¿Cómo registrar una marca o una patente? Esto es lo que debe saber para proteger sus derechos de propiedad intelectual

Ya sean personas naturales o empresas, hoy es clave cuidar bienes inmateriales como marcas y patentes, porque de ellas depende, en gran parte, la imagen. Para eso se requiere de una buena asesoría legal.


Según el Indicador de Empresas Creadas de la Cámara de Comercio de Bogotá, en 2020 se le dio vida a un poco más de 278.000 compañías, en el país, una cifra que demuestra el alto interés de los colombianos por emprender. Pero así como surgen nuevos negocios, también crece el número de marcas registradas, de invenciones y las solicitudes de patentes. ¿La razón? Hoy en días las compañías conocen y entienden el valor que tienen los bienes inmateriales.

Y así lo indican las cifras de la Superintendencia de Industria y Comercio, que señalan que mientras en 2019 se presentaron 2.121 solicitudes de patentes, el año pasado la cifra fue de 2.324.

Pero, ¿qué pasa cuando no se protegen estos recursos? Lo más probable es que, debido a que en la actualidad el mercado es abierto, global y existe una fuerte competencia, cualquiera pueda adueñarse de las innovaciones y hacerlas pasar como propias. Por eso, es fundamental contar con el respaldo y la asesoría de un equipo legal que no solo esté en capacidad de hacer acompañamiento a lo largo del proceso de registro, sino también que tenga la experiencia a la hora de enfrentar un posible litigio por mal uso de marca o una posible infracción de patente.

Según Alicia Lloreda, socia de Lloreda Camacho & Co, el equipo de abogados debe tener un conocimiento profundo del cliente y de las estrategias creativas que traza junto a él. En términos generales, debe ser un equipo de alto nivel que tenga la capacidad de ofrecer asesoría jurídica pertinente en propiedad intelectual.

¿Cómo identificar al mejor equipo para proteger la propiedad intelectual?

Por su parte, el grupo francés Leaders League (uno de los encargados de evaluar y hacer rankings del mercado legal y financiero de América Latina), indica que un buen equipo de abogados es aquel que tiene reconocimiento y reputación en el mercado, además de prestigio, diversidad e internacionalización.

Y con 80 años de experiencia en el mercado, justamente Lloreda Camacho & Co es una de esas firmas que sobresale por cumplir con todas esas características. A la fecha, los frentes en los que trabaja esta compañía son: laboral, corporativo y contratos comerciales, fusiones y adquisiciones, seguridad social, migratorio, contratación estatal, comercio exterior, aduanas, protección de datos, ambiental, propiedad intelectual, competencia y consumidor, minería y recursos naturales, litigios, insolvencia, tributario, fintech y telecomunicaciones, medios y tecnología. Sin embargo, propiedad intelectual es uno de los campos en los que ha conseguido los primeros puestos en los rankings nacionales y regionales.

De hecho, el año pasado esta compañía fue de nuevo reconocida como Firma Banda 1, en Chambers and Partners; Firma Tier 1 por The Legal 500; Firma Gold por IAM Patents; Firma Tier 1 por IP Stars, y Firma Gold por WTR 1000.

Así mismo, sus socias han sido destacadas como abogadas líderes en su práctica por connotados directorios internacionales y sus propios clientes; además, por diseñar estrategias integrales con altos estándares éticos y legales que permiten obtener la máxima protección de los derechos de autor, social media, publicidad y patentes.

Estos reconocimientos están en cabeza de Alicia Lloreda, directora del departamento de Propiedad Intelectual; Tatiana Carrillo, directora del área de Marcas y Derechos de Autor, y Ana María Castro, directora del área de Patentes, quien también codirige el departamento de Life Science.

Ana María Castro, directora del área de Patentes de Lloreda Camacho & Co
Ana María Castro, directora del área de Patentes de Lloreda Camacho & Co - Foto: Cortesía Lloreda Camacho & Co

Los servicios en patentes

“Nuestra trayectoria nos permite hacer acompañamiento en todo lo relacionado con el trámite de presentación de solicitudes de patentes vía PCT (Tratado de Cooperación en Patentes, por sus siglas en inglés), así como presentaciones convencionales. Para tal efecto, contamos con un servicio calificado y la implementación de estrategias rentables, con la que logramos la mejor protección para las invenciones de nuestros clientes, pero no solo en Colombia y América Latina, también en Estados Unidos, Europa y Asia, a través de una red de corresponsales de gran talla. También contamos con un equipo de alto conocimiento, tanto técnico como legal, para la redacción de las solicitudes y búsqueda de antecedentes”, sostiene Ana María Castro, socia y directora del departamento de patentes.

De igual forma, Lloreda Camacho hace defensa de los derechos de sus clientes, para lo que goza de amplia experiencia en litigios de patentes; además de ser una de las firmas más eficaces en la obtención de medidas cautelares en tiempos cortos.

“Como nosotros no solo manejamos Colombia, sino región, cuando la solicitud de patente viene fuera del país, normalmente las compañías extranjeras de innovación y desarrollo nos la envían ya redactada, por tanto, nos encargamos de hacer el acompañamiento y estrategia de todo el trámite. Pero si el cliente es local, les ofrecemos asesoría desde el inicio, entonces iniciamos con los procesos de búsqueda, analizamos qué cosas se pueden proteger - que cumplan con los criterios de innovación- y en qué países”, agrega Castro.

Cabe anotar que la patente es territorial, por tanto solo puede estar protegida en las naciones en donde se hacen los trámites de solicitud y se obtiene la misma, o también a través del PCT cuando se inician las fases nacionales en los países de interés, para lo que también se requiere de la asesoría de una firma de abogados. “La patente solo se da por un término de 20 años; por tanto, cuando expira, cualquiera puede usarla en cualquier lugar del mundo, incluso donde estuvo protegida. Esto le permite a muchas personas o empresas seguir haciendo desarrollos a partir de esa información, que es parte del estado de la técnica”, adiciona Ana María Castro.

En Colombia, las universidades hoy son unas de las mayores solicitantes, a través de sus programas de innovación, que presentan en alianza con la empresa privada. “Nosotros, como abogados especializados en el tema, esperamos que el país logre engrosar sus desarrollos y el número de solicitudes de patentes en los próximos años”, finaliza Castro.