Recortes y empleados en empresas
La pandemia fue una época en la que muchos empresarios tuvieron que recurrir a despedir a gran parte de sus empleados. - Foto: Getty Images

empleo

¿Cómo manejar el recorte de personal en las empresas?

Expertos advierten que es necesario saberlo hacer para no despertar miedo entre los empleados.

Ya sea por que la economía no va bien, porque se debe hacer un reajuste en las operaciones o simplemente porque se quiere renovar la planta; los recortes de personal son una dinámica que hace parte del funcionamiento de las empresas, como una herramienta que se tiene, pero que se debe usar únicamente en tiempos de crisis o que realmente lo ameriten, si se desea tener estabilidad.

La pandemia fue una época en la que muchos empresarios tuvieron que recurrir a despedir a gran parte de sus empleados, dejando a los estrictamente necesarios o incluso cerrando totalmente. Si bien hoy en día ya esto parece un cuento del pasado, aún genera temor entre las personas cada vez que se menciona.

Los recortes de personal se han convertido en una de las mayores problemáticas relacionadas con el estrés, ansiedad y miedo entre colaboradores. De acuerdo con los expertos, esta situación ha llevado a que cualquier cambio despierte temores en la planta de personal y ha obligado a que los responsables de esto actúen con mayor precaución.

Creativo Getty
Mujer africana madura siendo despedida del trabajo. La mujer camina por la oficina, cargando una caja con objetos personales. Concepto de negocio, despido y pérdida de empleo - Foto: Getty Images

Si bien lo peor del covid-19 ya pasó, en lo que va corrido del 2022, diversas empresas tradicionales y startups se han visto obligados a recurrir a los despidos masivos como una vía para enfrentar la crisis global en el sector tecnológico y financiero, la volatilidad de las tasas de interés, la rentabilidad, el flujo de caja y la persistencia en el desabastecimiento de materias primas e insumos.

Y es que los estudios que han salido a relucir no han sido nada alentadores. De acuerdo con el informe de Perspectivas sociales y del desempleo en el mundo 2022 de la OIT, se prevé que este año habrá en Latinoamérica 28,8 millones de desempleados y 27,6 millones en 2023.

Además, la ANDI, en los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial, evidenció que el 3,5 % de empresas recortará sus nóminas en medio de la incertidumbre con la economía y la situación global. Actualmente, startups como VTEX, Bitso y Buenbit encabezan los mayores despidos en la región Latinoamericana.

Es por esto que expertos de Momentu, una plataforma enfocada en el bienestar emocional y mental de los empleados y trabajadores en Latinoamérica, hacen una serie de recomendaciones para que este tipo de procesos no sean tan tortuosos, promoviendo siempre el diálogo, la motivación y la cercanía.

Lo primero es entablar una comunicación directa y asertiva, ya que hablar abiertamente con tus colaboradores de lo que ha sucedido, explicar las razones de esa decisión tan difícil, contar cómo te sientes al respecto y comunicar cuáles son los retos actuales del negocio ayudan a entablar un vínculo más cercano para así poder expresar qué hay detrás de un recorte de personal.

“También se debe evitar saturar a los que quedan. La ansiedad y el estrés también se generan debido a la asignación de nuevas funciones, algo normal después de un recorte de personal. Aunque es indudable que las tareas deben repartirse, ello no significa que tengan que sobrecargarse. Recibir un asesoramiento correcto sobre cómo sobrellevar esta situación es la mejor solución”, agregaron desde esta firma.

Otra recomendación es capacitar a los líderes de la empresa en temas como inteligencia emocional, liderazgo consciente y comunicación asertiva; para que puedan motivar y guiar a sus equipos y así aumentar su plenitud laboral, productividad y compromiso durante y después de cambios organizacionales.

“Por último, de acuerdo con la situación y tamaño de la empresa, hay que analizar las necesidades y posibilidades de brindarles sesiones de terapia, coaching y clases grupales de meditación y yoga para que puedan aumentar su bienestar emocional y salud mental en el ámbito laboral y personal”, explicaron.

Un recorte de personal es un momento emocionalmente desafiante para todos en una empresa, por esta razón erradicar sus consecuencias no solo beneficia a los empleados sino a todos en general y evita que se ponga en riesgo la productividad y el buen ambiente, así se esté en tiempos de crisis.