Tendencias
Tasa de desempleo de las mujeres es 60,6 % más alta que la de los hombres ¿por qué?

macroeconomía

Tasa de desempleo de las mujeres es 60,6 % más alta que la de los hombres ¿por qué?

Entre enero y diciembre del año pasado, la tasa de desempleo en mujeres de Colombia fue del 20,4 %, mientras que la de hombres fue de 12,7 %.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), reveló este viernes que el desempleo de las mujeres entre enero y diciembre de 2020 fue de 20,4 %, mientras que en hombres fue de 12,7 %.

Esto quiere decir que la tasa de desempleo en las mujeres en 2020 fue 60,6 % más alta que la de los hombres, lo cual refleja un problema de inequidad y de brecha de género en el país.

El desempleo femenino estuvo por encima del promedio nacional, que fue del 15,9 %, cifra que aumentó por el impacto de la pandemia del coronavirus y las medidas de aislamiento en la economía nacional.

Lo que preocupa es que la brecha de género entre hombres y mujeres aumentó en 2020 casi ocho puntos porcentuales (pps). Entre el 20,4 % de desempleo femenino y el 12,7 % del masculino hay una diferencia de 7,7 pps.

Si bien en Colombia siempre ha existido una brecha en el mercado laboral, esta tendía a no superar los seis puntos porcentuales. Al cierre de 2019, el desempleo en hombres fue de 8,2 %, mientras que el de mujeres se ubicó en 13,6 % (diferencia de 5,4 pps).

De acuerdo con el Dane, en solo diciembre 945.000 colombianos pasaron a ser inactivos. De estos, 645.000 fueron mujeres.

“La mayor pérdida de empleo en diciembre de 2020 frente a diciembre de 2019 fue en actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otras actividades de servicios. Los 301.000 empleos que se perdieron en esa actividad fueron de mujeres; no hubo contracción en el empleo masculino en esa rama. Si se analiza la variación de la ocupación por posición ocupacional, se observa que gran parte de esa pérdida de 301.000 empleos femeninos en esa rama se presentó en el servicio doméstico, el cual tuvo una caída de 167.00 mujeres”, explicó la economista y profesora de la Universidad Javeriana, Paula Herrera.

Las mujeres, las más afectadas

Una de las razones que explican analistas y expertos del por qué las mujeres, no solo en Colombia sino en todo el mundo, han sido de las más afectadas por la pandemia, es la implementación de medidas de aislamiento y cuarentenas.

Las medidas de aislamiento y las cuarentenas estrictas han afectado de manera especial a sectores de la economía, donde la la principal mano de obra son mujeres.

“A lo largo de la historia, este es el momento más crítico de esa brecha de género (laboral) y esto pasa por las restricciones a las actividades de servicios, comercio, educación y actividades de cuidado como los jardines infantiles”, dijo días atrás la codirectora del Banco de la República, Carolina Soto.

De igual manera, Paula Herrera dijo que la disminución de la actividad económica de ciertos sectores fueron los que influyeron en el deterioro del mercado laboral femenino en 2020.

“Para todo el año, en comparación con 2019, si se miran las ramas de actividad que tuvieron mayor contracción de ocupación femenina, se observa que hay una mayor caída en unas pocas ramas; esto no ocurre para los hombres. En particular, en las primeras tres ramas con mayor disminución de la ocupación están actividades relacionadas con cuidado remunerado como servicio doméstico, peluquerías, lavanderías, educación y salud”, dijo Herrera.

Se espera que a medida que este tipo de negocios y establecimientos comerciales vuelvan a operar con normalidad, la ocupación en las mujeres aumente gracias al retorno de las actividades.

El problema de las clases virtuales

La imposibilidad de que los estudiantes puedan asistir de manera física a los recintos educativos es otra de las causas del incremento del desempleo en las mujeres.

Histórica y culturalmente, la función del cuidado de los hijos y el hogar en Colombia ha sido responsabilidad de las mujeres. El hecho de que los niños que estudian en colegios o jardines tengan clases virtuales, ha hecho que las mujeres tengan que quedarse en casa para cuidar de ellos.

“La pandemia amplió de manera importante la inequidad de género. Muchas mujeres salieron de la fuerza laboral y les fue mucho más difícil retornar por temas de cuidar a la familia y a los hijos”, dijo el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte.

Esta problemática ha impedido que las madres de hijos menores de edad puedan volver al mercado laboral, a menos que este les ofrezca la posibilidad de trabajar por medio de la virtualidad.

Según Paula Herrera, la disminución de la actividad de ciertos sectores económicos está haciendo que las mujeres se dediquen a las actividades del hogar sin remuneración alguna.

“En las primeras tres ramas con mayor disminución de la ocupación están actividades relacionadas con cuidado remunerado como servicio doméstico, peluquerías, lavanderías, educación y salud. Esta caída en la ocupación supone menos empleo para las mujeres y además la no contratación de estos servicios podría significar que las mujeres en los hogares están haciendo las labores de cuidado de forma no remunerada en mayor medida que los hombres, dados los roles marcados de género de nuestra sociedad”, dijo Herrera.

Distintos expertos han expresado que, para reducir la brecha del mercado laboral, una de las iniciativas que se puede mirar es el retorno a clase de manera presencial en todas las instituciones educativas.