mundo

¿La Unión Europea embargará el petróleo ruso? En esto van las difíciles negociaciones

Los 27 países deben elegir con unanimidad la sexta serie de sanciones contra Moscú, que prevé un proyecto de embargo que no favorece a todos los miembros de la UE.


Los países de la Unión Europea (UE) proseguían este domingo las difíciles negociaciones para superar los escollos que frenan el proyecto de embargo europeo sobre el petróleo ruso, paralizado por varios Estados miembro, sobre todo Hungría.

Los embajadores de los 27 países miembros tienen que reunirse “al mediodía” en Bruselas, informó un diplomático europeo a la AFP.

El viernes no consiguieron llegar a un acuerdo sobre la sexta serie de sanciones contra Moscú, presentada el miércoles por la Comisión Europea. Este proyecto prevé un embargo sobre el petróleo ruso de aquí a finales de año, pero la medida levanta ampollas entre algunos países.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, cuyo país es muy dependiente de la energía rusa, advirtió el viernes que la propuesta de Bruselas atentaba contra “la unidad europea”. Para adoptar las sanciones es necesaria la unanimidad de los 27 miembros.

No hay bloqueo político, pero se necesita garantizar fuentes alternativas de suministro a los países interiores que dependen del petróleo ruso por oleoducto. Y no es una cosa fácil”, aseguró el diplomático europeo.

“Se trata de nuevas infraestructuras y cambios de tecnología, que suponen no solo financiación europea, sino también acuerdos entre varios Estados miembro. Avanzamos, pero mecánicamente lleva tiempo”, añadió.

El trabajo continúa “para responder a las preocupaciones en materia de seguridad de suministro de ciertos países”, reiteró otro diplomático.

Viktor Orban, primer ministro de Hungría.
Viktor Orbán, primer ministro de Hungría, ha sido uno de los principales opositores a la medida del embargo, argumentando que la dependencia de su país al petróleo ruso los llevaría a una crisis financiera. - Foto: DW

Proyecto de embargo hace escalar el petróleo en un mercado ya tenso

El petróleo siguió en alza el viernes, todavía impulsado por el proyecto de embargo al petróleo ruso por parte de Europa, incluso cuando Hungría pone trabas.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio avanzó el 1,34 % hasta los 112,39 dólares. El barril de West Texas Intermediate (WTI) estadounidense para reparto en junio ganó 1,39 % a 109,77 dólares.

Durante la presentación el miércoles de una sexta ronda de sanciones contra Rusia, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, propuso una prohibición progresiva de las importaciones de petróleo.

Hungría se opone a ese medida por considerar que “destruiría completamente la seguridad energética” del país, y un embargo equivaldría a “una bomba nuclear sobre su economía”, dijo Orbán.

“La Unión Europea, con sus reglas de unanimidad no obtendrá jamás una aplicación total del embargo” para todos sus miembros “pero lo que hará cuando menos va a representar una fuerte reducción y dejar huella” para Rusia, comentó Bill O’Grady, de Confluence Investment.

“Si no se encuentra ningún acuerdo este fin de semana, yo debería convocar una reunión extraordinaria de ministros de asuntos Exteriores de la UE la próxima semana, tras el día de Europa”, advirtió el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Estas expectativas llegan en un momento en que el mercado se había tensionado una vez más esta semana especialmente a nivel de los productos refinados, mientras que las refinerías estadounidenses no han vuelto a la plena producción de la semana anterior, subrayó el analista.

“Al mismo tiempo, los signos de un debilitamiento de la economía mundial se multiplican”, pudiendo afectar la demanda, valoró Stephen Brennock, de PVM Energy.

“Sin embargo, el petróleo no debería tener dificultades para mantenerse por encima de la barra simbólica de los 100 dólares por barril, mientras los temores ligados a la demanda sean eclipsados por aquellos relacionados al déficit de la oferta”, explicó el analista.

*Con información de la AFP.