industria

Empresarios descartan desabastecimiento de acero en Colombia

Con esto, se frena la alerta ante lo que está pasando con esta industria en el mundo.


Luego de conocer que la producción mundial de acero cayó un 6,8 % en el trimestre comprendido entre enero y marzo de 2022, los principales productores de este material dieron un parte de tranquilidad respecto a la generación del mismo en Colombia, tras señalar que no hay riesgo de desabastecimiento.

La Asociación Nacional de Empresarios (Andi) reportó que, según el Comité Colombiano de Productores de Acero, conformado por Acerías Paz del Río, Gerdau Diaco, Grupo Siderúrgico Reyna, Sidoc y Ternium, esta industria ha hecho grandes esfuerzos en el país para evitar un riesgo en la producción de este material, esencial, entre otras cosas, para el área de la construcción.

María Juliana Ospina, directora ejecutiva del Comité de Acero de la Andi, explicó que gracias a este trabajo mancomunado, para hacer frente a lo que está pasando en el mundo, la producción de aceros largos en el mes de marzo de 2022 creció un 25 % frente a febrero del mismo año; esto da un respiro frente a lo que viene para los próximos meses.

El hecho de que Colombia cuente con una industria permanentemente presente y lista a abastecer el país nos da la garantía de poder adelantar grandes programas de desarrollo de infraestructura y construcción, sin depender de las volatilidades internacionales”, dijo Ospina.

En el contexto global, la producción mundial de acero crudo bajó 6,8 % en enero-marzo del 2022, comparado con el mismo periodo del 2021. Las perspectivas para este año se han visto afectadas, a gran escala, por el conflicto de Rusia contra Ucrania.

Antes de la invasión de Rusia a Ucrania, la actividad se estaba desacelerando en respuesta a las crecientes incertidumbres económicas, el aumento de la tensión en las cadenas de suministro mundiales y las perspectivas de tasas de interés más altas debido a la aceleración de la inflación. Es invaluable que en este mismo período Colombia ha contado con oferta local imprescindible para las inversiones que requiere el país.

“Los costos de las principales materias primas, como mayores costos energéticos asociados a la fabricación de acero, han registrado una gran volatilidad y nuevos incrementos en prácticamente todo el mundo; con corte al 28 de abril de 2022, la chatarra, imprescindible en las siderúrgicas semi-integradas, ha aumentado un 18 % respecto a diciembre 2021; el mineral de hierro ha subido 25 % y el carbón ha incrementado 42 % en ese periodo. Y localmente el costo energético ha incrementado un 22 %”, agregó la directora ejecutiva del Comité de Acero de la Andi.

La Asociación Nacional de Empresarios sostuvo que al sector del acero le interesa que a los constructores les vaya bien, y que cumplan su función de ofrecer viviendas a la sociedad a precios y márgenes razonables.

“También esperamos que las solicitudes del sector no se concentren en requerir que se permita la entrada de acero de Turquía, que históricamente ha registrado tanto en Colombia como en otros países, comportamientos que violan las más mínimas reglas de competencia leal, afectando a los productores nacionales que juegan un papel tan importante en el desarrollo del país”, dijo María Juliana Ospina.

Este gremio le hizo un llamado al Gobierno nacional para que, antes de poner sus ojos en la importación de acero a Colombia, centre su atención en el estado de esta industria que viene creciendo a pasos agigantados y que está en la capacidad de responder a la exigencia del mercado tras el auge de las construcciones, especialmente de vivienda, destacando que tienen la capacidad de surtir el 81 % de la demanda nacional.

“Para 2022, de requerirse una mayor disponibilidad de acero, la industria cuenta con capacidad más que suficiente para continuar incrementando su producción. Además de hacer una inversión histórica en la planta de Palmar de Varela de Ternium en plena pandemia, actualmente las demás empresas también están ejecutando inversiones de aumento de capacidad de producción de acero crudo previstas para los próximos meses, lo que fortalecerá aún más la oferta de acero local”, agregó Ospina.