deportes

Un refugiado africano los llevó al Mundial: la historia detrás del último penal de Australia

“Nací en una choza”, recordó el jugador después del repechaje frente a la selección de Perú.


Awer Mabil, de origen sudanés, afirmó que su decisivo penal, que dio a Australia la clasificación al Mundial de Catar 2022 contra Perú, fue una forma de dar las gracias a su país de acogida, después de haber nacido en un campo de refugiados en Kenia.

El futbolista de 26 años anotó con tranquilidad el sexto penal de los socceroos, el lunes en Doha, antes de que el guardameta australiano Andrew Redmayne detuviera el último de Perú, clasificando a su país al Mundial.

Mabil se arrodilló en el césped antes de explicar a los periodistas que estaba destinado a marcar. “Sabía que iba a marcar. Era la única manera por parte de mi familia de dar las gracias a Australia”, afirmó el extremo.

Mabil nació en un campo de refugiados en Kenia después de que sus padres huyeran del conflicto de Sudán, sobreviviendo con una comida al día y pateando un balón para matar el tiempo.

Tras establecerse en Australia en 2006, desarrolló lo suficiente su fútbol para poder fichar por el Adelaide United cuando era un adolescente y después pasar al FC Midtjylland danés. En la actualidad juega como cedido en el club turco Kasimpasa.

“Nací en una choza, una choza pequeña. Mi habitación de hotel aquí es definitivamente más grande que aquella cabaña en la que vivíamos toda la familia en ese campo de refugiados”, dijo.

“Que Australia nos acogiera y nos reasentara, nos dio a mí, a mis hermanos y a toda mi familia una oportunidad de vivir. A eso me refiero con agradecer a Australia esa oportunidad de vida, esa oportunidad que le dieron a mi familia”, añadió.

Mabil ha sido un habitual de los socceroos con el entrenador Graham Arnold y dijo que esperaba que lo que había logrado inspirara a otros refugiados. “Marqué, muchos de mis compañeros marcaron, todos jugaron un papel importante y tal vez ese niño refugiado jugó también un papel importante”, señaló el futbolista de origen africano.

El hermano de Mabil, Awer Bul, dijo al periódico Adelaide Advertiser que su familia estaba abrumada por la emoción. “Al ser un niño que nació en un campo de refugiados, fue un momento muy conmovedor para nuestra comunidad”, dijo. “Solo verlo estar en la selección australiana nos emociona”, explicó.

Con la clasificación de Australia ya son 31 los países que tienen asegurado su lugar en el Mundial, que iniciará el 21 de noviembre y finalizará el 18 de diciembre. El trigesimosegundo y último clasificado se conocerá el martes y será el ganador del otro repechaje entre la Concacaf y Oceanía, que jugarán en Al-Rayyan las selecciones de Costa Rica y Nueva Zelanda.

Redmayne, otro de los héroes de la noche para los socceroos, se mostró feliz con la victoria. “Amo a este equipo, amo a este país y amo este deporte”, señaló el portero, que se robó el show en la tanda por sus exóticos bailes previo al remate de sus rivales. Al final esa inesperada estrategia surtió efecto para clasificar a la cita orbital y dejar a Sudamérica con solo cuatro representantes, algo impensado en la previa donde daban a Perú como claro favorito.

Australia jugará en el Grupo D del Mundial frente a Francia, defensor del título, Dinamarca y Túnez.

Las 31 naciones ya clasificadas al Mundial de Catar 2022:

Zona África: Camerún, Ghana, Marruecos, Senegal y Túnez.

Zona América del Sur: Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay.

Zona América del Norte y central: Canadá, Estados Unidos y México.

Zona Asia: Catar (país anfitrión) Arabia Saudita, Corea del Sur, Irán, Japón y Australia.

Zona Europa: Inglaterra, Alemania, Bélgica, Croacia, Dinamarca, España, Francia, Holanda, Gales, Portugal, Polonia, Serbia y Suiza.

*Con información de la AFP.