Home

Enfoque

Artículo

Luis Guillermo Plata: Nuestra meta es cortar las cadenas de contagio de Covid-19 - Foto: Juan carlos sierra

entrevista

“Nuestra meta es cortar las cadenas de contagio”

Luis Guillermo Plata, gerente coordinador de las acciones del Gobierno para enfrentar la pandemia, explica el PRASS (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible), el plan con el que buscan frenar la expansión de la covid-19.

SEMANA: ¿En qué consiste el PRASS?

Luis Guillermo Plata: Es el plan del Gobierno que busca derrotar al coronavirus al evitar su expansión. Tiene varios componentes. Primero, seguir ampliando el número de pruebas practicadas al pasar de unas 12.000, que se hacen en promedio hoy, a unas 16.000 para identificar rápidamente a aquellos que se encuentren contagiados. Segundo, hacer un rastreo veloz de los contactos recientes que tuvo cada caso positivo y tercero, aislarlos para que así no puedan contagiar a otros. De esta manera se rompe la cadena de contagio.

SEMANA: ¿Qué significa el aislamiento selectivo sostenible?

L.G.P.: Se llama así porque nuestro plan busca aislar únicamente a las personas que den positivo al virus o que tengan alto riesgo de estar contagiadas. No se trata de poner en cuarentena a toda una población. También haremos énfasis en brindarles a esas personas facilidades para que se puedan aislar.

SEMANA: ¿Por qué hasta ahora se adoptó ese plan? ¿No es un poco tarde?

L.G.P.: Buena pregunta. Estas medidas las hemos llevado a cabo desde un inicio, pero es necesario realizarlas a mayor escala y velocidad. En un principio tuvimos una escasez de reactivos y pruebas. Ahora superamos ese escollo, hemos logrado abastecernos y detectar de manera rápida a las personas con coronavirus, y hacer el rastreo y aislamiento selectivo sostenible.

SEMANA: ¿Cómo el PRASS garantizará la atención de los pacientes graves? ¿Cómo evitará que los sistemas de salud colapsen?

L.G.P.: El énfasis del PRASS está en encontrar y aislar a los pacientes presintomáticos, aquellos posibles infectados que aún no muestran síntomas y sin saberlo están contagiando a otros. En promedio, las personas comienzan a mostrar síntomas al quinto día. Entonces, ¿qué hay que hacer? Aislar a las personas presintomáticas y así cortar la cadena de transmisión. Eso evitará que crezca el número de posibles pacientes que requieran cuidados médicos especiales. Por otro lado, para atender a aquellos pacientes graves, hemos venido ampliando la capacidad de ucis del país con la compra de ventiladores.

SEMANA: Hay regiones de Colombia que tienen pocos contagios, pero que cuentan con un débil sistema de salud. ¿Cómo blindarlas para que no se conviertan en focos de covid-19 y sean un problema sanitario como sucede en Bolívar y Atlántico?

L.G.P.: Ahí justamente se mostrará la efectividad del PRASS. Le pongo un ejemplo, si en un municipio hay tres casos positivos, debemos aislarlos rápidamente y hacer el rastreo de los contactos que tuvieron. En promedio, según los estudios científicos, cada positivo tiene alrededor de 30 contactos; lo que significa que vamos a buscar a 90 personas. La idea es aislar a esos 90 y practicarles la prueba a aquellos que presenten el mayor riesgo. Para los que den positivo se repite el ciclo de rastreo y aislamiento. Esta estrategia es mucho más fácil de implementar en poblaciones menos densas. Al haber poca gente, la complejidad para rastrear a los posibles contagiados disminuye. Si implementamos bien el PRASS blindaremos a esas regiones.

SEMANA: Los expertos dicen que el pico de contagios llegará a finales de julio e inicios de agosto. ¿Cómo afectará el PRASS a esta curva?

L.G.P.: Este plan, al romper las cadenas de contagio, busca atenuar la curva. El objetivo es que no haya un pico de contagios tan pronunciado en julio y agosto, sino que estos se distribuyan en el tiempo y así evitar que el sistema de salud colapse. Finalmente, si aislamos a los contagiados y a sus contactos ‘sospechosos’ podremos detener el crecimiento de la pandemia.