macroeconomía

A partir de 2025 hará falta energía para atender el consumo de los colombianos

El gremio de generadores de energía aseguró que se necesitan unos 1.000 megavatios de energía firme para atender la demanda de los colombianos.


La Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) hizo un nuevo llamado al Gobierno Nacional para que convoque, lo antes posible, una nueva subasta de Cargo por Confiabilidad para conseguir la energía que comenzará a hacer falta a partir de 2025 para cubrir el consumo de los colombianos.

El director ejecutivo de Andeg, Alejandro Castañeda, explicó que Colombia está estrecha en energía firme para los años 2025 – 2026, ya que para esos años se identifica un déficit del 1 %, mientras que para 2026 – 2027 habría un déficit del 4 % creciente en los periodos subsecuentes.

Por lo tanto, a partir del 2025 harán falta unos 4.000 gigavatios hora año, que se deberán cubrir con plantas de generación que sumen unos 1.000 megavatios de energía firme, que pueden ser hidráulicos, térmicos y renovables no convencionales. Este faltante es prácticamente la mitad de la Hidroituango, que tendrá en total 2.400 megavatios.

“El escenario político es bastante incierto y para que la gente invierta en el sector deben tener señales claras. El Cargo por Confiabilidad lo que ha hecho en los últimos 15 años es dar una señal clara para que se ejecuten inversiones”, aseguró Alejandro Castañeda.

Así mismo, manifestó que no es claro el panorama de la entrada en operación de proyectos relevante para el sistema, especialmente, los volúmenes de renovables con las que se están contando en el balance de energía. Igualmente, afirmó que se requiere certidumbre de largo plazo en la suficiencia financiera para las plantas existentes y entrantes que participen en el mercado de confiabilidad.

Nuevas térmicas comenzarán a funcionar

En el segundo semestre de 2022 se espera la entrada en operación en Colombia de cuatro nuevas plantas térmicas que suman inversiones de US$600 millones y contribuirán a seguir garantizando la confiabilidad y continuidad en la prestación del servicio de energía eléctrica para todos los colombianos.

La primera termoeléctrica que entrará es Tesorito (200 megavatios), una planta que está construyendo Celsia en el departamento de Córdoba y que comenzará a funcionar en el mes de julio con el gas que le suministrará Canacol Energy.

Termocandelaria aumentará 80 por ciento su capacidad de generación de energía en 2022.
Termocandelaria aumentará su capacidad de 314 a 566 megavatios y comenzará a operar entre octubre y noviembre. - Foto: Cortesía Termocandelaria

Además, en Cartagena se está ejecutando las obras de ampliación de Termocandelaria, que consiste en la actualización de las turbinas de gas existentes y la construcción del cierre del ciclo combinado. Esto permitirá que aumente su capacidad de 314 a 566 megavatios y reduzca sus costos de producción de energía en 40 %, una vez comience a operar entre octubre y noviembre.

ambién se espera la entrada al sistema de Termorubiales y TermoEbr, de 20 megavatios cada una, antes del primero de diciembre de este año. Están ubicadas en los Llanos Orientales y funcionarán con diésel en momentos en los que sea necesario un respaldo en la generación de energía.

“Las térmicas se van a seguir necesitando y son las que apalancan la entrada y la variabilidad de las hidroeléctricas y las energías renovables no convencionales. Eso es lo que permite que nosotros llevemos un récord de cero apagones desde el año 1992″, destacó el director ejecutivo de Andeg.

La entrada en operación de las cuatro nuevas plantas térmicas suman una inversión de US$600 millones.
La entrada en operación de las cuatro nuevas plantas térmicas suman una inversión de US$600 millones. - Foto: Andeg

Colombia con más megavatios para generar energía

Actualmente, Colombia cuenta con una capacidad instalada de 17.763 megavatios, de los cuales, el 67 % proviene de hidroeléctricas, un 15 % de térmicas a gas, el 9,3 % de plantas que operan a carbón y sólo el 2 % proviene de proyectos de energías renovables no convencionales (solar, eólica y biomasa).

Con la entrada en operación de las cuatro nuevas térmicas e Hidroituango, que aportarán 1.092 megavatios al Sistema Interconectado Nacional (SIN), esta capacidad aumentará a 18.853 megavatios a finales de 2022.

Sin embargo, como lo mencionó el director ejecutivo de Andeg, a partir del 2025 harán falta unos 1.000 megavatios de energía firme adicionales de energía para poder cubrir la demanda de energía en el país.

El director ejecutivo de Andeg también mencionó que lo que va de 2022 se está presentando una mayor generación de energía a partir de fuentes térmicas, frente a lo registrado al 2021, debido a las volatilidades generadas por las variaciones climáticas, la respuesta de las fuentes hidráulicas en el despacho y los requerimientos de estabilidad para la red.