Tendencias
Getty Creativo
En tiempos de tasas de interés altas, lo mejor es no endeudarse. - Foto: Getty Images/iStockphoto

tasas de interés

Tasas de interés: ¿cómo afectará los cobros de las tarjetas de crédito?

Los analistas esperan una nueva alza de parte del Banco de la República para septiembre.

Este jueves 29 de septiembre se acabará la espera por el dato de las tasas de interés que regirán a lo largo de octubre, en medio de la lucha del Banco de la República por frenar cuanto antes la escalada de la inflación, que actualmente se encuentra en 10,84 % en su acumulado anual, mientras cae la confianza de los inversionistas.

De acuerdo con las expectativas que se tienen por analistas y expertos en el mercado nacional, se espera que las tasas de referencia suban hasta un rango entre el 10 y el 10,50 %, tras el anuncio que haga el emisor. Así mismo, con proyección a diciembre hay una perspectiva de crecimiento de este indicador hasta el 11 %.

En medio de esto hay que tener presente que lo que se busca de parte de las autoridades financieras en el país es desincentivar el consumo entre las personas y de esta manera hacer que baje la demanda y posteriormente el precio de los productos. No hay que pasar por alto que las expectativas de inflación para fin de año se ubican entre el 10,7 y el 11,2 %.

Getty Creativo
Ilustración 3d inusual de un joven con tarjeta de crédito parado en un gran smartphone en la oficina y usando una aplicación de teléfono inteligente para comprar un pago. Concepto de pago en línea. - Foto: Getty Images

Luego de su reunión habitual de fin de mes, el Emisor anunció que para agosto, estos valores se ajustaron al alza en 150 puntos básicos, con lo que quedaron en 9 %. Esta alza buscaba frenar a como dé lugar el aumento del costo de vida, que sigue al alza y actualmente se encuentra en el 9,67 %, cifra que no se veía desde hace 20 años.

El aumento de tasas está llevando a otros bancos centrales a seguir la misma senda. En Suiza y Noruega aumentaron sus tasas y en Colombia se espera que el Banco de la República haga lo propio. En julio, cuando se conoció el incremento de 150 puntos básicos de parte de la junta directiva del Emisor, que llevó las tasas a 9 %, los analistas estimaron que era el último incremento grande en el año y que en lo que restaba de 2022 habría pequeños ajustes de máximo 50 puntos básicos.

Las presiones inflacionarias, lejos de desvanecer, parecen intensificarse. El aumento en el precio de la gasolina, la volatilidad del dólar –incluso con tendencia al alza, tras la decisión de la FED–, el invierno y la presión en alimentos y hasta la discusión del salario mínimo seguirán causando tensión en el costo de vida.

¿Cómo afectan las tasas de interés los cobros por usar tarjetas de crédito?

Lo primero que se debe tener en cuenta para entender lo que pasa en Colombia con las Tasas de Interés, es que estas son un valor de referencia para los bancos e instituciones financieras (nacionales o extranjeras) que operan en el país. De esta se desprenden valores como las tasas de usura, los intereses de mora o el rango de lo que pueden cobrar por los servicios que prestan a sus usuarios.

Si bien estos cobros son reglamentados por la Superintendencia Financiera, se toman como referencia las tasas que se anuncian por el Banco de la República. Es por esto que los expertos recomiendan no hacer préstamos o adquirir tarjetas de crédito cuando las tasas de interés están altas, puesto que se terminará pagando una elevada cifra en intereses.

Actualmente, la tasa de usura fijada por la SuperFinanciera para el mes de septiembre se encuentra en el 35,2 %, una de las más altas en la historia del país, por encima del 33,2 % de agosto, del 31,9 % de julio y el 30,6 % de junio; que también han marcado los puntos más altos para esta referencia en el país. Por ahora, la tasa de usura más alta se registró en noviembre de 1998, con un dato de 74,99 %, pues para ese mes el Interés Bancario Corriente se certificó en 49,99 %.

De acuerdo con los expertos, lo más probable es que esta referencia vuelva a subir para el mes de octubre, teniendo en cuenta que se espera una nueva subida de tasas de interés. Este panorama no cambiará mientras la inflación se mantenga en sus máximos históricos y siga generando presión al bolsillo de los colombianos.