Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/15/2004 12:00:00 AM

Guy Ecker

Guy Ecker, Edición 1163, Sección Enfoque Guy Ecker
Hace 10 años le quitaba el sueño a todas las colombianas como Sebastián Vallejo en la telenovela Café. Su interpretación junto a Margarita Rosa de Francisco (Gaviota) lo hizo famoso en América Latina. El actor brasileño decidió aprovechar ese buen momento para irse a Hollywood. Le tocó como a muchos arrancar en series en español para el público hispano. Simultáneamente hacía casting para proyectos en inglés. Hasta que por fin se le dio uno. La cadena NBC lo eligió para interpretar a Luis Pérez, un detective, en la serie Las Vegas, junto al ganador del Oscar James Caan. Este producto se convirtió en un éxito de audiencia en Estados Unidos y hoy se transmite en Colombia por el canal de pago Sony. Guy Ecker vive en Los Ángeles con su esposa y sus dos hijos (Lian, de 2 años y medio, y Sofía, de 11 meses). Dice que extraña mucho a Colombia. Y piensa volver pronto. A trabajar o a viajar por puro placer. De hecho, tiene una casa en Bogotá y otra en Santa Marta.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.