Home

Deportes

Artículo

Neymar fue la principal imagen de la campaña de reelección
Neymar fue la principal imagen de la campaña de reelección. - Foto: AP

qatar 2022

¿Relación rota? Sacan a la luz el tremendo desplante de Neymar a Jair Bolsonaro en Qatar 2022

El presidente de Brasil se quedó esperando que ‘Ney’ cumpliera la promesa que le hizo en campaña.

El astro Neymar incumplió la promesa que le hizo al presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, durante la campaña presidencial en Brasil: dedicarle el primer gol que anotara en el Mundial de Qatar.

Al marcar el 2-0 parcial ante Corea del Sur, este lunes en el juego de octavos de final disputado en el estadio 974 en Doha, el ‘10′ de la Seleção festejó con sus compañeros y luego fue a la grada a abrazar a Alex Telles, lesionado de la rodilla derecha y fuera del Mundial.

Era el segundo tanto de Brasil, tras el primero anotado por Vinicius (7), y el número 76 de Neymar con la Seleçao, en el minuto 13, al transformar un penal cometido por Jung Woo-young a Richarlison.

‘Ney’ festejó justo en su reaparición, como titular, tras superar un esguince en el tobillo derecho que lo marginó desde la recta final del primer juego (victoria 2-0 contra Serbia) de la primera fase, de la que los pentacampeones finalizaron líderes del Grupo G.

En imágenes : así se vivió el mundial el 5 de diciembre en Qatar 2022
Neymar celebrando con sus compañeros el 2-0 parcial frente a Corea del Sur - Foto: REUTERS

Durante la polarizada campaña presidencial de Brasil, Neymar prometió formar con sus dedos el número 22, el código del ultraderechista en las urnas, en la celebración de su primer tanto en el país árabe. El talentoso atacante del Paris Saint Germain se convirtió en la principal figura mediática en dar su apoyo al mandatario de extrema derecha, vencido por estrecho margen por el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva en el balotaje del 30 de octubre.

La Copa está cerca. Sería todo maravilloso, Bolsonaro reelecto, Brasil campeón y todo el mundo feliz”, dijo ‘Ney’ el 22 de octubre al acompañar desde París una transmisión en línea del entonces aspirante a la reelección.

En el intercambio entre Bolsonaro y Neymar, el atleta aseguró que se motivó a posicionarse públicamente en la disputa electoral porque los “valores que el presidente representa son parecidos” a los suyos y los de su familia. La estrella brasileña también le agradeció al mandatario por haberlo respaldado públicamente “en el momento más difícil” de su vida.

Aunque no detalló de cuál vivencia se trataba, en 2019, en la antesala de la Copa América celebrada en Brasil, el crack fue acusado de violación y Bolsonaro confió en su inocencia. El caso fue archivado luego por falta de pruebas. “Sentí en mi corazón que debía retribuir, entonces estoy haciendo lo mismo: yo creo en el presidente”, dijo Neymar, uno de los pocos futbolistas brasileños que tomó partido en las presidenciales del gigante latinoamericano.

Bolsonaro debe dejar el poder la noche del 31 de diciembre. Desde su derrota, que no ha reconocido explícitamente, el mandatario ha permanecido virtualmente en silencio y con mínimas apariciones públicas.

Enfocado en el título

Luego del partido, Neymar mostró que su gran preocupación ahora mismo es mejorar las sensaciones físicas y apuntarle al título con Brasil, ese que no conquistan desde el año 2002.

Fue el cuarto partido, faltan tres, pero estamos muy preparados, con la cabeza bien enfocada en conseguir este título”, dijo el delantero del PSG en declaraciones a la TV Globo. La canarinha enfrentará el viernes por los cuartos de final a Croacia, que más temprano derrotó 3-1 por penales a Japón luego de un empate 1-1 en 120 minutos.

“Lo más destacado del partido hoy fue el equipo”, dijo Neymar, en rueda de prensa, tras ser elegido mejor jugador del partido. “Es muy difícil dar un premio al mejor jugador del partido porque todos jugamos bien”, insistió el delantero brasileño, “muy contento de haber vuelto a jugar bien”.

El delantero, de 30 años, reapareció ante los surcoreanos luego de los problemas de tobillo en el estreno de Brasil en Qatar, que lo marginaron por dos partidos. “Tuve miedo, porque creía mucho en mí, venía de una temporada muy buena, y sufrir una lesión como la que tuve fue muy doloroso”, admitió Neymar, que confesó que pasó esa noche “llorando mucho” y pudo recuperarse gracias a largas jornadas con el fisioterapeuta.

Con información de la AFP.