Home

Deportes

Artículo

El defensor sorprendió sacando de su maletín una infusión tradicional en Argentina, Uruguay y otros países de Sudamérica: el Mate. - Foto: sxc.hu

deportes

Jugador de Inglaterra mostró su gusto por el mate y contó que era ‘una adicción’

“Lo he estado bebiendo durante mucho tiempo. Empecé en Portugal con algunos de mis compañeros argentinos de equipo”, dijo el jugador.

Sin duda, la selección de Inglaterra llegó al Mundial Qatar 2022 como una de las favritas para quedarse con la copa. Ahora, después de su exhibición en el primer partido del torneo tras golear 6-2 a Irán, se pudo confirmar.

Luego de un espectacular debut, Inglaterra ofreció el viernes su versión más pragmática para asegurar un empate 0-0 ante una mejorada Estados Unidos con el que pone un pie en los octavos de final de Qatar-2022.

Ahora bien, a la espera del duelo de este martes frente a Gales, el último del Grupo B, la Federación inglesa aprovechó a mostrar “qué artículos no podrían faltar” en las maletas que llevan los jugadores de su equipo. Y los elegidos para mostrarlo fueron: Harry Kane y Eric Dier, ambos del Tottenham.

Mientras el gran goleador de los Tres Leones sacó unas pantuflas, el defensor sorprendió sacando de su maletín una infusión tradicional en Argentina, Uruguay y otros países de Sudamérica: el Mate. “Lo he estado bebiendo durante mucho tiempo. Empecé en Portugal con algunos de mis compañeros argentinos de equipo. Se trata de una adicción, es una adicción”, dijo Dier para el canal oficial en YouTube de Inglaterra.

Cabe recordar que este jugador compartió club con varios argentinos durante su estadía en el Sporting Lisboa. Entre ellos, Valentín Viola, Marcos Rojos, Emiliano Insúa y Fabián Rinaudo.

“Lo lleva a todos los lugares”, agregó su compañero Kane, al que intentaron ofrecerle la bebida, pero al parecer, no accedió. “Matt Doherty y yo bebemos juntos y estamos tratando de convencerlo a él”, agregó el jugador de 28 años entre risas.

“No funciona para mí. Simplemente, algunas cosas no son para todas las personas. Soy un hombre de café. Lo probé, pero es demasiado invasivo”, dijo Kane al analizar el gusto que tiene el mate y el ritual para armarlo.

La preparación no es fácil. Llevarlo de un lado a otro es un asunto complicado, pero vale la pena. Es como un té verde fuerte. Creo que es la mejor manera de describirlo. Tiene un gusto muy distrital. Y es fuerte”, explicó Dier, que dejó en claro durante el segmento que no puede arrancar su mañana sin la que es ya su infusión favorita.

“Definitivamente tiene el mismo efecto que un café, realmente te despierta. En la mañana tengo sueño si no lo tomo”, concluyó el futbolista, quien ingresó algunos minutos en la victoria ante el conjunto iraní en el estreno de la Copa del Mundo.

Kane, por su parte, todavía no pudo marcar en el Mundial, pero su presencia en el equipo es imprescindible para las grandes aspiraciones que tiene.

EE. UU. sigue invicto

Al tiempo que mantenía alejado el peligro, Estados Unidos se iba atreviendo a avistar el arco de Jordan Pickford.

Las primeras aproximaciones llegaron con un cabezazo desviado del delantero Haji Wright, la única novedad que introdujo Berhalter en el once inicial, y un remate alto de Weston McKennie cuando estaba completamente solo en el corazón del área.

Estados Unidos era capaz de explotar su mayor arma, la verticalidad de potentes volantes como McKennie o Yunus Musah y del extremo Tim Weah, hijo del legendario ex jugador liberiano George Weah y autor del único gol ante Gales.

También llegaron las apariciones de Pulisic, tan esporádicas como dañinas. En el minuto 33 recibió la pelota en el pico derecho del área y sorprendió a la zaga inglesa con un zurdazo que se estrelló en el travesaño.

El delantero estaba ansioso por reivindicarse frente a Inglaterra después de meses complicados en el Chelsea.

El pelotazo en la madera resonó en el imponente estadio Al Bayt y espabiló a los ingleses, que antes del descanso respondieron con un disparo desviado de Saka y otro de Mason Mount que atajó Matt Turner con una gran estirada.

A la vuelta del vestuario, Estados Unidos siguió llamando a la puerta del arco inglés alentado por gritos de ‘USA, USA’ entre los 68.463 espectadores de las gradas.

Southgate reaccionó relevando a Bellingham pero esta vez no explotó su lujoso banquillo y solo cambió a Sterling por Grealish.

El extremo del Manchester City dio algo de vitalidad al ataque inglés y Kane tuvo una última ocasión en el descuento con un cabezazo en el área, pero Estados Unidos acabó manteniendo su imbatibilidad ante Inglaterra en sus tres enfrentamientos en Mundiales.

*Con información de la AFP.