Home

Economía

Artículo

El Embajador de Israel en Colombia, Gali Dagan
El Embajador de Israel en Colombia, Gali Dagan Foto: Cortesía Embajada de Israel - Foto: Cortesía: Embajada de Israel

nación

Israel: un país del que Colombia puede aprender mucho en materia agrícola

Este país es reconocido por la invención del riego por goteo, por semillas de hortalizas y vegetales con propiedades únicas como el tomate Cherry, por reutilizar el 90 % de las aguas residuales en la agricultura.

El embajador de Israel en Colombia, Gali Dagan participó en FIXA, Foro de Innovación Agrofuturo que en su segundo día estuvo enfocado en temas de agricultura, el pasado viernes 28 de octubre.

En su charla La tecnología como eje de la productividad, el embajador destacó la participación de las quince empresas que estuvieron presentes en Expo Agrofuturo 2022 y contó a los asistentes por qué Israel se ha convertido en pionero a nivel mundial de la innovación y el emprendimiento agrícola.

La historia del desarrollo rural de Israel se remonta a hace más de 112 años, con el establecimiento del primer kibutz. Fue en ese entonces que comenzó una historia de innovación y emprendimiento social, así como tecnológico. Desde ese momento desarrollaron una sociedad y un modo de vida comunal, socialista y democrático, basado en gran parte en el trabajo del campo.

“La escasez de recursos naturales, los suelos áridos, la falta de agua y un clima bastante hostil; motivó, aceleró y generó la innovación y el desarrollo agrícola de mi país”, afirmó el emisario Dagan.

Hoy en día ese Estado es reconocido por la invención del riego por goteo, por semillas de hortalizas y vegetales con propiedades únicas como el tomate Cherry, por reutilizar el 90 % de las aguas residuales en la agricultura; y no conformes con esto, continúa avanzando con la desalinización del agua de mar y el uso de agua salina en la agricultura, lo que permite el aumento de los cultivos agrícolas.

El diplomático Dagan destacó que la alianza estratégica entre el agro colombiano e israelí tienen un potencial enorme. La combinación de la ubicación estratégica de Colombia, con la salida y acceso a los mercados más grande del mundo en el Atlántico y el Pacífico; el tamaño y los recursos naturales de los que goza, combinado con la tecnología israelí y el TLC que tenemos pueden traer un gran beneficio y prosperidad a los países y pueblos hermanos.

Así mismo, dicha nación es un país con larga experiencia en trabajo colectivo y cooperativo. La característica más conocida del modelo agrícola cooperativo israelí son los kibutz y los moshav, que inspiran a los productores agrícolas de todo el mundo sobre cómo trabajar juntos para ganar competitividad, utilizar los beneficios de la economía de escala, producir de manera colaborativa, tener capacitación y aumentar las ganancias.

En su intervención, el embajador Gali Dagan, concluyó que su país “está abierto a colaborar con Colombia en este tema, por la vía de nuestro programa de cooperación internacional con el desarrollo de capacidades organizacionales, como en el lado comercial con empresas israelíes que forman proyectos agrícolas en todo el mundo (y también localmente en Colombia), utilizando el conocimiento del trabajo cooperativo y compartiendo el éxito con comunidades campesinas formadas por pequeños y medianos productores”, explicó.

Vale decir que, dicha feria, es un espacio donde expertos en diferentes campos de la agricultura comparten sus conocimientos, experiencias y aportes que permitan un agro más competitivo y, a la vez, más sostenible.

De igual manera, diferentes líderes y académicos, dan a conocer los avances del sector durante dos días: el primer día enfocado en el sector ganadero y el día dos, en la agricultura. Además, los agentes de la cadena de valor encuentran las oportunidades para convertir sus negocios en un sistema de visión amigable con el medio ambiente y más sostenible.