macroeconomía

Regular el hidrógeno, la tarea pendiente que quedará en manos del próximo Gobierno

Aunque ya están operando en Cartagena los dos primeros pilotos de hidrógeno verde, aún falta la regulación para que este combustible se pueda producir a gran escala y usar de forma masiva.


El pasado 18 de marzo se inauguraron en la ciudad de Cartagena los primeros dos pilotos para la producción de hidrógeno verde en Colombia, liderados por las empresas del sector de hidrocarburos Promigas y Ecopetrol. Cada proyecto funcionará gracias a la instalación de plantas de generación de energía solar.

El piloto de Promigas está ubicado en la Estación Heroica y permite la producción de hidrógeno verde por electrolisis. Es la primera vez que se inyectará hidrógeno verde en una red de gas natural, beneficiando a usuarios del sector industrial y residencial de la zona industrial de Mamonal.

Por su parte, el piloto de Ecopetrol está funcionando en la Refinería de Cartagena con el fin de evaluar la viabilidad técnica y ambiental del hidrógeno verde. Además, servirá para mejorar la calidad de los combustibles que se producen en Reficar, ya que actualmente en los procesos se usa hidrógeno gris.

De acuerdo con el viceministro de Energía, Miguel Lotero, con estos pilotos se busca probar la tecnología en Colombia porque los precios para una producción a gran escala aún son muy altos, por lo que a medida que los precios vayan bajando, se podrá pensar en proyectos más grandes.

Al tema precios también se le debe sumar el camino que aún debe recorrer el país para regular el hidrógeno y que se pueda usar de forma masiva y a escala comercial. Esta será una de las tareas pendientes que dejará el gobierno del presidente Iván Duque para quien llegue a la Casa de Nariño el próximo siete de agosto.

Estos proyectos, a pesar de que son a pequeña escala, son importantes para Colombia porque la regulación todavía está muy incipiente porque apenas en septiembre de 2021 el Ministerio de Minas y Energía lanzó la ruta del hidrógeno, que establece hasta dónde va Colombia con este combustible”, aseguró Miguel Lotero.

El piloto se ejecutará durante los próximos tres meses y usará aguas industriales de Reficar para producir diariamente 20 kg de hidrógeno verde de alta pureza. Foto: Ecopetrol
El piloto de Ecopetrol servirá para mejorar la calidad de los combustibles que se producen en Reficar. - Foto: Foto: Ecopetrol

De acuerdo con la hoja de ruta del hidrógeno, Colombia tiene potencial para producir entre uno y tres gigavatios de electrólisis para hidrógeno verde en el mediano plazo. Además, los proyectos podrían atraer inversiones de hasta 5.500 millones de dólares y ayudarían a generar entre 7.000 y 15.000 empleos durante la próxima década.

El próximo ministro de Minas y Energía tendrá que liderar la regulación para definir cuál será la calidad que deberá tener el hidrógeno que se produzca en el país para mezclarse con el gas natural o usarse en diferentes procesos industriales.

Además, según el viceministro de Energía, es importante avanzar en lo reglamentos técnicos porque el hidrógeno es un vector energético altamente volátil, que requiere unos cuidados especiales y un manejo técnico industrial especializado.

Promigas producirá hidrógeno verde para inyectarlo en la red de gas natural en la zona de Mamonal en Cartagena. Foto: MinEnergía - Cesar Nigrinis
A futuro, se deberán mejorar las facilidades portuarias, la red de gasoductos y poliductos y ampliar la capacidad de almacenamiento debido a la alta demanda que se espera que tenga el hidrógeno. - Foto: Foto: MinEnergía - Cesar Nigrinis

Colombia cuenta con un gran potencial de hidrógeno verde para apostarle a la exportación en el mediano y largo plazo, que le permitirían posicionarse en los mercados asiáticos, europeos y norteamericanos, aprovechando su ubicación privilegiada de acceso a los océanos Pacífico y Atlántico, y su cercanía al Canal de Panamá.

Colombia tiene una gran ventaja y es su ubicación geográfica. El país está expuesto a dos océanos y permitirá el acceso al mercado europeo, que va a demandar gran cantidad de hidrógeno por la crisis energética que viven hoy en día”, destacó el viceministro Miguel Lotero.

Por ello, evaluar la infraestructura existente también será un punto clave. Se deberá revisar cómo mejorar las facilidades portuarias y la red de gasoductos y poliductos para que pueda ser usada para el transporte del hidrógeno. También habría que ampliar la capacidad de almacenamiento debido a la alta demanda que se espera que tenga este y otros combustibles en el futuro.

Lo que sí espera dejar en firme el actual ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, es la arenera regulatoria que permitirá que las compañías con interés en el hidrógeno propongan una regulación, que sea vinculante para todos, para que el Gobierno la implemente.