deportes

Sabor colombiano: Luis Fernando Suárez irá al Mundial con Costa Rica

Los ‘Ticos’ logran su tercera clasificación al hilo después de vencer a Nueva Zelanda en el repechaje.


Este martes se definió en casa del Al-Rayyan el último de los 32 equipos que estarán en el Mundial de Catar 2022. Costa Rica y Nueva Zelanda eran los únicos dos candidatos a conseguir el cupo, después del descalabro peruano auspiciado por los efectivos cobros de Australia y el acierto de su controversial arquero que se hizo protagonista en redes sociales con el excéntrico baile antes de cada cobro rival.

“Es un buen equipo Nueva Zelanda, es un equipo que juega muy sencillo, simple y eso lo hace muchísimo más peligroso”, ya advertía el colombiano Luis Fernando Suárez en la previa al trascendental partido que paralizó las calles del país centroamericano.

Suárez había dicho que su equipo estaba “consciente de cuál es la responsabilidad, pero lo que más me gusta es que tienen ganas y el deseo de clasificar”, algo que se corroboró solo con el pitazo inicial en suelo catarí.

Apenas a los dos minutos de partido el elenco costarricense ya se había puesto por delante con el tanto del inoxidable delantero Joel Campbell. La jugada de gol surgió en campo propio, tras un lateral al vacío que dejó a Jewison Bennette habilitado con campo de frente para ganar la zona izquierda de la defensa neozelandesa.

Bennette levantó la cabeza y vio que Campbell ya picaba al centro del área, por lo que aprovechó la oportunidad para enviar un centro raso con ventaja para su compañero. El hoy delantero del Monterrey mexicano solo tuvo que desviar la pelota con la zurda para ubicarla a la base del palo derecho del portero Sail y celebrar con todos los ticos que llegaron hasta el Ahmed bin Ali, sede de la próxima cita orbital.

De ahí en adelante las cosas cambiaron, pues Costa Rica se refugió con la ventaja en el marcador y Nueva Zelanda empezó a tirar centros al área buscando a su referente de área Chris Wood, actual jugador del Newcastle.

A pesar del dominio de la posesión, los kiwis no encontraron la manera de romper la resistencia de Keylor Navas hasta que un error en defensa dejó el balón servido para que Wood pusiera celebrar a sus compatriotas. Tras el efusivo grito de gol llegó el dolor de cabeza para los neozelandeses, que no se creían la decisión del árbitro de ir a revisar la acción previa en la cabina de VAR.

El juez central encontró Matthew Garbett, que había lanzado el centro, tenía sujetado a Óscar Duarte en la jugada previa y, por lo tanto, decidió que el gol no incidiría en el marcador, reanudando el partido desde un tiro libre en favor de los costarricenses con el 1-0 que se mantuvo hasta el descanso.

El campeón de la confederación oceánica continuó intentándolo en la segunda mitad, pero el bloque bajo de Costa Rica hizo un trabajo impecable para mantener el cero. La sentencia del repechaje llegó a los 70 minutos con la expulsión del delantero Kosta Barbarouses, quien había entrado apenas diez minutos antes de ver la tarjeta roja por una nueva revisión en el VAR.

Barbarouses quiso evitar la salida de Francisco Calvo en el contragolpe, con la mala fortuna que su barrida impactó directamente en el tobillo del defensor costarricense. El árbitro recibió el llamado de sus asistentes, hizo la respectiva revisión sobre el campo y determinó que se trataba de juego brusco grave, lo que en el reglamento es igual a expulsión con roja directa.

El solitario tanto de Campbell a los 3 minutos fue suficiente para que Costa Rica clasificara a su sexto campeonato del mundo, el tercero de manera consecutiva después de haber hecho un magnífico papel en Brasil 2014 y asistir también a Rusia 2018. Luis Fernando Suárez será entonces la representación colombiana en el grupo E junto a España, Alemania y Japón.