emprendimiento

Así es el ‘Shopify’ colombiano que busca ayudar a las pymes a vender en línea

Rocketfy es una ‘startup’ colombiana que nació en plena pandemia y que promete revolucionar la industria del comercio electrónico en el país. Esta es su historia.


El comercio electrónico fue uno de los grandes personajes de 2020 y por lo visto seguirá siéndolo en los años que vienen.

Dado el confinamiento por el coronavirus, las ventas en línea experimentaron un crecimiento acelerado durante el año pasado. Solo en Colombia se presentó un alza del 11 % semanal en los momentos más críticos de la cuarentena, según datos de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE). Y esto vino acompañado de un fenómeno interesante: la transformación digital de los comercios. Muchas empresas, al estar cerradas, se vieron en la necesidad de trasladar sus ventas a canales como redes sociales, WhatsApp y hasta crear sus propias páginas web.

Pero, si bien hubo una gran proporción de pymes que lograron hacerlo, muchas otras no pudieron, dado que ven este cambio como algo complejo que requiere grandes inversiones y un equipo de expertos al frente.

Aun así, gracias a los avances tecnológicos que vive el mundo han nacido una serie de soluciones que buscan dar alivio a estas empresas y facilitarles el camino hacia la transformación digital.

Tal es el caso de Rocketfy, una startup fundada por los jóvenes paisas Alejandro Kratc, Pablo Vargas, Daniel Vargas y Camilo Quitián, que permite a los emprendedores crear su propia tienda ‘online’ sin ningún costo. Al mejor estilo de la empresa canadiense, Shopify.

La empresa nació en abril de 2020, en el momento más duro de la pandemia, y con una inversión de 100 millones de pesos. El objetivo de los fundadores era convertirse en una opción para que las pymes del país pudieran aprovechar los beneficios de Internet para mantenerse en pie.

Rocketfy les permite a los emprendedores crear sin ningún costo su tienda online, brindándoles una serie de beneficios como dominio y hosting gratuito, publicación de productos ilimitados, pagos digitales y contraentrega, recolección y envíos de paquetes, y la posibilidad de desembolsar su dinero el mismo día del recaudo.

La compañía cobra una comisión del 2,99 % + $900 por transacción a cada emprendedor después de que se realice su venta.

Alejandro Kract, CEO y cofundador, asegura que el principal diferencial de Rocketfy es que integra en un mismo lugar toda la cadena del e-Commerce, desde la tienda virtual hasta la logística posventa. En otras palabras, permite contar en una sola página con todos los medios de pago (efectivo, débito y tarjeta de crédito) y solución de envíos por medio de Servientrega, operador logístico que se encarga de entregar los pedidos puerta a puerta.

Adicional a esto, destaca que la plataforma les permite a los emprendedores conectar todas las aplicaciones necesarias para que comiencen a vender en tan solo 3 minutos. Es decir, pueden conectar desde una tienda propia o las redes sociales. “Todo en un solo lugar, sin configuraciones, costos de inicio o de mantenimiento, ni apps adicionales”, afirmó.

Para él, esta solución se ha convertido en el mejor recurso para reducir la barrera que les impide a millones de personas entrar a la industria del comercio electrónico. “Queremos apoyar a todos los comerciantes y emprendedores a que vendan por Internet de manera profesional, segura, fácil y sostenible”, afirmó.

Rocketfy
Rocketfy - Foto: Rocketfy

Precisamente, el propósito de Rocketfy va encaminado a resolver uno de los mayores problemas que enfrentan las mipymes en Colombia: el acceso al comercio electrónico. Cifras de la CCCE revelan que desde julio de 2020 a la fecha se han digitalizado solo 5.200 micros, pequeñas y medianas empresas, y otras 3.000 están en proceso de hacerlo por medio del programa Ya Estoy Online.

Estas cifras son preocupantes si se tiene en cuenta el número de mipymes que existe en el país. De acuerdo con la Asociación de Pymes, Microempresas y Emprendimiento para el Comercio Electrónico (APPCE), superan las 2.540.000 unidades. Es decir, un poco menos del 10 % de estas empresas han podido ingresar al mundo de las ventas por Internet.

“A través de la plataforma hemos logrado impactar desde ciudades principales hasta terciarias. Por ejemplo, llegamos a Malambo, Atlántico; o a El Colegio (mejor conocido como Mesitas del Colegio), en Cundinamarca, donde antes ni siquiera había acceso al comercio electrónico”, afirmó Kract.

Hoy ya son más de 1.200 los destinos nacionales en los que hace presencia la marca, con una cobertura que sigue creciendo gracias a la inversión de más de $400 millones que en tecnología ha hecho la ‘startup’.

Daniel Vargas, CPO (Chief Product Officer) de Rocketfy, explica de qué manera la plataforma ha logrado también marcar un diferencial importante gracias a su innovación. “Acceder a una tienda virtual, sin comprar dominio, ni hosting, con carrito virtual, pagos electrónicos y contra entrega, sincronizar leads desde Facebook, conversaciones desde Messenger, conectar bodegas de productos para importar y vender, o acceder al dinero desde el mismo día que se recauda, entre otros, esto es tecnología de punta al servicio de los emprendedores en Colombia”, comentó.

Vargas agrega que en la actualidad la plataforma no tiene restricción para vender cualquier tipo de productos, siempre y cuando no se salga del marco legal. “En este momento contamos con más de 700 productos para importar”, mencionó.

Los colombianos cada vez compran más bienes, insumos y servicios por internet
La Cámara de Comercio Electrónico de Colombia estima que este mercado crecerá 16 % en 2021. - Foto: Cámara de Comercio Electrónico de Colombia

Hoy en día esta startup se ha proyectado como una de las empresas nacidas en pandemia con más éxito. Hoy sus ventas mensuales superan los 1.000 millones de pesos, cuentan con 15.000 usuarios y ha hecho envíos a más de 1.200 destinos nacionales y 700 con pago contra entrega.

Además, por su propuesta de valor, recientemente fue elegida como una de las 10 startups de Colombia que aceleró Rockstart Latam, la aceleradora e inversionista de emprendimientos más grande y referente en Latinoamérica.

Una muestra más de que los emprendedores colombianos no solo quieren conquistar el mundo tecnológico, sino también impactar positivamente a la economía del país.