La inflación anual en Colombia, hasta octubre, subió al 12,2 por ciento, pero la de los alimentos duplica la cifra y es parte de lo que tiene en apuros a las familias, que no alcanzan a financiar la canasta básica.
La inflación anual en Colombia, hasta octubre, subió al 12,2 por ciento, pero la de los alimentos duplica la cifra y es parte de lo que tiene en apuros a las familias, que no alcanzan a financiar la canasta básica.

inflación

Pilas, que la inflación en Colombia no bajaría tan rápido como se espera: aliste el bolsillo

Analistas y expertos esperan que siga subiendo por lo menos en enero.

Uno de los temas más mencionados en los últimos meses en todo el mundo tiene que ver con el costo de vida, puesto que ha sido un factor que tiene contra las cuerdas a las principales economías y ha obligado a los bancos centrales a ordenar varias alzas en las tasas de interés para enfriar la economía y quitarle poder adquisitivo a las personas para que baje la demanda de productos, y regular los mercados por ley de oferta y demanda.

En Colombia, según las cuentas del Dane, actualmente la inflación se encuentra en el 13,12 %, siendo los alimentos, el transporte y la vivienda los sectores que más están presionando en el alza de precios, debido a flagelos como el invierno y las afectaciones viales en diferentes regiones. A esto hay que sumarle que los precios de la gasolina han subido 1.000 pesos en cuatro meses y que el sur del país actualmente se encuentra incomunicado.

DANE
En sólo el mes de diciembre de 2022, la inflación aumentó 1,26 % - Foto: Dane

Cabe anotar que estas cifras son decisivas para el aumento tarifario, como por ejemplo, para el incremento de los arriendos de vivienda en 2023. La Ley 820 de 2003 en el artículo 20 determina que debe subir acorde con la inflación del año inmediatamente anterior y debido a esto, desde hace unas semanas se empezaron a ajustar los valores que pagan las personas actualmente por diversos conceptos.

Debido a que todo está más caro, el Banco de la República ha elevado sus tasas de interés en por lo menos seis oportunidades antes, llevando estas referencias al 12 % actualmente, mientras que los analistas y expertos no descartan un nuevo incremento. El Emisor se reunirá el próximo viernes 27 de enero para debatir las medidas que tomará contra la inflación y para mantener la calma en el mercado local.

Dane
El comportamiento anual del IPC total en diciembre de 2022 (13,12%) se explicó principalmente por la variación anual de las divisiones Alimentos - Foto: dane

En medio de este mar de tensiones y los fallidos pronósticos del Ministerio de Hacienda, los colombianos se preguntan cuándo empezará a ceder este indicador, ya que sus bolsillos no dan abasto. El próximo dato de inflación se conocerá el 5 de febrero y por ahora las proyecciones no son las mejores.

De acuerdo con la Encuesta de Opinión Financiera entregada este lunes 23 de enero por la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo), las expectativas de inflación para enero de 2023 se ubicaron en 13,36 % y para diciembre de 2023 en 8,89 %. Esto significa que los analistas y expertos esperan un nuevo repunte de este indicador, que ponga esta problemática en sus niveles más altos de la historia.

Este resultado de Fedesarrollo contrasta con la Encuesta de Expectativas Mensuales del Banco de la República, según el cual a la pregunta sobre el rango en el que se espera que la inflación se ubique para el primer mes de 2023, el 21,1 % de los consultados señaló que esta oscilará entre el 1,5 y el 1,6 %.

Según Andrés Moreno, analista y experto de mercados financieros, de darse la cifra, el país obtendría el primer resultado positivo en materia del costo de vida.

Pobreza / Sin dinero
El Dane compartió las cifras, en términos monetarios, de la cantidad de dinero que una persona recibe y entraría al grupo de pobreza en Colombia. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

“Partamos de que la inflación mensual para el enero de 2022 fue del 1,68 % y en este momento la mayoría de los encuestados apunta como máximo al 1,6 %, que en caso de llegar a registrarse, significaría el primer descenso en este indicador, después de varios meses de encarecimiento de precios”, explicó Moreno Jaramillo.

No obstante, revisando otros valores obtenidos en este sondeo del Banco de la República, 15,8 % dijo que la inflación arrancará el año entre 1,8 y 1,9 %, seguidos de 10,5 % que sostiene que estará entre el 1,7 y el 1,8 %. Incluso hay un sector más pesimista (5,3 %) que dice que el costo de vida para enero tendrá un acumulado mensual entre el 2,1 y el 5,3 %.

No bajan los precios de los alimentos

De acuerdo con el sistema de información de precios (Sipsa), durante la semana del 14 al 20 de enero de 2023 subieron las cotizaciones de las verduras y las frutas, mientras que se redujeron las de los tubérculos.

Subieron los precios mayoristas de las verduras, por el comportamiento del tomate chonto, el pepino cohombro, el pimentón, la cebolla junca Aquitania, la arveja verde en vaina, la habichuela, el brócoli, el tomate larga vida y el fríjol verde en vaina. Se incrementaron las cotizaciones del tomate chonto debido a que ingresó una menor cantidad de producto de primera calidad desde Valle del Cauca, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Norte de Santander y Caldas, donde están terminando las cosechas.

Plazas de mercado de Cali afirman que no hay escasez de productos.
Plaza de mercado en Cali. - Foto: Cortesía Alcaldía de Cali

De la misma manera, se registró un alza en los precios del pepino cohombro ante la reducción de la oferta procedente de Santander, Antioquia y Valle del Cauca, pues las lluvias están afectando la calidad del producto.

En el grupo de las frutas, se destacó el incremento en las cotizaciones de la mora de Castilla, el tomate de árbol, la piña gold, la pera importada, la papaya Maradol, la manzana royal gala importada y la granadilla. Se registró una reducción en el ingreso de la mora de Castilla desde Boyacá, Santander, Antioquia y Caldas, ya que se redujo la recolección y la calidad del producto por el incremento de las lluvias en las zonas de cultivo.