educación

La herramienta que tienen los indígenas del Amazonas contra la covid-19

La desinformación es la principal barrera para enfrentar a la despiadada pandemia del coronavirus. Por eso, la Universidad Nacional con sede Amazonas tradujo a las lenguas indígenas la realidad de la covid–19.


“Se recomienda no hacer mingas, masateadas ni bailes tradicionales, entre otros”; “carguen su propia totuma o tarrito de mambe”; “solo una persona de la familia puede salir a pescar, cazar o abastecerse al pueblo”, son algunos de los mensajes directos que entregaron a las comunidades indígenas de Amazonas, región que representa el 41,8 % del territorio nacional.

La nueva realidad de la pandemia fue traducida a las lenguas ticuna, uitoto, yucuna y macuna por expertos de la Universidad Nacional de Colombia Sede Amazonia, según reportó Unimedios. La información fue transmitida de manera masiva a través del programa radial El canto del tucán, les transmitieron a las comunidades nativas la situación actual de la emergencia sanitaria.

Aunque parezcan obvias las recomendaciones, son personas que habitan en comunidades muy apartadas que solo hablan su lengua madre y que no tienen acceso continuo a medios de comunicación o servicios de salud, como sucede en las regiones apartadas del país, donde habitan la mayoría de las comunidades indígenas.

Pocas personas de los departamentos de Amazonas, Caquetá, Guainía, Guaviare, Putumayo y Vaupés se enteraron a tiempo de la propagación de la covid-19, a pesar del revuelo mundial.

Según cifras del Ministerio de Salud, a principios de junio de 2020 se reportaron cerca de 2.033 casos positivos de covid-19, lo que llevó a la UNAL Sede Amazonia, con la ONG Sinergias y otras fundaciones, a realizar el programa y curso de extensión El canto del tucán, con el apoyo de Amazon Team Corporation”, señala el reporte.

La antropóloga Dany Mahecha Rubio, docente y magíster en Estudios Amazónicos de la UNAL Sede Amazonia, indicó: “El tucán es un animal que augura cosas buenas y avisa lo que sucede a través de un canto tranquilo y sereno; un abuelo de la comunidad indígena curripaco nos contó esta historia y así escogimos el nombre del programa”.

Aunque la iniciativa se empezó a pensar en abril de 2020, los confinamientos obligatorios limitaron la movilidad y la presencialidad, lo que dificultó arrancar con el proyecto a tiempo. “Al principio trabajamos todo por teléfono, buscamos socios expertos en producción radiofónica y socios financieros, y consultamos con las comunidades indígenas para que participaran en el curso. Cuando hubo una apertura salimos a entrevistar a la gente, recopilamos testimonios y así alimentamos el programa”, explica la docente.

Sin embargo, aseguró que con alianzas de emisoras comerciales en junio de 2020 se transmitió en Leticia la primera de 12 de emisiones de este programa y curso radial, contándoles a los oyentes cómo prevenir y atender la emergencia por covid-19, al tiempo que compartían las experiencias que ocurrían en cada lugar y cómo afrontaban el virus.

Así mismo, con líderes de las comunidades entregaron cartillas instructivas del programa y enviaron radios alrededor del territorio para que la población con poco acceso pudiera sintonizar la emisora.

El canto del tucán forma parte de los proyectos de la UNAL Sede Amazonia que promueve la conmemoración de la diversidad pluriétnica en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas este 9 de agosto.

El programa de prevención cuenta con especialistas en diferentes áreas, como antropólogos, médicos, salubristas y comunicadores sociales. Este equipo se encargó de “recoger toda la información del Ministerio de Salud y adaptarla al ámbito rural, no solo traduciendo en un castellano local regional, sino también explicando mensajes de bioseguridad y distanciamiento social en idiomas ticuna, uitoto, yucuna y macuna”, recordó Mahecha.

En septiembre de 2020 se empezó a transmitir “El canto del tucán” en Caquetá, a través de una red de radios comunitarias que llega a nueve territorios del departamento, gracias a la organización Cocinando Territorios y a la Fundación Interdisciplinaria Nueva Ciudad.

“Cuando esto se logró, todo el mundo apoyó y fue fluyendo; la gente nos daba su tiempo, sus testimonios, nos mandaban fotos, preguntas a través de un WhatsApp y nos decían lo que hacían. El programa tenía material y todos estaban muy contentos”, concluye la especialista.

El antropólogo Carlos Franky Calvo, magíster en Estudios Amazónicos de la UNAL y miembro de este proyecto, explica que “se debe celebrar la diversidad y existencia de las comunidades, pero al mismo tiempo llamar la atención sobre las problemáticas complejas que sufren”.