Home

Deportes

Artículo

España y Alemania se enfrentan el próximo domingo 27 de noviembre.
España y Alemania se enfrentan el próximo domingo 27 de noviembre. - Foto: Collage Semana

deportes

Qatar 2022: España busca los octavos de final contra una Alemania sin margen de error en el Mundial

Un clásico europeo podría definir un clasificado o un eliminado.

La selección de España, ilusionada por el 7-0 endosado a la Costa Rica del colombiano Luis Fernando Suárez, buscará este domingo 27 de noviembre, contra una Alemania herida, una victoria que le encarrile hacia los octavos de final del Mundial de Qatar 2022.

El abultado triunfo en el inicio mundialista catapultó a ‘la roja’ al primer puesto del grupo E empatado a tres puntos con Japón, el segundo de la llave tras su sorpresiva victoria sobre Alemania el miércoles. Una nueva victoria ante los germanos prácticamente aseguraría a los españoles el pase a la siguiente fase del campeonato mundial, que sería matemática si Costa Rica no logra ganar a Japón en el otro partido de la llave.

“Haber debutado de una manera tan contundente genera confianza, pero no hay que irse al exceso de confianza. Alemania reúne los requisitos para que no te confíes o te pasan por encima”, afirmó este sábado el seleccionador español, Luis Enrique Martínez.

España quiere evitar tener que jugar un partido a vida o muerte contra los nipones en el último encuentro de la fase de grupos. Por lo que será fundamental poder confirmar la clasificación ante los alemanes y así también irse perfilando como el ganador de la zona. Lo que permitiría a los europeos evitar un rival más fuerte en la siguiente fase.

“Si ganamos, estaremos en octavos y ese es nuestro objetivo”, afirmó este sábado el delantero de la selección española, Dani Olmo. Costa Rica fue “el primer partido, se vive con mucha emoción y felicidad, pero hay que tener calma, nos espera una final (contra Alemania) y aún queda mucho”, añadió.

España dio una lección de fútbol el miércoles pasado ante Costa Rica, que intentará repetir el domingo en el estadio Al Bayt, en Al Khor a unos 50 km de Doha, pero ante uno de los equipos más ganadores de la historia de los mundiales.

El más del millar de pases dado por los jugadores españoles recordó la mejor época del combinado nacional cuando ganó consecutivamente las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de 2010. De la gesta mundialista queda Sergio Busquets, intocable para Luis Enrique, que tiene ahora como escuderos a los jóvenes Pedri y Gavi, formando una línea en el centro del campo que probablemente repetirá ante los germanos.

Busquets es el único superviviente del último partido hasta la fecha en Mundiales entre España y Alemania cuando la roja se impuso a los teutones 1a 0 en las semifinales de Sudáfrica 2010, donde acabaría levantando la Copa del Mundo.

Más fresco para los hombres de Hansi Flick está el recuerdo de la derrota 6 a 0 contra la Roja en 2020 en la Liga de Naciones en 2020. Los autores de cinco de esos seis goles (Ferran Torres, Dani Olmo, Álvaro Morata) siguen siendo puntales del ataque del equipo que el domingo se enfrentará a Alemania.

‘Evitar volver a casa’

Los germanos afrontan una auténtica final para evitar repetir la debacle de Rusia 2018 cuando la entonces vigente campeona mundial hizo las maletas al término de la primera vuelta, después de empezar también perdiendo contra México 1 a 0.

“Queremos evitar volver a casa, es un partido decisivo para nosotros, tenemos que evitar salir eliminados”, aseguró el seleccionador alemán, Hansi Flick, este sábado en rueda de prensa. “Mañana veremos de los que somos capaces, vamos a intentar darlo todo para intentar clasificarnos para octavos”, afirmó.

El conjunto alemán tendrá que recuperar la pólvora que no tuvo ante Japón, donde sólo pudo marcar de penal, si el domingo quiere superar a una España, llena de moral marcar su mayor goleada en un Mundial. Los alemanes están pendientes de recuperar al atacante Leroy Sané, al que se pudo ver entrenar el viernes, tras perderse el partido contra Japón por molestias en la rodilla derecha.

Este domingo, no habrá margen de error para los germanos, que podrían llegar al encuentro todavía más presionados si Japón se anota otros tres puntos antes de que españoles y alemanes salten al césped del estadio de Al Bayt.

*Con información de AFP.