educación

¿Cómo será el regreso a clases en Colombia tras los anuncios del Gobierno nacional?

Para el 15 de julio, el Gobierno espera tener a todos los maestros vacunados para el retorno a las aulas. La reactivación se basará en una estrategia específica para el sector.


El ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció que a finales de julio ya no habrá excusas para que se haga el retorno seguro a clases, porque a mediados de ese mes la totalidad de los maestros estarán vacunados.

A partir de esta semana comenzará la reactivación de todos los sectores del país, incluyendo colegios y universidades en la modalidad presencial. Como ya se había informado, el Gobierno destinó 358.125 vacunas para inmunizar a los educadores, directivos docentes y personal administrativo. Con este número se logrará cumplir con el objetivo de vacunar al 100 % de los maestros.

Con la Resolución 777 de 2021, mediante la cual el Ministerio de Salud dictó las nuevas medidas de bioseguridad para dicho regreso a la “vida normal” en la medida de lo posible, y ahí estableció las medidas a través de las cuáles maestros, niños y demás miembros del sector educativo podrán retornar a clases de manera segura.

La reactivación integrará a los servicios de educación inicial del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y establecimientos educativos, desde educación inicial hasta educación superior.

Todos estos deberán seguir la Estrategia de Cohorte o burbuja para servicios de educación inicial y establecimientos educativos, que se refiere a identificar y conformar grupos fijos de niños, niñas y adolescentes que permanezcan juntos a lo largo del día, manteniendo el distanciamiento físico. También implica evitar la rotación entre docentes y personal de apoyo.

De esa manera, se facilitarán los procesos de vigilancia epidemiológica y permitirá establecer cuando se presenten casos sospechosos o confirmados de covid-19 en la comunidad educativa, sin que se requiera cerrar el servicio de educación inicial o el establecimiento educativo.

“El rango de distanciamiento sigue siendo dos metros de distancia, pero para facilitar la posibilidad de aumentar aforos planteamos la opción de un metro. Esto es razonable, dado que ya vamos a culminar la fase uno de vacunación”, aseveró Ruiz, quien agregó que el autocuidado es fundamental, así como lo es que los padres y el sector refuercen la pedagogía y orientación en cuanto al uso del tapabocas y las medidas de bioseguridad en general.

A propósito, los menores de 2 años no deben utilizarlo, por riesgo de asfixia, ni tampoco tienen que portar protectores faciales tipo visores. Asimismo, aquellos que tengan alteraciones del estado de conciencia o cualquier discapacidad, deben evitar el uso de estos implementos.

Los docentes, directores, administrativos y personal de apoyo deben evitar al máximo reuniones colectivas presenciales con las familias y cuidadores. Así mismo, deben evitar aglomeraciones a la entrada y salida de las instituciones por la compra o distribución de alimentos, así como escalonar los tiempos de comida y descanso, privilegiando espacios al aire libre o espacios con adecuada ventilación.

En el transporte escolar, el uso de tapabocas será obligatorio y cada institución debe promover la apertura permanente de ventanas en los vehículos que lo permiten. En los que no sea posible, será obligatorio activar los sistemas de aire acondicionado en modo no recirculación de aire. Los responsables de estas rutas deben procurar que los niños se mantengan siempre en silencio, no hablen por celular durante los desplazamientos ni consuman alimentos o bebidas.

Finalmente, el ministro Ruiz Gómez puntualizó que, “si bien la sociedad va a encaminada a la virtualidad y hoy tenemos la opción de teletrabajo y educación virtual, hay que retomar las actividades en la medida en que aumente la vacunación”. En ese sentido, la renuencia de algunas personas a no vacunarse “no va a ser excusa para que no puedan reintegrarse al trabajo escolar”.