macroeconomía

Enel responde a quejas por incrementos en la factura de energía, ¿qué dijo?

Los usuarios vienen manifestando sus inconformidades con el valor que les cobra Enel Colombia por el servicio de energía eléctrica.


Tras las múltiples inconformidades que han manifestado los usuarios debido a los incrementos que vienen percibiendo en el valor que pagan a través de la factura mensual de energía eléctrica, Enel Colombia, a cargo del servicio en Bogotá y Cundinamarca, decidió pronunciarse para aclarar la situación.

La compañía aseguró que el valor que reciben los clientes cada mes es producto de los consumos realizados (kWh) durante el período de lectura, la aplicación de la tarifa de energía y situaciones particulares que se han presentado.

“Hay múltiples factores por los cuales mes a mes el valor de la factura puede ser diferente. Entre los más comunes se encuentran el número de días facturados, el valor del kilovatio, los cambios en el consumo, la superación del consumo de subsistencia, el valor del cobro del servicio de aseo y la inclusión de otros servicios”, enfatizó Carlos Mario Restrepo, gerente de Mercado de Enel Colombia.

Enel Colombia también explicó que en Colombia las tarifas de energía son reguladas por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y se determinan en función del comportamiento de los costos de las diferentes actividades de la prestación del servicio.

Estos costos varían, principalmente, por factores como los indicadores económicos (IPC o IPP), afectados principalmente por los efectos inflacionarios que actualmente enfrenta el país, los precios de bolsa relacionados con la disponibilidad de agua y de los precios de los combustibles necesarios para la generación de energía, las condiciones propias del mercado y del sistema eléctrico colombiano.

En cuanto al consumo de energía, en estratos uno, dos y tres, Enel Colombia explicó que el Gobierno tiene estipulado un consumo de subsistencia, el cual corresponde a la cantidad mínima de energía eléctrica utilizada en un mes por un usuario típico para satisfacer sus necesidades básicas.

En municipios con alturas menores de 1.000 metros sobre el nivel del mar es 173 kWh y en alturas mayores a 1.000 metros es 130 kWh. Este consumo de subsistencia tiene un subsidio hasta del 60 % sobre el precio del kWh en estrato uno, hasta del 50 % en estrato dos y del 15 % en estrato tres. Si se supera el consumo de subsistencia, el efecto en la factura es significativo, pues el consumo excedente se cobra con el valor pleno del kilovatio hora, sin aplicar el subsidio.

Otros de los factores que puede influir en el valor de la factura, según Enel Colombia, son los periodos de facturación, que normalmente comprenden entre 28 y 32 días de consumo de energía. Sin embargo, los días festivos, la cantidad de días del mes o razones de fuerza mayor podrían hacer variar este número.

“Si en el mes A el periodo de días facturados fue de 28 y en el mes B de 32, el valor de la factura aumenta sin que esto necesariamente implique un aumento en el consumo diario de energía”, aseguró la compañía.

Además, este año el Ministerio de Minas y Energía dejó en firme la actualización y ampliación del Área de Distribución – Oriente (de la cual forma parte Enel Colombia), incorporando el mercado del departamento del Tolima a los de Arauca, Boyacá, Cundinamarca y Huila. Esto representa la unificación del cargo de distribución, de cara a la tarifa de energía que pagan los usuarios a partir del mes de agosto del presente año.

Esta imposición del Ministerio de Minas de Energía significa para los clientes del segmento residencial de Enel Colombia en Bogotá y Cundinamarca, una carga en la tarifa actual de aproximadamente 15 pesos por kilovatio hora, llegando así a 40 pesos por kilovatio hora de costo adicional, producto de la contribución a los usuarios de las áreas de Arauca, Boyacá, Huila y ahora Tolima.