Tendencias
Rappi
Barrio El Chicó
Bogotá
Foto León Darío Peláez/ Semana
Domiciliarios de Rappi. - Foto: LEÓN DARÍO PELÁEZ SÁNCHEZ

empresas

Un Rappi puede ganar más de lo que gana el 70 % de la población colombiana por hora

El 84 % de los repartidores son hombres y 16 % son mujeres.

En toda la región donde tiene presencia la plataforma de domicilios Rappi, hay un poco más de 300.000 repartidores registrados. De los 150.000 repartidores registrados en el país, se conectan de forma recurrente alrededor del 52%.

A raíz del boom de las plataformas digitales en Colombia y en la región, se han generado opciones adicionales para aquellos que necesitan diversificar sus formas de ingreso. De acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), con corte a mayo de este año, el desempleo se ubicó en 10,6 %, evidenciando una reducción importante en comparación a la tasa de desempleo de 15,2 % que tenía el país en mayo de 2021.

Pese a esta mejoría en las cifras, la necesidad de generar ingresos flexibles y tener oportunidades de desarrollo profesional son inminentes. Como resultado de la pandemia, hoy es tendencia global fraccionar el tiempo para la prestación de servicios, por ejemplo, muchos de los programadores de software prefieren la independencia para dar servicios por horas a diferentes empresas. En el mismo sentido, ser repartidor o conductor son opciones para generar ingresos que ofrece el mercado.

“En nuestro modelo de negocio uno de nuestros objetivos es cambiar la vida de los repartidores independientes de forma inmediata. Un repartidor puede generar el doble de ganancias por hora en comparación con la hora del salario mínimo; es decir, gana más de lo que gana el 70 % de la población colombiana por hora”, señaló, Matías Laks, gerente general de Rappi Colombia.

De acuerdo con el informe realizado por Fedesarrollo en 2020, “las plataformas digitales, la productividad y el empleo”, se estima que la participación en el PIB puede estar entre 0.2% y 0.3%. Así mismo, en un segundo estudio del 2021, se comparan cifras del 2019 donde “había en el país 140.000 trabajadores en el sector de movilidad y 40.000 en el área de domicilios y mensajería. Ya en 2020, del total de ambos sectores la cifra aumentó hasta los 195.000.”

Lo cierto es que se han identificado beneficios derivados de estas “nuevas formas para trabajar” como autonomía para el uso del tiempo, acompañamiento y oportunidades de crecimiento, bancarización y formalización de ingresos.

Casos como el de Daniela Camacho Plata, bumanguesa y técnica en Hotelería y Turismo Sostenible son el mejor ejemplo de esto; a lo largo de cuatro años, pasó de ser repartidora a Soporte al Aliado, Personal Shopper y Agente Presencial del HUB Rappi. “Trabajar no es una tarea más, debe sentirse como un pasatiempo en el que disfrutas y te diviertes” destaco Camacho.

Tuvo la oportunidad de desempeñarse en esta labor como domiciliaria alrededor de ocho meses, siendo una de las pocas mujeres que se lanzaron en este trabajo. Como ella lo expresa, “todo está en la actitud y el carácter que le pongamos a las situaciones, éramos solo tres mujeres en la ciudad prestando el servicio de repartidoras, fue muy bonito ver la admiración y respeto de los compañeros hacia nosotras”.

La flexibilidad y la facilidad que tienen los repartidores para conectarse desde el lugar que más les convenga, estos pueden hacer uso del tiempo de una forma más eficiente. La independencia y facilidad para complementar su economía con ingresos adicionales cobran relevancia en un contexto de reactivación económica como el que se vive hoy. A la fecha, más de 150.000 han usado más de una vez la plataforma para entregar un pedido.

De acuerdo con cifras de Rappi”, más del 84 % de los repartidores son hombres y 16 % son mujeres; están en un rango de edad de 21 a 36 años y alrededor del 74 % han tenido unos tiempos de entrega de 28 a 38 minutos.