Tendencias

Home

Empresas

Artículo

Susuerte, empresa de chance
Susuerte, sede de la empresa de chance en Caldas - Foto: Cortesía Susuerte

juegos de suerte

Un jornalero que no tenía ni la seguridad social se volvió millonario en Caldas, tras ganar súper chance

Recibirá 1.200 millones de pesos de los 1.582 millones en el premio que tenía acumulado el juego.

A un trabajador del campo que se ganaba 30.000 diarios o 40.000 pesos en algunas ocasiones, como jornalero en una vereda del departamento de Caldas, le llegó la suerte, con los números 9027 de la Lotería del Valle y el 3504 de la Lotería de Manizales, a los que le apostó a través del Súper Chance Millonario, que tenía un acumulado de 1.582 millones de pesos.

Según confirmó en SEMANA Julián Hurtado, gerente de la empresa de juegos de azar Susuerte, que administra el juego, el hombre no tenía ni siquiera seguridad social. Es soltero, sin hijos y vive con sus hermanos en una pequeña finca, desde la cual se traslada en una moto de bajo cilindraje, a otras parcelas en las que realiza su labor cotidiana.

Ganaba su sustento diario, por jornal, pero siempre sacaba el tiempo necesario para darse una pasada por el pueblo, donde acostumbraba a buscar un puesto de chance para apostar algún dinero. Se había apegado al chance desde los 14 años, cuando su padre le regaló unos pesos para que hiciera su primera apuesta.

Su madre había muerto en noviembre, por lo que el nuevo millonario de Colombia, quien recibirá en neto 1.200 millones de pesos, tras los descuentos reglamentarios, dice que fue ella quien le envió lo que llama ‘el regalo divino’.

La convicción de que hubo alguna intervención sagrada en la suerte que obtuvo el miércoles, tiene asidero en la forma en la que obtuvo el billete ganador. Intentó comprar el que iba a ser su pasaporte al mundo de los millonarios, pero no halló en ese momento a nadie que lo atendiera. Decidió buscar un nuevo punto de venta y lo encontró a pocas cuadras. Se trataba del último boleto, en el que aparecía un aviso tentador: ‘acumulado de $ 1′582.406.554. Juéguelo hoy”.

Chance millonario.
Esta es la cifra acumulada del chance millonario que ganó un campesino en Caldas. - Foto: Cortesía

El ganador tiene 45 años y, según anotó Hurtado, ya hizo el trámite para el reclamo del premio. Miró de paso la cantidad de números que había en el premio acumulado y sabía que se trataba de una cifra grande, pero en ese momento, ni siquiera alcanzó a procesar.

El hombre humilde acostumbraba a apostar otras modalidades de chance de tres cifras, es decir, de los que se apuestan con la cantidad que elija el ciudadano. Pero nunca descartaba un juego de cuatro números, en el que, por demás, tenía que acertar en dos loterías distintas. Le ofrecieron esa alternativa, que era el último billete que quedaba ya en la jornada. Tras la insistencia de la vendedora, sonrió y lo recibió, luego de los cual, salió como siempre de regreso a la finca.

Al día siguiente revisó el billete. Le sonaba que había ganado algo, por lo que acudió a un punto de venta. Allí le confirmaron la sorpresa de que era el ganador de una cifra que lo vuelve millonario y que, seguramente, cambiará su forma de vida. Se devolvió a su casa y pidió ser acompañado por un hermano a la sede central de Susuerte. En ese lugar, se acercó a la ventanilla de pago, como lo hacen los que se ganan 100.000 o 200.000 pesos. De ahí lo invitaron a pasar a la gerencia.

El nuevo rico había ganado otros sorteos, pero de bajo monto, lo que cada vez lo animaba más a seguir intentando pegarle a un premio mayor.

Al igual que recomiendan algunas empresas de juegos de suerte, le apostaba a números relacionados con su cotidianidad. De hecho, en una de las ocasiones en las que había ganado, lo logró con los tres últimos números del teléfono fijo que había en ese momento en la finca donde vivía con sus padres. Lo que ganó en esa ocasión (hace 31 años) fue solo el equivalente a lo que hoy le representan unos 10 días de trabajo como jornalero.

En el caso del chance millonario, según expresa Juan Carlos Restrepo, presidente de Asojuegos, el premio lo obtiene, con un boleto que tiene un costo estándar de 5.000 pesos. En el chance, en general, se apuesta con la cantidad que elija el ciudadano. El juego que ganó el campesino manizaleño, entre tanto, funciona con acumulados, como un incentivo para que los jugadores se inclinen por las apuestas legales.

Según Restrepo, un reciente balance presentado en el sector, dio cuenta de que el Súperastro, que opera a nivel nacional, y el chance, del nivel territorial, entregaron el 50 % de la operación en los premios.

El dirigente del gremio de los juegos agrega que este sector hace transferencias a la salud y paga impuestos, por lo que hace un llamado a combatir y desestimular la alta ilegalidad que los afecta a todos.