Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Fernando Araújo, Edición 995, Sección Enfoque Fernando Araújo
Fernando Araújo Perdomo, 45 años de edad, fue uno de los hombres más importantes de comienzos de este gobierno. No sólo porque era ministro de Desarrollo Económico, por su estrecha amistad con el presidente Pastrana sino además por su carácter, su liderazgo y su extraordinaria inteligencia. Después de un año y un mes abandonó la cartera ministerial para defenderse de varios líos jurídicos en los que se vio envuelto de un momento a otro aunque siguió contando con el afecto del primer mandatario que siempre ha creído en su inocencia. El lunes 4 de diciembre fue secuestrado en el sector de Bocagrande, cerca de su residencia. Un grupo de hombres armados se lo llevó en una camioneta. Su paradero se desconoce desde entonces. La familia no ha recibido siquiera una prueba de supervivencia, jamás un mensaje de sus captores. Todo se limita a varios informes de inteligencia de organismos de seguridad del Estado que dicen que está en poder de las Farc, incluso un reporte del DAS señala que fue trasladado a la zona de distensión. Su esposa, Mónica, y sus cuatro hijos lo esperan en casa. Ellos, apoyados por un grupo de amigos, saldrán este sábado 9 de junio a las calles de Cartagena para pedir que lo devuelvan sano y salvo. Será una marcha pacífica y silenciosa para exigir su pronta liberación.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.