cápsula

Andi y Naturgas cierran alianza para impulsar el mercado del hidrógeno en el país


El hidrógeno, un gas combustible y ligero que se produce en su gran mayoría a partir de gas natural y de energías renovables, también es un compuesto altamente estratégico para la transición energética y la descarbonización de las economías alrededor del mundo.

Por esta razón, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) y la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) anunciaron una alianza estratégica para consolidar y dinamizar el mercado del hidrógeno en Colombia.

El convenio, que permitirá la creación de la Cámara Intergremial del Hidrógeno, acercará la oferta nacional con la potencial demanda industrial para incentivar el consumo de este vector energético en el aparato productivo.

Es decir que, Naturgas, que agrupa a las principales compañías que desarrollan el hidrógeno, y que, a su vez, poseen la infraestructura para transportarlo, se asociará con la Andi, que concentra a las empresas que más usarían el hidrógeno y que desarrollan proyectos de energías renovables, para acelerar el crecimiento de dicho sector económico.

“El hecho de que dos de las agremiaciones más emblemáticas del país se unan para fomentar el uso de un gas combustible limpio, como lo es el hidrógeno, es una muestra del compromiso privado con las metas de descarbonización del país. El medioambiente no da espera, es momento de tomar medidas determinantes; por eso, contar con la Andi para impulsar el consumo del hidrógeno es motivo de celebración para la industria del gas natural”, precisó Luz Stella Murgas, presidenta de Naturgas.

Por su parte, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, expresó que “el hidrógeno es un compuesto fundamental para la competitividad de las empresas. La capacidad instalada que tiene Colombia, el abundante acceso a gas natural, los bajos precios y las propiedades verdes del hidrógeno, constituyen un incentivo muy representativo para las actividades productivas en el país”.

Cabe recordar que, según la Unión Internacional del Gas (IGU), el uso de gas natural, el hidrógeno, el biometano y las tecnologías de captura y almacenamiento de carbono, ayudarían a disminuir en un 30 % las emisiones de gases de efecto invernadero del sector energético.