, Saturday, Feb. 19, 2022. (AP/Jon Super)
Harry Kane disputa un cabezazo en un partido entre el Tottenham y Manchester City - Foto: AP/Jon Super

Mark Bullingham, director ejecutivo de la FA, aseguró que “estas medidas se han desarrollado siguiendo estudios con entrenadores y médicos y representan un enfoque cauteloso mientras aprendemos más” sobre el impacto de los cabezazos desde temprana edad y también en la edad adulta.

“Estamos comprometidos con más investigaciones médicas para comprender los riesgos dentro del fútbol, mientras tanto esto reduce un factor de riesgo potencial”, añade el máximo dirigente del fútbol inglés. “En general, es importante recordar que la abrumadora evidencia médica es que el fútbol y otros deportes tienen impactos positivos tanto en la salud mental como en la física”, completa Bullingham.

Desde la Premier también abrieron la puerta a hacer un estudio de los posibles riesgos a los que se enfrentan los jugadores ingleses y extranjeros. “Nuestra prioridad es hacer que el juego sea lo más seguro posible para todos los jugadores. Hemos trabajado en colaboración en todo el mundo del fútbol para llevar a cabo estos proyectos de investigación iniciales que nos ayuden a comprender mejor el impacto de los cabeceos e informar la orientación para todos los niveles del juego”, indicó el CEO de la primera división inglesa, Richard Masters.

La aprobación de la IFAB, entidad encargada de modificar las reglas del fútbol, marca un punto de partida para una decisión que, a la larga, provocaría un cambio para siempre en la forma en la que se juega actualmente.